Bienvenidos delegados: el PRS saluda la realización del II Congreso de la UNT

Los integrantes del Comité Nacional Impulsor del PARTIDO REVOLUCIÓN Y SOCIALISMO (PRS), damos nuestro saludo fraternal de bienvenida a los más de dos mil delegados participantes en el II Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores, y les augura el mejor de los éxitos en las deliberaciones, sobe asuntos tan importantes que atañen a la situación del movimiento sindical y los trabajadores venezolanos.

Nos encontramos en un momento estelar del proceso revolucionario venezolano, en el que los trabajadores tenemos una alta cuota de responsabilidad de su desenlace. Estamos ante el desafío de mantener en alto las banderas de lucha frontal contra los gobiernos imperialistas, encabezados por el asesino de pueblos George Bush. De igual modo, tenemos la tarea de confrontar en nuestra propia nación a los títeres de la oposición golpista, que siguen a la espera de nuevas oportunidades para agredir al pueblo y atentar contra sus más preciadas conquistas políticas, sociales y económicas.

Pero también, y esto se ha convertido en un problema esencial, estamos ante la responsabilidad de encabezar la lucha contra los enemigos internos, que agazapados y disfrazados, burocratizan, corrompen el proceso y quieren hacernos creer que ya alcanzamos los fines supremos de la revolución. NO. La lucha apenas comienza, porque la población quiere y está decidida a acabar de una buena vez con el sistema capitalista de explotación del hombre por el hombre, de discriminación, de hambre y de miseria.

Desde ese punto de vista, los delegados al II Congreso de la UNT tenemos la tarea de adoptar una Plataforma de Lucha que encamine la lucha de los trabajadores venezolanos en la dirección de profundizar la revolución y cuyos aspectos más sobresalientes son los siguientes:

DE PIE LA LUCHA ANTI-IMPERIALISTA

En el campo de la batalla anti-imperialista, debemos ser enfáticos en señalar que los gobiernos de las potencias económicas y sus multinacionales son la expresión concentrada del Imperialismo a nivel mundial y por ende los enemigos a derrotar en nuestro país. Así como enfrentamos a George Bush y demás gobiernos imperialistas, debemos abogar por el inmediato retiro de las multinacionales, de la nacionalización total del sistema bancario y financiero, y el control absoluto del comercio exterior, para que el imperialismo no siga lucrando de nuestros recursos y del sudor de los trabajadores y el pueblo.

No podemos retroceder ni hacer concesiones a las grandes multinacionales petroleras con la política de empresas mixtas que flexibilizan la soberanía sobre nuestros recursos y pueden ser utilizadas par iniciar procesos privatistas. Tampoco podemos respaldar medidas como la exoneración del pago del IVA a las multinacionales automotrices y auto-partistas o favoreciendo la presencia de grandes consorcios en el sector de la alimentación, que acentúa la dependencia económica del país, facilita la especulación y promueve la súper-explotación de la fuerza de trabajo venezolana.

Complementariamente estamos obligados a levantar la consigna del NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, que se ha convertido en un mecanismo perverso de saqueo de los organismos financieros internacionales, Esa deuda la contrajeron y la disfrutaron los gobiernos y los empresarios de la IV República. Que la paguen ellos y no el pueblo, que en estado de indefensión observa como se fugan anualmente aproximadamente cinco millardos de dólares, cuando bien podrían ser utilizados dichos recursos para satisfacer necesidades urgentes de la población.

La lucha contra el imperialismo, está íntimamente ligada a la denuncia permanente a sus socios nacionales, es decir los empresarios, los terratenientes, los medios de comunicación y sus partidos políticos. Para ellos no puede haber respiro, a ello tenemos que derrotarlos en todos los terrenos.

CANCELACIÓN DE LA DEUDA SOCIAL Y RESPETO A LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

En el plano nacional, los innumerables conflictos existentes en el plano laboral y popular, son una prueba de que los trabajadores y el pueblo exigimos la cancelación de la enorme deuda social existente y sobre todo, expresan el reclamo de respeto a los derechos de los trabajadores, que vienen siendo desconocidos por los empresarios, pero también por gobernadores, alcaldes, ministros y demás funcionarios de gobierno, que se empeñan en preservar la esencia del sistema capitalista.

Los empresarios siguen obteniendo enormes ganancias mientras los salarios y sueldos siguen congelados. Hay despidos arbitrarios y se desconocen las providencias administrativas que ordenan los reenganches. Ha entrado en vigencia el Decreto de Solvencia Laboral, pero los trabajadores y las organizaciones sindicales no tenemos representación y capacidad de decisión en el Registro Nacional de Empresas, que quiere ser preservado como un “Secreto de Estado”.

Es asombroso ver cómo varios gobernadores impulsan la privatización de la salud o funcionarios que desarrollan re-estructuraciones administrativas que violentan los derechos de los empleados de la administración pública, o lo que es peor, ni siquiera atienden ni respetan el derecho de negociación de contrato colectivo, violentando elementales derechos de los trabajadores venezolanos.

Por lo anterior, se impone la definición de un Plan Nacional de Lucha y Movilización, en el que se definan fechas y acciones concretas de movilización en defensa de los intereses de los trabajadores y el pueblo. Debemos seguir el ejemplo de las UNT de los estados de Aragua, Yaracuy, Carabobo y Táchira que han desarrollado movilizaciones de protesta, vinculando a sus afiliados.

DEMOCRATIZACIÓN DE LA UNT Y LUCHA POR SU PLENA AUTONOMÍA

En el terreno organizativo, lo delegados al II Congreso tenemos la misión de adoptar unos Estatutos que aseguren la democratización de la Central, el poder de decisión de las bases, el respeto a los derechos de las minorías y la plena autonomía frente a los empresarios, sus partidos y el gobierno.

La UNT no es ni será un apéndice de nadie y tiene la responsabilidad de defender los derechos de los trabajadores venezolanos, por encima de cualquier consideración. No pueden ser parte de los organismos de dirección dirigentes sindicales que al mismo tiempo son representantes del gobierno.

Pero sin duda, una de las decisiones más importantes a adoptar en el marco del II Congreso de nuestra Central es la definición para el presente año del proceso electoral que legitime a la dirección de la UNT. Este es un reclamo sentido por los trabajadores y no se puede utilizar como cortina de humo para su no realización, el argumento de que es prioritario el proceso de re-elección presidencial. Estas son dos tareas totalmente distintas y a cada una de ellas debemos responder con total responsabilidad y criterio político, de tal forma que no repitamos la triste historia de la CTV, que se convirtió con el correr de los años, en una estructura burocrática cuya cúpula directiva se atornilló a los puestos y nunca respeto el libre derecho de elección sindical.

Comité Nacional Impulsor del Partido Revolución y Socialismo (PRS)
prs_venezuela@yahoo.com
revolucionysocialismo@gmail.com
www.revolucionysocialismo.org





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2993 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema 2do Congreso de la UNT


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre 2do Congreso de la UNT