La fuga de Ortega y el plan de matar a Chávez

Aunque me había prometido a mi mismo no escribir sobre un tipejo como Carlos Ortega, para no darle la importancia que no merece; los hechos ocurridos en los últimos días me obligan a faltar al compromiso.
No es que me asombre de que un sector de la oposición vea como un triunfo la fuga del delincuente o que admiren al mismo como un héroe. Ese es el tipo de héroes que ellos tienen y merecen. Lo que realmente me preocupa y motiva a escribir esta nota, es la simplicidad con la cual aborda mucho militante de la revolución, el análisis sobre las causas de la fuga y el impacto de la misma.

Que si hay que meter presos a todos los funcionarios de Ramo Verde, que Ortega debe estar jugando bingo, que mejor es que se vaya para Miami, que hay funcionarios que actúan como quinta columna. ¿Será que nadie va a preguntarse para qué invirtieron una millonada en la fuga de Ortega y tres militares involucrados en un plan de magnicidio?
Es ridículo pensar que invirtieron más de dos mil millones de bolívares, sólo porque les daba lástima ver a ortega preso. No, apreciado lector, a esa gente no le financiaron la fuga para que se dedique a jugar bingo y mucho menos para que se retire a descansar en cualquier playa “mayamera”. Los sacaron de la cárcel con el compromiso de participar en un intento de magnicidio.

Como todos saben la oposición venezolana está llena de habladores de paja que odian a muerte al presidente Chávez, pero carecen de valor para involucrarse directamente en una aventura como la del magnicidio; sobre todo, después de tantos fracasos y de haber visto a muchos tener que huir del país para no pasar una larga temporada encarcelado.
El caso de Ortega y los militares fugados es diferente. Habían apostado a salir de Chávez por cualquier vía, incluido el asesinato, y perdieron. Estaban condenados a salir de la cárcel viejos, olvidados y con ninguna posibilidad de reincorporarse a la vida política. Para ellos una segunda oportunidad, representa una esperanza de vida; además de una revancha.

Esa, amigos, es la verdadera razón por la que se invirtió una millonada en sacar a esa gente de la cárcel. Van a intentar matar a Chávez, aprovechando que en la campaña electoral estará más expuesto que nunca.
No creo que usted se coma el cuento que el carisma y liderazgo de Manuel Rosales haya logrado que personas como Teodoro, el cura Calderón, Cecilia Sosa y Liliana Hernández trabajen en equipo en pro de su campaña. Manuel no tiene pasta para ello, esa es una decisión tomada por los mismos que financiaron la fuga de Ortega, y permítame que exponga el porqué de esta afirmación

En los últimos días la oposición se ha visto más dispuesta a participar en las elecciones de diciembre. Incluso, abstencionistas furibundos, como Oswaldo Álvarez Paz, han saludado la candidatura de Manuel Rosales. Sólo falta que Globovisión deje de lado su posición abstencionista para que toda la oposición esté metida de lleno en el proceso electoral, y ténganlo por seguro que eso ocurrirá en los próximos días.
¿A qué se debe este cambio? si hasta la semana pasada todo parecía indicar que intentarían sabotear las elecciones. Elemental mi querido lector.
Están esperanzados en que el plan de asesinar a Chávez tenga éxito y las elecciones se celebren ente Manuel Rosales, el Conde del Guácharo y Roberto Smith.
Aún si se suspendiera el proceso electoral (en caso de magnicidio) y se brindara la oportunidad de inscribir un candidato a los sectores revolucionarios, las posibilidades de que la reacción retome el poder se incrementan significativamente y ellos lo saben.
Creo que tienen incluso calculado cuantas serían las pérdidas humanas y económicas que sufrirían, con la reacción del pueblo.

Hay que estar atentos, desde ahora, con los movimientos de quienes sabemos están en la jugada. Justo cuando comiencen en masa a salir al exterior o alojarse en lugares por ellos pocos frecuentados, estaría poniéndose en marcha el plan de magnicidio.
Necesario es extremar medidas para garantizar la vida del Presidente, pero necesario es también hacerle saber a la reacción que se juegan la vida y sus bienes con ese plan. Que ni ocultándose bajos las piedras, podrán evadir la justicia popular.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5245 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad