Observatorio de la Revolución

Los Filibusteros de Chávez

Tan temprano como en la mima madrugada del 04 de diciembre, será el momento preciso, la oportunidad estratégicamente histórica para que con los primeros rayos del sol, y los bien sudados resultados de los diez millones de conciencias, comencemos TODOS una nueva etapa en la lucha contra la CORRUPCIÓN, para la verdadera y necesaria consolidación de nuestro proceso revolucionario. A lo que nos enfrentamos no es algo nuevo, ya en su momento Lenin lo había señalado con agudeza desafiante “LA DEPURACIÓN ES EL FORTALECIMIENTO DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO”.

Sinceramente pienso que Chávez entiende y comportará, a partir del 04 de diciembre, el reto del momento histórico que se le viene encima. Si bien es cierto que mucho hemos avanzado en esto de construir una patria grande, aun hoy no se está haciendo todo lo que debería estar haciéndose y, desgraciadamente por los mismo, no todo lo malo se ha dejado de hacer. La corrupción no es menos que una decadencia inherente al mismo sistema imperialista, una estrategia de dominación sistemáticamente legitimada bajo una ideología, donde lo ilícito y lo carroñero forma parte de la naturaleza humana, y por tanto, in-combatible.

Después de glotonamente degustar el valioso esfuerzo investigativo de Alexis Rosas, en su obra Yumare, masacre impune (libro que recomiendo ampliamente), me han asaltado ciertas consideraciones que bien pudiéramos comentarlas.

Tan sólo el movimiento armado de los 60, 70 y 80 sabe lo que ha significado amargamente la delación. Registro que, aun cuando con los 20 años transcurridos y de precisamente contar con el completo compromiso y apoyo del mismo Chávez y José Vicente, las víctimas de Yumare aun no han tenido consuelo de justicia. Todo sabemos que la impunidad es tan corrosiva y peligrosa como la desesperanza de un pueblo defraudado.

El grado de madurez y verdadero empeño que se refleja bajo la estrategia de ir dando mayor poder al pueblo, bajo la figura de los presupuestos participativos y los consejos comunales, es una clara señal que se pretende ir más hacia delante, revolución dentro de la revolución. Pero al mismo tiempo es una alerta temprana para todos aquellos no teniendo posibilidad de ocultar TANTA PAJA EN EL RABO, ESTÉN HACIENDO LAS MALETAS NEGOCIANDO UNA POSIBLE JUBILACIÓN CON EL ESCUALIDISMO, OFERTANDO POSIBLES TRAICIONES, Y SALTAR LA TALANQUERA.

Amargas experiencias tenemos a granel, como en CANTAURA Y YUMARE tan sólo un individuo prácticamente defenestró los dos movimientos armados de la época. Las fuerzas represoras del Imperio tienen sobrados aciertos y formas como reclutar infames personajes. Lo que ha venido sucediendo últimamente con los escándalos de corrupción son tan evidentes que gracias al escualidismo, que no pega una con eso de sus primarias, se ha desviado momentáneamente la atención. Para bien o para mal, lo de ESCARRA parece ser una salida que, la inmensa parte de la población, reclama a gritos. No podríamos llegar muy lejos con tanto bacalao mal oliente encima. Con el pasar de los días veremos quienes y por qué se oponen, y sin duda servirá para reconocerles posibles patas de palo a estos filibusteros de Chávez.

waldomunizaga@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2962 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social