¿Dónde está el peligro?

PASITO A PASITO…Lo que recorre a Latinoamérica no es un fantasma. Hay una firme decisión por los cambios que ya tienen nombres y apellidos. Así como el surgimiento de la Revolución Cubana  se convirtió en una verdadera chispa  que incendió los ánimos de nuestros pueblos en la década del sesenta, ahora es para orgullo de todos nosotros, el Bolivarianismo, el pensamiento vivo de nuestros libertadores que ha vitaminizado y repotenciado  todo este  continente que afanosamente se enrumba hacia el camino del perfeccionamiento de sus democracias, con un fundamento de exclusiva participación y protagonismo popular. Claro está que todo lo que sucede no les gusta a las oligarquías y mucho menos a los centros de poder y contrarevolución que tienen sede en los Estados Unidos. Que nadie dude de los avances progresistas en Latinoamérica y mucho menos del significativo,  trascedental  y ejemplar  aporte  de nuestros pueblos, y líderes como  Fidel y Hugo Chávez. Dos historias que se unen para darle continuidad al proceso  revolucionario del continente, que hoy siguen siendo  referencias y ejemplos a seguir en el camino de la libertad y la soberanía. Los oligarcas  y apátridas  se equivocan  con sus  desquiciados ímpetus desestabilizadores y magnicidas.  Chávez, Fidel, Raúl, Daniel Ortega, Zelaya, Correa y Evo …¡ son pueblos en lucha!

PELIGROS Y CONTRAREVOLUCIÓN… Ante  la pregunta ,  ¿ dónde está el peligro?,  ¿dónde está la contrarevolución? La  respuesta inmediata nos conduce a señalar a  unos medios desaforados, a unos partiditos o grupos opositores desquiciados, a la archiconocida CIA y todo un mundo de  conexiones   de la  ultraderecha y derecha internacional que mantiene a punta de billetes a sus agentes locales, quienes  en cada país y localidades  hacen lo posible por cumplir al pie de la letra los decálogos y el abc para desestabilizar y tumbar gobiernos progresistas.  Aquí son los partidos y medios opositores,  Cedice, Asoesfuerzo, Súmate,  algunos curas, algunos rectores de universidades, otrora izquierdistas devenidos en traidores y cuanto invento grupal se les ocurre todos los días en su odio  hacia Chávez, la izquierda y el socialismo. Ahora bien. Ante la misma pregunta hay más respuestas. La contrarevolución   también está en el gobierno. Y  debe llegar la hora de no seguir con aquello de que “ a toda revolución le hace falta el látigo de la contrarevolución”. Ya está bueno de masoquismo y complicidad. Mil veces el Presidente Chávez lanza a los cuatro vientos la necesidad de las  3 erres y mil veces hay funcionarios públicos de alto, medio y bajo nivel  que se las chocan, hablando beisbolisticamente.

DORMIR CON EL ENEMIGO… ¿Qué es no pararle en lo más mínimo a las  3-R, no estudiar ni hacer  algún esfuerzo por formarse políticamente, inscribirse por inscribirse en el PSUV, no tener ni practicar los principios de la solidaridad, no asumir una posición de información y defensa de los logros de la Revolución,  obstentar  posición de alto gobierno y rodearse de  conocidos antirevolucionarios,  antichavistas  y antibolivarianos, ser ineficaz como funcionario público? ¿Qué es llenarse la boca hablando de revolución y socialismo? ¿Qué es todo eso? ¿Hay algún parecido con la realidad de tu localidad o estado? Para redondear la idea, es muy posible que Chávez siga con una pesada cruz a espaldas,  mientras   miles de funcionarios públicos  se regodean con su camisa roja y multiplican los vicios de la cuarta república. Sigue la pregunta: ¿Dónde está el peligro? ¿Dónde está la contrarrevolución? 

juan_azocar@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1770 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Azócar

Juan Azócar

Más artículos de este autor