¿El alcalde Antonio Ledezma es empleado o funcionario del Pentágono o del Gobierno de Venezuela?

Este Alcalde que lo menos que hace es ocuparse de cumplir con la funciones o atribuciones de su cargo, i aprovecha los recursos que le otorga el gobierno nacional para mantenerse viajando, primero para desprestigiar a su patria con mentiras que ya nadie le cree en el exterior, i al mismo tiempo hacer una adelantada campaña publicitaria autonombrándose, candidato presidencial entre la manada de líderes incapaces i fascistas que entre ellos, se pelean como gorilas enloquecidos, parece que es inmune a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en el artículo 159 que comenté en el artículo de opinión anterior. Parece que su cargo rebasa lo nacional, que es emperadorcito en la Alcaldía que se ausenta cuando le da la gana de ir acusar a cuanta institución internacional se le ocurre, como si estas tuvieran ingerencia en la política de un país soberano como el nuestro. Por eso los Roberto, en “Como ustedes pueden ver” le dice que, en una de las veces que “visite el país”, cumpla con sus deberes i deje de traicionar a la Venezuela que hoy, se ha sacudido de los gobiernos de la IV República de los que él formó parte i dejó recuerdos bien malos de corrupción i atropello a los Derechos Humanos. Jamás había visto un caso así en toda mi vida; que una persona que desempeñe un cargo, sea ministro, gobernador o alcalde; o bien director de una institución oficial, un hospital, una jefatura cualquiera, o un rector de universidad, pueda desentenderse de sus atribuciones i deberes, para aprovechar i malversar el dinero del pueblo que se le entrega, para cosas absolutamente personales o de las sectas fascistas a las cuales pertenece. Ledezma es un hombre al cual su fenotipo le traiciona; es un “Munster” o el “personaje burlón i delincuente” que adversa a Batman i a Robin; pero además tiene su historia negra como antiguo gobernador de Caracas, donde i cuando, se le atribuyen atropellos i hasta crímenes, arremetiendo contra el estudiantado universitario. ¿Cómo puede una persona de estas condiciones humanas deplorables, ser tan audaz, agresivo, gritón i desafiante a las leyes i a la Constitución? ¿Es que la condición de funcionario electo, le hace intocable e impune para los delitos o faltas que comete? ¿Quienes lo eligieron, una parte equivocada del pueblo venezolano (o comprado) o el gobierno de los Estados Unidos? ¿Cuándo en ese país del norte, puede un gobernador de estado, salir al exterior a denigrar de su gobierno i de su patria? Es verdad que pueden hacer fechorías internas como lo hizo el hermano de Bush en la Florida, orquestando fraudes electorales; pero hasta presidentes han sido destituidos o asesinados por cometer faltas que no admite el Imperio. Aquí tenemos el gobierno más democrático i con mayores libertades que haya conocido nuestra historia, i eso, lejos de comprometernos con su soberanía, con su progreso en todos los órdenes que ha llevado a elevar el nivel de vida como nunca i a soportar la crisis financiera más grande de la historia, mejor que muchísimos países (lo demuestran las cifras de organismos internacionales), le da oportunidad a un hombre de pasado detestable i de notable mediocridad intelectual, para aprovecharse en beneficio personal i en lo político traicionar a la patria i al pensamiento de nuestro Libertador Simón Bolívar. ¿Qué espera la Contraloría General de la República para inspeccionar los gastos i realizaciones esa Alcaldía en manos de un paranoico con delirios de grandeza? Esto se lo preguntan todos los venezolanos sensatos i racionales, con sentimientos de justicia, paz i libertad. Además, como decían las abuelas ¿No hai manera de pararle el trote?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2067 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a88734.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO