Auditórium

Propaganda negra y cagalitrosa

“Nada en este mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda”

Martín Luther King…

Parábola del juez corrupto: Lucas 18, 1-8.

En aquel tiempo, Jesús para explicar a sus discípulos que era preciso orar siempre sin desfallecer, les propuso está parábola: Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni respetaba a los hombres. Había en aquella ciudad una viuda que, acudiendo a él, le dijo: “¡Hazme justicia contra mi adversario!” Durante mucho tiempo no quiso, pero después se dijo a si mismo: “Aunque no temo a Dios ni respeto a los hombres, como esta viuda me causa molestias, le voy a hacer justicia para que no venga continuamente a importunarme. “Dijo pues, el Señor. Oíd lo que dice el juez injusto; y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que están clamando a él día y noche, y les hace esperar? Os dijo que les hará justicia pronto. Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrara la fe sobre la tierra?

Reflexión 1:

Un mosquito en la noche es capaz de dejarnos sin dormir. Y eso que no hay comparación entre un hombre y un mosquito. Pero en esa batalla, el insecto tiene todas las de ganar.

¿Por qué es muy pequeño, revolotea una y otra vez sobre nuestra cabeza con su agudo y molesto silbido?. Si únicamente lo hiciera un momento no le daríamos importancia. Pero lo fastidioso es escucharle así durante horas. Entonces, encendemos la luz, nos levantamos y no descansamos hasta haber resuelto el problema.

Este ejemplo, y el del juez corrupto, nos ilustran perfectamente cómo debe ser nuestra oración: insistente, perseverante, continua, hasta que Dios “se moleste” y nos atienda.

Es fácil rezar un día, hacer una petición cuando estamos fervorosos, pero mantener ese contacto espiritual diario cuesta más. Nos cansamos, nos desanimamos, pensamos, que lo que hacemos es inútil porque parece que dios no nos esta escuchando. Sin embargo lo hace. Y presta mucha atención, y nos toma en serio porque somos sus hijos. Pero quiere que le insistamos, que vayamos todos los días a llamar a su puerta. Sólo si no nos rendimos nos atenderá y nos concederá lo que le estamos pidiendo desde el fondo de nuestro corazón. Fin de la cita, Revista Catholic…

Reflexión 2:

Algunos se extrañaran por el comienzo de este articulo, pero esto lo traigo a colación, porque en esta batalla electoral del 23N ha salido a relucir de todo (la misma delincuencia de sicarios políticos de siempre) utilizando el mismo modus operandi: descalificaciones, desinformación, difamaciones, adjetivaciones hirientes etc. Pero lo que más me impresionó. Es la aparición de un sicario “articulista”, escribidor de mierda política, disparándole al adversario en el municipio Simón Rodríguez en nombre de la revolución bolivariana, este pseudo intelectual tarifado de izquierda, creo que una cucaracha es más limpia que este individuo de número del cártel de “Café molio”, verdadero chupa medias, jala bolas, martillador, cínico, intrigante y cocinero de todos los ex – alcaldes y jefes adecos de este municipio, cuyo nombre aún lo guardan en los talonarios de sus chequeras estos ex funcionarios de la IV Republica. Por los servicios prestados como cloaca de la política.

Ahora viene con propaganda negra en contra del adversario, que hasta ayer le estuvo chupando la chequera al estilo James Bond ¿El brinco para este lado aún no lo entiendo, es como si cabeza e’ motor (Oscar Pérez) se pusiera al servicio del chavismo en La Región Capital? Sentí asco y estuve a punta de tirar la laptop, a la poceta y darle a la palanca. Y retirarme de todo esto e irme para “mi hato mojonal” a ordeñar iguanas, (pero reflexioné y decidí seguir dando la pelea, por eso lo de la parábola).

La propaganda negra es una especie o tipo de información que se reconoce como propia de uno de los dos bandos en pugna, pero realmente corresponde al contrario.

Se utiliza para distorsionar o criminalizar el mensaje del enemigo. La desinformación es una operación especial para confundir con “propaganda negra”, utilizando información falsa con emisores desconocidos, apuntaladas por artículos apócrifos o falsificados, adulteradas y con atribuciones indebidas. “Miente que algo queda”, para que cunda la desilusión electoral. El uso de propaganda negra siempre es utilizado por el enemigo infiltrado (en este caso en las filas del psuv) para confundir y desacreditar con métodos soeces y escatológicos al adversario, y así nos ganamos el repudio de la sociedad.

Siempre trabajan como “expertos formadores de matrices de opinión”, en algún medio de comunicación, agencias publicitarias o de noticias, en cualquier posición que no despierte sospechas.

La propaganda negra pretende siempre demostrar que su origen es sincero, pero en realidad es siempre adversaria.

También existen la propaganda Gris y Blanca. La gris siempre se presenta como neutral, pero viene de un adversario y transmite información falsa y tendenciosa. La propaganda blanca es originaria de una fuente abierta e identificada y su contenido siempre es preciso.

La guerra sucia siempre ha sido utilizada por las personas que tienen miedo de perder el poder o acceder a el utilizando el atajo. Unos para no perder el poder y los privilegios y otros para obtenerlos. Una de las tácticas de la propaganda negra está dirigida a obtener la desaprobación de los electores.

Esta táctica esta siendo utilizada por los infiltrados en la Revolución Bolivariana, para intentar persuadir al electorado del 23N que se desapruebe la acción del gobierno de Hugo Chávez en su contenido social y humanitario, haciendo ver que es impulsada por subversivos/comunistas por la forma como se comportan desde nuestras filas. Si se bombardea a la población electoral, haciéndoles ver que los operadores polticos de la revolución bolivariana son procazes propio de la gente indeseable. Entonces el elector influenciado objetivo de la información falsa puede decidir cambiar su decisión original.

La guerra sucia siempre apuesta a distorsionar el proceso electoral, impedir que se conozcan los programas y realizaciones de obras de envergadura como las de Tarek William Saab, candidato a la reelección en Anzoátegui, generando un ambiente de provocación y tensión política siempre innecesarias.

Por eso ciertos articulistas quinta columnas y moderadores de programas de Radio y TV, son parte de una campaña sucia o negra, que consiste en ponderar más los defectos, rumores o errores del adversario, que las ventajas de los candidatos nuestros.

La derecha cagalitrosa, rémoras y reaccionarias, quieren continuar disponiendo de Anzoátegui y Venezuela como si fuese un botín, quieren encallejonar la campaña electoral a un a situación de tensión, confrontación y violencia.

Pero será difícil que triunfen, pues se han colocado de frente contra la razón, la paz y la reconciliación nacional. Y muy a pesar suyo, contra el pueblo de Venezuela.

En este contexto, la disputa de la revolución bolivariana en este proceso electoral del próximo domingo 23 de noviembre, debe demostrar en la población que su lucha no es por el poder y el dinero, sino por la responsabilidad de construir un país diferente.

¡corregimos entuertos o erramos el tiro!

Percasita11@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4819 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas