Pildoritas 67 (Año VI)

¿Será que tendremos que presenciar, por impunidad, el desmoronamiento de la obra del gigante?

No podemos negar que ya comienza a sentirse del lado de quienes decidimos seguir colocándole nuestro hombro a la Revolución, que seguimos siendo mayoría, una mayoría que podríamos llamar real, dura, aunque precaria, como lo han mencionado algunos, de verdaderos revolucionarios, que por cierto somos 9 menos, que se convirtieron en mártires por la acción criminal de turbas opositoras, que actuaron por la orden del irresponsable delincuente que escogieron como candidato de la derecha, que actúa como lo hace porque inexplicablemente ha burlado la justicia por sus acciones ilegales, que no son de ahora sino que vienen de muy atrás y que ahora se agravan con los asesinatos que los medios tarifados pretende invisibilizar, no podemos dejar que pase desapercibida la sensación de impunidad que cunde en nuestra gente, que ya comenta que otra vez no va a pasar nada, y que el fascista mayor se va seguir burlando de nuestras leyes y haciéndonos sentir impotentes, a quienes hemos decidido ser fieles al legado de nuestro gigante el Comandante eterno.

Es lamentable que se perciba como si existiese una especie de complicidad o complacencia de las autoridades que están obligadas a actuar, conforme lo establecen nuestra constitución y las leyes, a estas alturas el gánster de la política, el Escobar Gaviria del fascismo, que estuvo a punto de llenar de sangre este país, de incendiarlo y repetir aquí lo que sucedió en Ruanda que terminó en un terrible genocidio, debería estar respondiéndole a la justicia, existen pruebas irrefutables, tenemos cómo enfrentar cualquier reacción de los grupúsculos de fascistas que seguramente saldrían a protestar la decisión de hacerle pagar a su propulsor e ideólogo, su conducta criminal, el crimen cometido contra humildes revolucionarios e instituciones de servicio popular.

El pueblo chavista, los más de siete millones de seres que permanecemos fieles a la revolución, exigimos justicia y esa justicia no puede ser chucuta y lo sería si deja por fuera de acciones legales ejemplarizantes al principal culpable y a sus brazos ejecutores, de la sangre derramada, de las instituciones incendiadas, asediadas y dañadas y del terror generalizado que aquí se desató y que está latente aún y se nota en los rictus de odio y rabia, de los rostros de mucha gente engañada por el irresponsable dirigente y sus medios.

Quedarían muy mal las instituciones, si no actúan apegados a derecho, se convertirían en el hazmerreir de más de la mitad del pueblo, estarían alimentando la anarquía, sentarían un precedente terrible de impunidad como ya sucedió con muchos de los autores de los también terribles hechos del otro abril de hace 11 años, cuando reinó la impunidad y cuyos principales actores y autores directos, ahora se pasean libres y algunos de ellos pretendiendo ser quienes decidan el destino de esta Patria, uno de ellos por cierto, señalado como el brazo ejecutor de la violencia, y quien mientras aquí se lloran nuestros muertos, sale disfrutando “cruzando el Orinoco”, mostrando sus músculos y con una sonrisa que lo que hace es aumentar la rabia que llevamos por dentro, contenida quién sabe hasta cuando.

Así que si de nuevo se impone la impunidad de hechos como los sucedidos, se le estaría haciendo un terrible daño a la democracia y clavando un puñal en el corazón de la Revolución y tendríamos que ser testigos de cómo en menos de lo que canta un gallo se vienen abajo las ilusiones que nos hicieron ver la luz en el túnel de una negra noche que duraba 40 años y que se inició cuando nuestro Comandante eterno pronunció aquel inolvidable “por ahora”.-

saulmolina2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2393 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a164264.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO