Entre minas, militares e indígenas te veas

Sorprendida de no ver en Aporrea ninguna información sobre lo que está ocurriendo en Santa Elena de Uairen, cuando ya periódicos nacionales han reseñando la noticia de que más de 40 efectivos militares están secuestrados por comunidades indígenas, escribo para ver si algo queda, como decía nuestro querido articulista Kotepa Delgado.

Primero copio la información que ha reseñando uno de los diarios nacionales para luego informar desde Santa Elena de Uairen donde me encuentro, lo que he podido recoger en diferentes fuentes de esta población.

El Universal dice: Indígenas exigen renuncia de Clíver Alcalá Cordones

“Militarización de tierras ancestrales, limitación de servicios aéreos, retención arbitraria de mercancías y trato grosero de oficiales hacia los indígenas son parte de las denuncias que se mencionan en un comunicado emitido por comunidades del estado Bolívar”

MARÍA RAMÍREZ CABELLO |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

sábado 9 de febrero de 2013  12:00 AM

Ciudad Guayana.- Los 43 efectivos del Ejército venezolano están retenidos y desarmados por segundo día consecutivo, por los indígenas de 12 comunidades del sector 3 de Urimán, en el municipio Gran Sabana al sur de Bolívar.  
 
Los militares fueron retenidos en dos habitaciones de una vivienda de Urimán y las armas resguardadas por los indígenas, quienes exigen la presencia del vicepresidente de la República, Nicolás Maduro, así como de los ministros de la Defensa, Ambiente o Minería para exponer sus solicitudes.  
 
El punto de honor de los pemones es el cese de la "actuación abusiva" de los militares y la anulación de la suspensión de las autorizaciones de vuelo a los transportes aéreos privados que contribuyen al abastecimiento de alimentos, medicinas y traslados a Ciudad Bolívar y Santa Elena de Uairén.  
 
En la mañana de ayer, acudió a Urimán el alcalde de Gran Sabana, Manuel de Jesús Vallés, así como efectivos militares y un concejal indígena. El capitán general de la comunidad, Néstor Ramírez, señaló que no hubo acuerdo. Dicen estar cansados de entregar propuestas que luego son engavetadas. "Queremos que venga el vicepresidente Nicolás Maduro y los ministros de Defensa, Ambiente y Minería", reiteró, al destacar que los 43 militares están en buen estado, han sido alimentados y se les permitiría comunicarse vía telefónica con sus familiares.  
 
"Ellos también son venezolanos y por eso no los vamos a maltratar", agregó.  
 
El capitán indígena resaltó que además de la necesidad de reanudar el tráfico aéreo, es indispensable atender necesidades en educación y salud, pues se sienten desasistidos.  
 
Exigen destitución  
 
Los capitanes de varias comunidades aéreas suscribieron un pronunciamiento en el que declaran al comandante de la Región de Defensa Integral Guayana, Clíver Alcalá, como persona no grata y "enemigo número uno del pueblo Pemón, especialmente de los miembros de las comunidades aéreas".  
 
Asimismo, aseguran que es representante y defensor de los intereses de la extrema derecha "militar racista reaccionaria burgués y enemigo del proceso revolucionario liderado por el presidente Hugo Chávez".  
 
Las comunidades indígenas demandan el respeto a sus derechos constitucionales, específicamente el reconocimiento formal de sus tierras ancestrales. Asimismo solicitaron la nulidad del decreto que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro, así como las conexas y auxiliares a éstas, que han limitado -aseguran- el ejercicio de la minería que sirve a las comunidades como medio de sustento.  
 
Cierre de aeropuertos  
 
En solidaridad con Urimán, las comunidades indígenas cercanas a Santa Elena de Uairén cerraron el aeropuerto internacional que sirve a la localidad del municipio Gran Sabana.  
 
El capitán indígena de San Miguel de Caroní, Levis González, aseguró que mantendrán la toma pacífica del aeropuerto hasta que las autoridades militares y el Ejecutivo Nacional den respuesta a las solicitudes de las comunidades aéreas.  
 
"Si no ofrecen respuesta, se tomarían acciones más contundentes", añadió el dirigente indígena, Alexis Romero.  
 
En Canaima, los indígenas también decidieron cerrar la pista, medida que afecta principalmente a la actividad turística. Josval Simon, secretario de la Capitanía Indígena de Canaima, precisó que 174 turistas están en Canaima y este sábado deberían llegar a la zona 150 temporadistas más.  
 
Al final de la tarde, un helicóptero del Ejército con el nombre MI-26T aterrizó en Canaima con un contingente de efectivos militares. La comunidad aguardaba la llegada del comandante Clíver Alcalá para dialogar.

Hasta aquí la información publicada en el día de hoy por el periódico El Universal la cual se acerca bastante a lo que he podido constatar desde este lugar rodeado de parajes tan hermosos. Ahora bien. La periodista Lisbeth Castro, corresponsal de varios periódicos regionales y nacionales, me informa que el problema radica que en la primera etapa de la reconversión minera no se le consultó a las partes interesadas lo que llevo a que su implementación fuera impuesta, lo cual generó que desde ese momento se acumularan problemas y situaciones potencialmente conflictivas. Luego vino el Plan Caura el cual elimino 21 vuelos privados para las comunidades que no tienes comunicación terrestre y no hubo sustitución de estos, trayendo como consecuencia entonces la ausencia de envíos de alimentos y medicinas.

Se me informa también que estos vuelos privados son costeados por los mineros y el costo de un viaje es de 9 mil bolívares fuertes. “Pero para hacer su aporte social, llevan los víveres, medicinas e incluso transportan enfermos”. La pregunta de las 60 mil lochas es porque el gobierno nacional o regional no sustituyó estas rutas por vuelos estadales que suplieran las necesidades que los vuelos privados cubrían.

El tema de la minería, su relación con el ecosistema, con las comunidades indígenas, con la Guardia Nacional, es un tema álgido para la seguridad nacional, la integración territorial, la integración cultural de la región, para la seguridad ambiental, para la comprensión de un problema que lleva dentro de sí la vida de nuestra biodiversidad, de nuestros territorios ancestrales, de nuestras comunidades indígenas, la transformación de ese cuerpo armado que todavía arrastra las limitaciones que le señalara tan sabiamente nuestro recordado General Muller Rojas, desde los tiempos de la IV República.

Qué pasa que no damos pié con bola con el abordaje que le estamos haciendo a la explotación minera, a la relación entre la Guardia Nacional y las comunidades indígenas, a la relación de este cuerpo armado con la minería. Asuntos que pudieran ser solucionados con tiempo, visión y apegados al Plan de la Patria, inspirados en las miles de ideas plasmadas en toneladas de papel que ha escrito nuestro gobierno bolivariano, investigadores e intelectuales sobre estos ellos, pareciera por estos errores que son tratados de manera improvisada, sin supervisión, como si esta tierra de gracia no mereciera también integrarse a las transformaciones de fondo que está viviendo nuestro país.

 sathya954@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2519 veces.



Carmen Cecilia Lara

Profesora de comunicación social de la UBV

 sathya954@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Cecilia Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: