Contenedores podridos: una estocada de la contrarrevolución a la Misión Alimentación...

Cuando apenas se conocen los detalles de la barbarie imperial y nazi sionista, contra la flotilla “Libertad” que llevaba ayuda alimentaria al pueblo sufrido de Palestina y del hundimiento de la fragata surcoreana, ejecutada por militares norteamericanos con la finalidad de influenciar en la política interna japonesa, objetivo logrado a costa de la posibilidad de una guerra entre los pueblos hermanos coreanos, y con sangre de soldados surcoreanos; en nuestra República Bolivariana de Venezuela, la contrarrevolución burguesa agrupada en Fedecámaras, Consecomercio y demás mafias empresariales, se ha apersonado, directamente, en el debate electoral para las elecciones del 26S, colocan por delante sus inversiones y las plazas de trabajo de quienes dependen en sus condiciones de existencia de esas fuentes de producción, como es el caso de industrias Polar. Así, como lo hicieron en el 2002 y 2003, la burguesía apátrida reta al Gobierno Revolucionario y pone en entredicho su capacidad para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano, desarrollando una operación de alto impacto social como lo es, la ocultación y acaparamiento de alimentos básicos en la dieta del venezolano; para lo cual, utilizan la posición estratégica del monopolio polar en el sector de alimentos; el cual, pasada una década de Revolución Bolivariana se ha mantenido intacto, peor aún, fortalecido.

Es una realidad que hoy se pone de manifiesto con mayor claridad, las alianzas con la burguesía no conducen sino a un despeñadero; la burguesía ve en la Revolución Bolivariana un enemigo histórico al que debe destruir. Sembrar la ilusión en nuestro pueblo, de que sectores de la burguesía son amigos de la revolución es una postura que no dudaríamos en calificar de contrarrevolucionaria y distraccionista. Los hechos de la vida diaria, al menos, así nos lo indican. "Yo llegué a creer que era posible conciliar con estos sectores internos de la oligarquía nacional, los sectores golpistas", respondió Chávez. "Llegue a pensar que era posible conciliar con el Imperio. Y esa creencia, esa ilusión, afectó muchas de las decisiones que tomamos."(Hugo Chávez, 26 de Mar de 2008)

Este episodio de los contenedores y la comida dañada, que la burguesía a través de sus medios de comunicación irradian a nuestro pueblo como ejemplo de lo mal que está haciéndolo, la Revolución Bolivariana, en el manejo de un rubro tan estratégico como lo es, la alimentación; debe llamarnos a una profunda reflexión sobre la forma en que se están conduciendo las empresas de bienes y servicios, antes privados, hoy públicos, por la burocracia estatal. En su discurso con motivo de los actos aniversarios del 13 de abril en este 2010, el Comandante Presidente, Hugo Chávez, retomaba una idea que Trotsky desarrolló en los años 30 del siglo pasado, referente a que las nacionalizaciones que ha estado realizando el Gobierno Revolucionario no necesariamente impliquen la socialización de la economía. Con ello, el Comandante Presidente, Hugo Chávez, pretendía llamar nuestra atención sobre una realidad que cada día que transitamos de este período de construcción del Socialismo; se hace más que evidente, y que fuera causa fundamental en la caída de lo que conocimos como la primera República Socialista, en palabras del mismo Trotsky: “La Unión Soviética ha salido de la revolución de Octubre como un Estado obrero. La propiedad del Estado de los medios de producción, condición necesaria del desarrollo socialista, ha abierto la posibilidad de un crecimiento rápido de las fuerzas productivas. El aparato del Estado obrero, aislado, sufrió mientras tanto una completa degeneración, transformándose de instrumento de la clase obrera, en instrumento de violencia burocrática contra la clase obrera y en forma creciente, en instrumento de sabotaje de la economía. La burocratización de un Estado obrero, atrasado y aislado y la transformación de la burocracia en casta privilegiada omnipotente, es la refutación más convincente -no solamente teórica sino práctica- de la teoría del socialismo en un solo país…El pronóstico político tiene un carácter alternativo: o la burocracia se transforma cada vez más en órgano de la burguesía mundial dentro del Estado Obrero, derriba las nuevas formas de propiedad y vuelve el país al capitalismo; o la clase obrera aplasta a la burocracia y abre el camino hacia el socialismo.”(Programa de Transición)

En apenas una década de Revolución Bolivariana, estamos observando deformaciones burocráticas que amenazan la sobrevivencia de la revolución, este episodio de los contenedores de comida, deja al descubierto la ausencia de planificación en las labores de almacenaje, importación y distribución de alimentos, de esa debilidad es que ahora la contrarrevolución burguesa se quiere aprovechar, y presentarse ante nuestro pueblo como la alternativa válida y confiable, como si nuestro pueblo olvidó el sabotaje petrolero, aquellos episodios en que eran gobierno y botaban la leche a los ríos como mecanismo de presión para que le aumentaran los precios.

De estos hechos, debemos sacar resultados benefactores, urge una revisión a profundidad del manejo que está haciendo la burocracia estatal de los puertos marítimos, verificar si las viejas mafias que se conformaron en la gestión privada de gobernadores y sectores de la burguesía apátrida, aún permanecen intactas. Esta pudiera ser una causante de los hechos que desencadenaron en la pérdida de los alimentos, sanear las gestiones de los puertos es una tarea ineludible. Urge también una revisión a profundidad de la gestión que Pdval, Mercal y demás entes públicos, implicados en la implementación de la Misión Alimentación, están realizando; sus métodos de planificación de la gestión, cómo se relacionan o coordinan entre ellos, la Contraloría Social, quién la ejerce? Cómo participan los trabajadores/trabajadoras en la gestión?. En fin, si algo se desprende de este episodio de descomposición, es la urgencia de crear en el ámbito gubernamental la Misión: PLANIFICACIÓN.

En palabras del Che: “…considero que estamos naturalmente, frente a una polémica más o menos pública, que se conoce claramente, que está enmarcada dentro de dos criterios totalmente diferentes. Es decir, por un lado la palanca del interés material, planificación centralizada de la economía hasta ciertos niveles, juego libre de las empresas para que prácticamente luchen entre sí en el ámbito nacional y los sistemas de contabilidad nuevos. Nosotros planteamos aquí un sistema centralizado de la dirección de la economía, con un control bastante riguroso sobre las empresas [….] y considerar el conjunto de la economía como una gran empresa. Esa es una concepción nueva…” Definiéndonos, años más adelante su concepto de Planificación, en su Discurso sobre Planificación en Argelia, del 13 de julio del 63: “….Tiene un contenido económico y político. Es el modo de desarrollarse la sociedad socialista. Esto nos indica algo muy importante: para que exista planificación tiene que haber socialismo”…

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4023 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a101981.htmlCd0NV CAC = Y co = US