Henri

La oligarquía asume el pensamiento imperial de la necesidad de
debilitar la posición del presidente Chávez ante el pueblo, porque su
relación estrecha con el mismo demuestra claramente su intención
verdaderamente revolucionaria. Esa es la estrategia de largo plazo de los operadores de opinión pública, asesores de la CIA
norteamericana. Para ellos cualquier trabajo en ese sentido es
importante realizarlo y no importa mandar al sacrifico cualquier
ficha cercana de la derecha o dentro del mismo proceso, cualquier
revisionista identificado, porque para ellos el fin justifica el
sacrificio. Dentro de esa premisa conseguimos las acciones de Henry
Falcón. El problema fundamental de él, es creerse el cuento, que
llego allí, solo por su liderazgo y mas grave fue arrogarse el
pensamiento de los sesudos analistas y politólogos de las
universidades, que lo rodean, como es desconocer una realidad social.

En política dos más dos no siempre es cuatro, puede ser menos. Esa ha
sido desde hace más de 10 años, la cuenta que no le cuadra a la
derecha Conjuntamente, El periodista Bladimir Villegas realiza otro sesudo
análisis y argumenta una supuesta conciliación con sectores fuera del
proceso, cuestión que es imposible, por ser una lucha de clase
perfectamente definida, el problema es que él no entiende esa
categoría. De sus cavilaciones existenciales, nos gustaría conocer
cuales son los alcaldes y gobernadores que tengan una mejor visión
de la construcción socialista que el presidente. A no ser lo de
siempre estar negociando con la derecha y estar pensando que la
derecha tiene otro interés que no sea la de lucrarse. ¿Bajo que
argumento? que no sea el enriquecimiento particular, se puede tratar
con la oligarquía.-

Hay un congreso del partido socialista, en donde
se lleva a cabo debates para el avance del proceso. Porque los
gobernadores y alcaldes no asisten a esos debates y de esa forma
todos aprendemos de cómo realizar una tortilla sin quebrar los huevos.
Como construimos una sociedad más justa y amante de la paz, sin
acabar con la acumulación grosera de riquezas de unos pocos más allá
de sus propias necesidades humanas.

Conchales, ¿A estas alturas del siglo XXI todavía hay personas que
creen que la luna es de queso?

Por ultimo, El imperialismo polariza la opinión publica mundial al
establecer quienes están conmigo y los que están contra, porque
dominan el juego, es decir los medios, allá aquellos que no creen en
una estrategia concertada internacionalmente. Porque cualquier
política que pretenda quebrarla tendrá que necesariamente
posicionarse internacionalmente y llevar a cabo un desmontaje de
los creadores de la opinión publica , para ello es necesario un
equipo de estado bajo un pensamiento revolucionario para vulnerar
esa posición imperial.

delfin191@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2496 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a96066.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO