No entienden lo que pasa por el puente

Hay gente que no entiende a Don Varito 82. ¿Cómo no se va a enverracar por lo de los puentes si por allí pasan de un lado a otro sus narco panas con sacos de cocaína y heroína, con pipotes de gasolina y otros precursores para la fabricación de la querida y apreciada droga de su merced?

Que no entienden al narco presidente, vea. Eso de puentes internacionales es por que por allí pasan al exterior parte de la droga que no sale en avión o sumergible ¿Y si pasa de un país para el otro acaso eso no es comercio internacional? Por eso él habla de violación a las leyes internacionales.

Lo demás es cuento chino, que si es ilícito mandarle su nieve al imperio eso lo arregla la DEA con solo levantar un “deo” ¿Cómo le parece que siendo Don Varito el número 82 en la lista yankee de narcotraficantes, ellos le colaboran con siete basecitas? Listo no más.

No hay por qué alarmarse por el cinismo de la “Casa de Narquiño”, sus asesores sionistas asesinos, también le colaboran perfeccionando la secular hipocresía santandereana con sus experiencias en la ONU. Le dicen: Vaya Don Varito, vaya y dígale al mundo que eso es un delito de lesa humanidad, ponga cara de recontra pendejo desvelado y entre pucheros acuse Chávez de terrorista volador de puentes internacionales. Acúselo del aumento del consumo doméstico de drogas en Colombia, pues como ahora no podrá exportarla se la van a tener que aspirar frontera adentro.

Es que no acaban de entender que uno de los pilares de la economía colombiana, vale decir, de la de su oligarquía, es la producción y comercialización de droga, de la cual requiere el imperio para mantener dopada a su gente, para que no se le alce, para que no proteste. Para ellos, los obamaniáticos y los uribélicos, es un asunto de seguridad de estado.

El narco estado colombiano tiene a su delfín detentando el más alto cargo de esa república. Eso fue trabajado por los capos de la droga hace más de treinta años. Pablo Escobar, su mentor, no pudo disfrutar de su adelantado discípulo no por falta de dinero sino por su excesiva y vistosa crueldad y por su indocilidad con la DEA. Al final, Don Varito reina como monarca de la droga, gracias a su instinto de rata y a su imagen de angelito de torta de bautizo. Pero es el forjador de uno de los cuerpos mercenarios más crueles de la historia de la humanidad.

Obama, refinado y sin las toneladas de patanería de su predecesor ha resultado todo un dechado en la doctrina maquiavélica, colocando obstáculos insospechados hace meses, a los procesos de cambios en el continente. No tiene prurito para valerse de inefables como Micheletti, Uribe, Martinelli y algún par más que debe tener bajo la manga para lograr sus objetivos. Los resultados están a la vista.

Por esos puentes pasa la muerte sin peaje, con velos de narcotráfico y paramilitarismo. Unas veces para sembrar su peste en nuestros barrios y nuestra juventud, otras con intenciones magnicidas. Para nosotros si es un asunto de seguridad de estado.

Con la voladura de cada puente de la muerte, el gobierno seguramente está salvando las preciosas vidas de muchos venezolanos, incluso la de sus detractores. Pero es que ellos, sobre todos ellos, no quieren entender.


pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2135 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor