Así como el número 5 nos ha gobernado ahora nos gobernará la letra P

Los sueños son un un istrumento de la ciencia

La Ciencia se basa, fundamentalmente, en: desvelar, descubrir, encontrar, captar, percibir…una realidad que está oculta, tras las apariencias de los hechos, acontecimientos, situaciones, circunstancias, eventos y, en definitiva, más allá de la fenomenología de la vida cotidiana. Lo oculto se hace, de este modo: visible, claro, transparente e inobjetable.

Por eso, l@s científic@s: investigan, indagan, averiguan, hurgan, buscan, analizan, remueven, profundizan y van más allá de lo aparente.

Hay verdades que se esconden y están atesoradas – como "joyas de la corona" – en el lugar menos esperado. Sólo leyendo entre líneas y buscando más allá de lo "visible", logramos dar con lo "invisible" que explica lo que es evidente y palpable. Por eso, los efectos de lo que hoy vivimos en el país, se lo achacamos a lo más inmediato: Maduro.

Así las cosas, en la historia de la humanidad han existido, innumerables, oportunidades en las que grandes descubrimientos e incluso, grandes inventos, se han hecho por: "casualidad", azar, intuición o porque son reveladas a través de los sueños. El descubrimiento de la penicilina y las agujas de las máquinas de coser, son dos ejemplos de lo que comentamos. Seguramente, a much@s de ustedes les ha ocurrido. Incluso, seguramente, much@s nos levantamos a escribir la "idea" que nos ha surgido, antes de que se nos olvide. Los sueños ayudan ¿O no es así? Claro, no siempre.

Dicen que esto pudiera ser porque el inconsciente trabaja y después del proceso de "incubación" viene la "iluminación" o porque es la manera como nos conectamos con fuerzas o seres de otros planetas, universos o dimensiones, que nos "dictan" o "indican" la respuesta. Son como "voces interiores" que no sabemos si son nuestras o vienen del "exterior".

¡EUREKA!: HE DESCUBIERTO ALGO Y QUIERO COMPARTIRLO

Lo cierto es que en diciembre de 1998, hace cerca de 20 años, tuve un revelador sueño: El pentágono – y por tanto el número cinco (5) – sería la figura geométrica que regiría el proceso que iniciaría el comandante Chávez a partir del 02/02/1999, cuando fue juramentado. Por cierto: 2+2+1+9+9+9 es 32, es decir: 5. Acabo de descubrirlo, mientras escribo.

Deslumbrado – como tal vez le sucedió a Arquímedes, cuando dicen que salió desnudo de la bañera en la que tuvo su inesperada revelación por el empuje del agua que lo impulsó a gritar la famosa expresión ¡Eureka! – inmediatamente compartí ese "descubrimiento revelado", a través de un sueño, con quienes formábamos parte de la Comisión Presidencial: Ronald Blanco La Cruz, Edgard Hernández Beherems, Ramón Moreno e Iván Freitez. "Creemos una red, de redes sociales pentagonales, a partir de nosotros", les insistí, en una mesa sentados al lado de la piscina del Circulo Militar en Caracas. No me hicieron caso. Se echaron a reír. Este Hugo, es más loco que el otro, exclamaron casi al unísono. Me sentí ofendido y defraudado. No pasó nada. Más tarde, se lo comenté a Julio Montes y a Jackeline Farías, en Fuerte Tiuna, cuando diseñábamos el Plan Bolívar 2000 y posteriormente a Reyes Reyes, William Fariñas y a Wilmar Castro Soteldo, cuando creábamos el Ministerio de Infraestructura. Sólo logré que me pusieran un remoquete al presentarme "Aquí está, Hugo el pentagonal", como solían referirse, algunos de ellos, en tono satírico.

LA REALIDAD ME DIO LA RAZÓN Y CONFIRMÓ MI SUEÑO

En uno de mis libros – el quinto de ellos – "Los 5 combustibles de la Revolución" (2007), lo comenté por primera vez, cuando señalé

"Y, ¿Por qué cinco combustibles?" e inmediatamente respondí:

"Porque cinco, como el pentágono norteamericano o la figura geométrica que forma una estrella de mar, es el número cabalístico de la revolución bolivariana. Estoy convencido de esto, desde hace mucho tiempo. Cinco, porque estamos decididos a triunfar: pacífica, acelerada, integral, equilibrada y proporcionalmente. Cinco, como el de la V República, los cinco poderes constituidos y las cinco naciones que ayudó a liberar Bolívar. Cinco, son los combustibles no contaminantes que recomendamos a quienes se les ha asignado la elevada responsabilidad de prender, salvaguardar y mantener ajustados estos cinco motores…"

Ver: www.aporrea.org/ideologia/a29880.html

Mencionamos: las 5 naciones liberadas por Bolívar (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela), la V República que nació en 1999, el Movimiento V República que surgió como partido; los 5 poderes del país (Ejecutivo, Legislativo, Judicial Electoral y Moral) y luego surgieron los 5 macro equilibrios del Plan de Desarrollo (Político, Social, Económico, Territorial y Mundial) y así pudiéramos enumerar importantes logros e iniciativas del proceso liderado por el Presidente Chávez, en los que el número 5 y la figura pentagonal gobernó el proceso. Ahora bien:

SOÑÉ: LA P GOBERNARÁ ESTE CICLO QUE RECIÉN COMIENZA

La P que regirá este nuevo ciclo, que se inició en el 2017, será la P en sentido Positivo de: Presidente, Padre, Parir, Poder, Participación, Protagonismo, Partido Político, Plan y Planificación, Programas y Proyectos, POLÍTICA, Prioridades, Problemas, Pensamientos Positivos, PETRO, Petróleo, País, Patria, Posibilidades, Potencia, Prospectiva, Proyección y la P de la Paz, entre otras. Ya profundizaremos, luego, sobre el particular. Para no extenderme mucho, como es mi compromiso –autocrítico y crítico – hoy, sólo quiero terminar con esta Propuesta:

POR un PLAN de la PATRIA PARTICIPATIVO POR PROBLEMAS PRIORITARIOS, PUES: PRIMERO lo PRIMERO.

Señor Presidente, Nicolás Maduro Moro, usted acaba, nuevamente, de dar en el blanco: nos ha invitado, para este fin de semana, a Participar para elaborar el Plan de la Patria, en base al presentado por Chávez y convertido en Ley y en atención a las nuevas circunstancias del país.

Sólo voy a darle, por ahora, una precisa sugerencia, si me lo permite:

Instruya, por favor, que se oriente la elaboración del Plan usando el método de la Planificación Estratégica Situacional o Método PES, según el cual debe comenzarse por identificarse y seleccionarse los Problemas Prioritarios, por parte de las comunidades e instituciones del Estado, en un proceso Participativo y Protagónico. Primero lo Primero: Priorizar los Problemas, antes de Priorizar los Proyectos. Recuerden ustedes lo que hemos indicado, otras veces, parodiando al Maestro Carlos Matus:

"Ningún gobierno es mejor que la identificación, selección y priorización que hace de sus Problemas Prioritarios" Ojo: No, de sus Proyectos.

Continuaremos, ampliando y profundizando, sobre este tema, en nuestros próximos artículos. Nos sentimos con conocimiento, experiencia y experticia suficiente, para poder opinar y sugerir ideas para que no perdamos ese importante esfuerzo colectivo al que usted nos ha convocado con acierto, humildad y animado en salir de este momento difícil para la Patria. Y no tenga usted dudas: ¡Saldremos victoriosos!

Feliz, venturoso y, sobre todo, Próspero año nuevo 2018 a tod@s.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1296 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a257224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO