Ojo… detrás del incendio de Planta de Carbón existe un plan macabro de los golpistas para cerrar ALCASA.


Es bien sabido que para la industria venezolana del aluminio es sumamente estratégico tener en funcionamiento sus tres plantas de carbones, las cuales se construyeron debido a la importancia de tener siempre un suministro seguro y permanente de este material, el cual es vital para la producción del aluminio.

Es de saber que si una de sus plantas deja de producir carbones, como es el caso de la planta nuestra de carbón, automáticamente se ponen en riesgo la producción de aluminio al dejar de ser seguro el suministro de carbones.

Por lo que siempre se ha tenido mucho cuidado en mantener en funcionamiento sus tres plantas, porque se sabe que de no ser así y tomar la decisión de quedarnos con solo dos plantas, que bien pueden producir el carbón necesario para la producción de aluminio, correríamos un alto riesgo de que si por algún motivo fallara el suministro de carbón de algunas de esta dos planta, nos veríamos obligado a cerrar a una de las plantas reductora de aluminio, que en este caso sería Alcasa, por la situación en la que hoy nos encontramos.

Por consiguiente seria un grave error tomar la decisión de no construir urgentemente una nueva Planta de Carbón ya que estaríamos poniendo en riesgo la vida de nuestra empresa, de nuestros empleos y de la seguridad que hoy goza nuestra familia.

Además, es que no nos hemos puesto a pensar que ninguna planta es inmune a sufrir un accidente como el que nos acaba de ocurrir a nosotros con este último incendio, que nos dejo sin poder producir carbones por largo tiempo. ¿Es que acaso las plantas de carbones de Venalum y Carbonorca están exentas a sufrir este tipo de tragedia?. Pero… ¿que pasaría si esto ocurriese y una de ellas no pudiera producir carbones por un largo periodo? Acaso en ese caso… ¿no perderíamos todas las líneas reductoras de aluminio de Alcasa, por falta de quien nos suministre carbones? No hay duda que de ser así, esto seria la muerte de nuestra empresa y eso es presidente lo que tenemos que evitar y luchar para que no pase.

¿Que somos unos alarmistas exagerados, súper amarillistas? Ojala compañeros fuese así, que se tratara de inventos nuestros, pero no es así, porque así como se quemo nuestra planta, así se puede quemar la de Venalum o la de Carbonorca y no queremos ser pájaro de mal agüero, pero si no tomamos las medidas necesarias para prevenir y evitar que un hecho como este suceda, fácilmente puede ocurrir.

Nosotros solo queremos sonar la alarma, para que se tomen las medidas necesarias que nos ayuden a evitar que suceda una tragedia como la que estamos hablando, la cual solo se podrá impedir realmente si construimos una nueva planta de carbones de Alcasa, ya que es la única manera de garantizar otra vez nuestro suministro seguro y permanece de carbones.

Aquí lo que hay es un plan macabro.

Nosotros estamos convencidos que el incendio de Planta de Carbón fue producto de un plan macabro ejecutado exitosamente por los enemigos de nuestro proceso revolucionario y todo parece indicar que ahora van contra las otras plantas de carbón. Su objetivo es sabotear la producción de carbón y por esta vía provocar el cierre total de Alcasa, dejar a más de tres mil trabajadores sin empleo, arruinar nuestra familia y así debilitar a nuestro gobierno.


Pero lo delicado es que este plan macabro ha avanzado tanto y tan peligrosamente que ya lograron su primer objetivo acá en Alcasa y por las informaciones que hemos recibido nos indican que los planes de sabotear también la producción de ánodos en Carbonorca y Venalum van tan aceleradamente, que no tardan en atentar en cualquier momento contra la producción de estas empresas.

Por ejemplo, el reductor de la mezcladora continua de Carbonorca no viene funcionando bien, producto de los saboteos, lo que ha dificultado aumentar la producción y por órdenes superiores han abandonado tanto los sistemas contra incendio, que hoy no funcionan ni el 50 %. Además desde hace muchísimo tiempo no se le ha adecuado tecnológicamente, siendo las mayorías de estos equipos, viejos y en mal estado, con decir que no hace mucho a unos trabajadores que realizaron un curso de bombero voluntario, se les ocurrió realizar una prueba a este sistema y todo el mundo pudo observar con bastante indignación y tristeza que todas las mangueras tenían cientos de hueco, que echaban espumas por todos lados, menos por donde tenia que salir.

Lo mismo sucede en la Planta de Carbón de Venalum, se le ha invertido tanto dinero que si sumamos todo lo gastado para adecuarla tecnológicamente (dinero que por su puesto se robaron los corruptos) que hubiésemos hecho más de tres plantas completamente nueva y lo triste es que esa adecuación no sirvió para nada y hoy se produce menos de la mitad de los que producían ante, cuando la planta no se le había hecho la adecuación tecnológica, por otra parte el sistema contra incendio tampoco trabaja bien, esta abandonado y ya han tenido varios conatos de incendios muy sospechosos.

Como vemos, la mesa esta servida para que los comensales saboteadores y terroristas actúen, quemen otra planta y maten a nuestra empresa del aluminio (cuestión que diariamente les pedimos a nuestro dios para que nunca suceda).

Pero como dijo Ali Primera “no basta con rezar” hay que tomar acciones que los Presidentes de las empresas del aluminio, el Presidente de la CVG y el Ministro se niegan a tomar y es lo que ha permitidos que los saboteadores y terroristas actúen impunemente y con mucha facilidad.

Por ejemplo acá en Alcasa se sabe que antes del incendio hubo varios atentados que por poco tuvieron éxitos, sin embargos los responsables de velar por la seguridad de esos equipos no fueron investigados, ni sancionados o retirados de sus cargos, a pesar de que todo indicaba que muchos de ellos estaban involucrados seriamente en el atentado.

La manipulación es parte del plan.

Otra manera de atentar contra Alcasa es atrasando la decisión y ejecución de construir urgentemente una nueva planta de carbón. Como es posible que después de mes y medio del incendio de Planta de Carbón, no se tenga ningún plan serio de los que hay que hacer para que otra vez Alcasa tenga su Planta de Carbón, y esto muy a pesar de que las autoridades saben que es sumamente urgente la construcción de una planta nueva para asegurar nuestro suministro de carbón. Ese mes y medio se han consumido en hablar pura paja, en pura maniobra para retrazar todo y sabotear la construcción, dando tiempo para que ocurra el desastre y así quedarnos sin Alcasa. Todo es una manipulación… se nos dice que tenemos que decidir los trabajadores que es mejor, que es si una planta nueva, que si una adecuación tecnológica nada más, que reparar la vieja planta y listo y así nos tienen en un debate que no tiene fin, para de esta manera seguir retrazando todo y lograr su cometido. Y lo triste es que esa fulana democracia es una mentira, una demagogia que solo queda en un decir, porque arriba deciden lo contrario, burlándose de los trabajadores.

Compañeros trabajadores el problema de Planta de carbón es muy grave, ya que su cierre pone en peligro el puesto de trabajo de todos los que laboramos en Alcasa, no se trata nada más de un problema de los trabajadores de Planta de Carbón, pues se trata de todo un plan macabro para cerrar toda nuestra empresa, por lo que todos los trabajadores debemos salirle al paso y enfrentar con toda la fuerza este plan macabro y derrotarlo, hasta lograr nuestra nueva Planta de Carbón.

¡Todos a luchar contra el cierre de Planta de Carbón!
¡Por la construcción urgente de una planta de carbón nueva de Alcasa!
¡Por nuestra familia a luchar contra el saboteo y la manipulación!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 12071 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Cogestión y Empresas Tomadas


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Cogestión y Empresas Tomadas

Otras noticias sobre el tema Nacionalizaciones


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Nacionalizaciones