México: Otra versión sobre Wirikuta, lugar sagrado del pueblo huichol

Tierras de Wirikuta amenazada por explotación minera

Tierras de Wirikuta amenazada por explotación minera

Credito: Archivo


Por Deisy Francis Mexidor

México, 25 may (PL) Autoridades del pueblo indígena wixárika e integrantes del Frente en Defensa de Wirikuta desmintieron hoy la información difundida por el Gobierno federal con respecto a la cancelación de concesiones mineras en ese territorio, considerado el corazón sagrado de México.

Al día de hoy empresas mineras tienen proyectos activos en la región, en 79 concesiones que abarcan casi el 70 por ciento del territorio sagrado de Wirikuta, o sea, unas 98 mil hectáreas de las 140 mil que posee la zona, se conoció en conferencia de prensa.

Dentro de esas concesiones la empresa Revolution Resources tiene 59 mil hectáreas en su proyecto Universo y tales datos no se aluden en el anuncio gubernamental, denunciaron líderes indígenas.

"El Estado mexicano ha dado un posicionamiento falso y negativo, aprovechando una coyuntura electoral", afirmó a Prensa Latina Santos de la Cruz, del Consejo Regional Wixárika, presidente de Bienes Comunales del Banco de San Hipólito (Durango).

De la Cruz, quien afirma sentirse líder legítimo y reconocido en su comunidad, demandó la cancelación de todas las concesiones mineras dentro de la zona íntegra de Wirikuta, que abarca 140 mil hectáreas.

Las viejas demandas incluyen también que se ofrezcan proyectos alternativos que permitan impulsar fuentes de empleo, dijo tras aclarar que con la anunciada devolución "han encabezado un acto mediático" pues solo fueron regresadas 760 hectáreas.

"Además, nada hay que devolver, Wirikuta es nuestra", puntualizó.

Tunuary Chávez, miembro de la mesa de coordinación del Frente en Defensa de Wirikuta comentó por su parte que existen 98 mil hectáreas de las cuales no se habla. "en realidad lo que se mantiene es una amenaza minera a 98 mil hectáreas que son el 70 por ciento de toda la superficie de ese suelo", explicó.

La administración del presidente Felipe Calderón anunció ayer que 45 mil hectáreas del territorio de Wirikuta serían declaradas Reserva Minera Nacional, por lo tanto se covertirían en un área libre de explotación minera.

Sin embargo, la noticia ofrecida solo se refería al consorcio canadiense First Majestic, que cuenta con 22 licencias en la región desde el 2009, y el cual, según se expresó, no podría explotar allí ningún yacimiento más.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, aseguró durante el evento Preservación y Protección de los Sitios Sagrados del Pueblo de Wirikuta, que con la decisión se daba un paso significativo en la defensa de los derechos de las comunidades wixárika y, en términos más amplios, de los pueblos indígenas de México.

Hace dos años el pueblo wixárika emprendió una lucha incansable cuando supo de las pretensiones mineras. En curso hay una demanda legal, hay una lucha jurídica en los tribunales por esta causa, apuntó Tunuary, también Ingeniero en Recursos Naturales.

Los wixárika o wixárika (huichol), habitan en los occidentales estados de Jalisco, Nayarit y Durango. Para ellos, Wirikuta es el lugar donde su pueblo ha peregrinado desde tiempos inmemoriales para confirmar el andar de los antepasados en la creación del mundo y universo.

En 2011, el Consejo Regional Wixárika en la Defensa de Wirikuta envió una carta urgente a Calderón en la que, entre otros aspectos, recordaba el compromiso del gobierno de respetar y proteger sus lugares sagrados, como consta en el pacto de Hauxa Manaká del 28 de abril de 2008.

Advirtieron entonces "que si el objeto de toda esta tragedia es el dinero, con firmeza le informamos que será infinitamente más barato sacar a esta empresa que lamentar la tragedia ecológica, espiritual y social que puede provocar escarbar y sacar las entrañas de Wirikuta".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6390 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n206031.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO