60 Días de Gobierno Joven En Caracas

Haciendo hoy un análisis con objetividad y partiendo desde los resultados de las pasadas elecciones parlamentarias del 2015, donde trajo como consecuencia entre otras cosas la necesidad de hacer una justa y verdadera revisión de las estructuras políticas que se manifiestan dentro del bloque revolucionario, orientadas desde consultas, análisis y debates de las bases del Poder Popular, donde se exige hoy una verdadera transformación o aplicación de formas reales de gobernabilidad, basados en los principios fundamentales que oriento el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías desde el pensamiento del Árbol de las tres raíces, que al parecer lamentablemente se quedó rezagado, y que hoy en el tránsito de una caída del precio del petróleo, y una debacle económica mundial inducida por las trasnacionales, El Banco Mundial, el FMI, y gobiernos de extrema derecha, que buscan romper con la integración progresista en la Patria Grande.

En ese giro que hoy se sigue desarrollando, de acabar con la politiquería, la mala praxis, donde los procesos administrativos y burocráticos de muchos servidores públicos, que simplemente han violado la norma, y el principio moral y ético que debe tener un servidor público, una servidora público, frente al pueblo, el Presidente Nicolás Maduro ha dado cambios importantes a nivel ejecutivo, en el área económica, donde se viene implementando progresivamente el decreto de emergencia con fundamento filosófico, plasmado en el Plan De La Patria.

En el caso particular del Gobierno Del Distrito Capital, se hizo un cambio trascendental, poniendo en práctica la premisa del Comandante Chávez, de colocar al frente de la transformación del Estado venezolano, a la juventud que viene emergiendo de las bases del Poder Popular, a esa generación de oro, que sigue creciendo como profesionales y luchadores con los verdaderos valores revolucionarios, hemos visto cambios reales de fondo y de forma, donde la identidad caraqueña retoma su camino, con la insurgencia de Guaicaipuro, la gallardía y estrategia, la diplomacia, y el contenido del espíritu del caraqueño universal Francisco de Miranda, el ímpetu, la militancia, y la belleza de la guerrera Livia Goubernet, y el pensamiento inédito del Padre Bolívar, basado en la doctrina que nos dejo Hugo Chávez, esa es la fuerza que hoy renueva las políticas públicas en nuestra ciudad capital, donde una camada de hombres y mujeres llenos de esperanza, virtud, están dando el salto cuantitativo y positivo, en la direccionalidad política.

Allí podemos hoy visualizar un solo gobierno, la Caracas socialista, diversa, de matices extraordinarios, de cultura, de poesía, de la ruta histórica, del acompañamiento ameno, humilde, sincero hacia quienes hoy superan las adversidades de una guerra económica sistemática e inducida, por una derecha rancia, y por otros radicales que no entienden, que hoy la patria necesita sangre nueva, idealista, innovadora, que siembre el sentido de pertenencia en cada hombre, cada mujer, cada niño, niña, abuelo o abuela, ese profesor, esa profesora, ese cultor y cultura, el Consejo Comunal, La comuna, y la verdadera expresión de ser chavistas de alma y corazón junto a nuestro camarada Presidente Nicolás Maduro.

En tan poco tiempo vemos logros y proyectos concretos, espacios recuperados que sirven al pueblo, una sonrisa, un abrazo, la paciencia de escuchar la crítica de ciudadano común, ese que hoy siembra en los urbanismos, en el barrio, en el liceo, en la escuela, ese bombero comprometido cada día por el prójimo, esos son ejemplos palpables y necesarios para salvaguardar el patrimonio y llevar adelante sin medias tintas, sin burocracia, sin egos e individualidades, vemos con gran esperanza que esa luz que hoy fomenta ese gran equipo liderado por el compatriota Daniel Aponte, siga adelante, sin desvíos, y que aquellos que apuestan al fracaso, que solo crucen la cera, y dejen trabajar a quien si lleva el coraje de Chávez en cada acción.

Seguiremos con mucha atención los alcances de cada paso de estos compatriotas, y que esperamos que otros espacios, otras instituciones sigan el ejemplo que Caracas dio, y sigue dando como la cuna de Bolívar, como trinchera de lucha, el bastión que protege la revolución bolivariana, y simplemente camaradas entiendan, que la experiencia es valiosa, pero las generaciones y cambios trascendentales son necesarios para dar el salto a la continuidad del Socialismo del Siglo XXI.

Los hijos de Bolívar y Chávez están aquí rodilla en tierra, Mi reconocimiento a los compañeros del Gobierno del Distrito Capital.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a224754.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO