Tendencias actuales de la crisis mundial

1.- EL CICLO ECONÓMICO LARGO DE CONTRACCIÓN NO SE CIERRA, SINO, CONTINUA LATENTE.

De 1945 a 1973 el sistema capitalista mundial estuvo en un ciclo económico largo de expansión. Fue una época de máximo esplendor. Se mostraba así en los EEUU y se expresaba como una “época de oro” para su economía. Pero a partir de 1973 comienza ha deslizarse a un ciclo económico largo de contracción y crisis. El sistema Bretton Woods estaba prácticamente quebrado. Para entonces los EEUU habían terminado de dilapidar sus cuantiosas reservas de oro acumuladas de forma ilegal en el curso de la Segunda Guerra Mundial. Y, a partir de ahí, sus burguesías financieras pretendían vivir de las prebendas que les asistía su moneda (dólar) que desde finales de esa gran conflagración estaba considerada como moneda de reserva internacional.

En buena cuenta esto demostraba que el sistema capitalista avanzaba en medio de una serie de ciclos económicos. Una especie de periodos que emergían de las variaciones porcentuales habidas en los sistemas de producción capitalista. Pero en esencia provenían del choque frontal que se daba entre el desarrollo constante de las fuerzas productivas y los intereses históricos impuestos por las burguesías en el curso de su existencia (relaciones de producción). Y, así, las ondas cíclicas habían sido permanentes a lo largo de la historia de este sistema.  

Pero los ciclos económicos se han dividido en dos tipos: primero, los ciclos económicos largos (1), y segundo, los ciclos económicos cortos. Cada uno con sus dos fases: expansión y contracción. Sin olvidar que en estos últimos tiempos sus fases expansivas se han hecho más cortas y sus fases de contracción más largas y profundas. Y, en este orden de cosas, los ciclos económicos largos han marcado la orientación estratégica del sistema capitalista. Mostraban la profundidad de los acontecimientos mundiales, en unos casos de progreso y desarrollo y, en otros, de crisis y contracciones. Son, algo así, como barómetros que miden el quehacer mundial.

En cambio lo ciclos económicos cortos han marcado la orientación coyuntural del sistema. Son ciclos económicos que han menudeado a lo largo de la historia capitalista. Y, tal vez, por eso algunos podrían suponer que la historia del sistema capitalista es solamente la historia de los ciclos económicos cortos. Y no es así. Pues, de hecho, en el curso de esta, han existido y existen los ciclos económicos largos en las que, precisamente, cohabitan los ciclos económicos cortos.

De ahí que entre 1973 y 2008 (ciclo económico largo de contracción) se hayan dado (y, seguirán dándose hasta mientras no se cierre en forma definitiva) una serie de ciclos económicos cortos de expansión y contracción. De entre, los de expansión, podemos citar por ejemplo la aparición del neoliberalismo ocurrido entre los años 80 del siglo pasado (Siglo XX) o el periodo que siguió después de la implosión de la ex URSS (1991) hasta 1997 y al que las burguesías financieras denominaron “Nueva Economía”. Pero, en esta fase los ciclos económicos cortos de contracción fueron los más impactantes y los más sensibles, y, entre ellos podemos citar: en 1982 la crisis de la deuda, en 1987 problemas bursátiles en EEUU, en 1994 crisis mexicana, en 1997 crisis asiática, en 1998 crisis rusa y quiebra del fondo especulativo Long Team Capital Managment (LTCM), en 1999 crisis brasileña, en 2001 crisis en Argentina, etc.

Ahora bien, si bien es cierto, que las leyes capitalistas son implacables en su orientación (se desarrollan al margen de la voluntad de los hombres) no podemos pasar por alto los intentos, en algunos casos desesperados, de las burguesías por trasuntar estas crisis. Se cumple, así, el carácter dialéctico de la superestructura con referencia a la base económica. Lo demuestran sus actuales maquinaciones. Entre ellas podemos citar: primero, la manipulación en el precio del petróleo (movimientos especulativos por parte de las grandes transnacionales occidentales para decidir ciertas situaciones, sobre todo, para quebrar a sus competidores, en este caso, rusos y chinos). Segundo, las inundaciones del sistema financiero mundial con dólares y bonos sin fondo. Tercero, los rescates financieros, sobre todo, la efectuada por la burguesía financiera norteamericana. Y, cuarto, las maniobras en lo referente a las tasas de intereses drásticamente fijadas en 0%.

Indudablemente sus actuaciones han corrido de forma regular y clandestina. Lo regular son sus actuaciones referidos a la fijación de las tasas de intereses, los intentos de nuevas normativas para regular el quehacer de las finanzas internacionales, etc. Pero lo clandestino se enmarca preferentemente en sus maquinaciones en el precio del petróleo y las emisiones descontroladas de bonos y dólares sin fondos. Este ultimo anda en relación directa con los hilos invisibles de poder mundial. Lo enmarañado de este proceso encubre todas estas acciones.

Así, la burguesía financiera pretende direccionar el proceso de crisis que hoy se vive en el mundo. Pero, de hecho, el proceso de crisis mundial, aún con todas estas maquinaciones, se profundiza más. Es que, lo material siempre es lo primario frente a lo espiritual. No olvidemos que su aplicación esta descontado de antemano en todo orden de cosas.  

Y, en medio de esta situación, no podemos olvidar que el objetivo central de estas acciones ha sido, indudablemente, el savataje de su propio pellejo. Lo que esta en juego no son los intereses nacionales mucho menos los intereses ciudadanos, sino, primordialmente, los intereses de sus propias trasnacionales y sus propios bancos. Ya a inicios del mes de diciembre de 2008 se hablaba de unos 30 billones de dólares esfumados en los grandes centros de especulación financiera (2). Hoy esas cifras deben ser astronómicas. No olvidemos que la crisis ha sido imparable, sobre todo, muy profunda tras esa fecha y, que incluso, contra toda vertiente, nos hemos atrevido en llamarla “Gran Depresión Económica Mundial”. Por lo tanto los únicos beneficiarios de estos programas han sido y siguen siendo Wall Street de Nueva York y la gran City de Londres y, por supuesto, las transnacionales que las sostienen. Todos los rescates financieros han estado orientados a este sector.

Sin embargo, si observamos bien el asunto, encontraremos que la geopolítica no ha estado apartada en ningún momento de esta situación. El asunto fue la pugna por la hegemonía mundial. Una pugna particularmente muy acentuada por parte de los poderes occidentales (EEUU y Gran Bretaña) en contra de los países emergentes (China, Rusia e India). El objetivo occidental ha estado orientado fundamentalmente contra China y Rusia. Todo su accionar ha estado centrado en el cumplimiento de estos objetivos. Por eso la colisión ahora es muy fuerte.

Sin embargo, aunque la crisis es muy profunda, de hecho no podemos pasar por alto, la propensión de la Reserva Federal norteamericana a una inflación deliberada en la economía mundial, esto es, para evadirse de los compromisos contraídos a raíz de su inmensa deuda, por lo demás, absolutamente impagables en la presente coyuntura histórica que vive el mundo. De tal forma que EEUU ha estado presionando muy duramente en todos foros para que los países emergentes reevaluarán sus monedas, particularmente, el Yuan (Chino). Recordemos que la depresión económica que azota el Japón desde 1990 hasta la actualidad es producto de las imposiciones que recibió Tokio de Washington en lo referente a la reevaluación del Yen.

Se entiende que EEUU es un país inmensamente endeudado. El más grande deudor del mundo. Y, sobre todo, en falencia económica. No olvidemos que su principal banco ha caído al quinto puesto (3). Sus tasas de desempleo oficialmente estarían en los 10% y 11% aunque realmente se ubicarían en los 17% y 18% (4). Un caso emblemático en esto es la actual debacle del Estado de California (“el más poderoso económicamente…, el estandarte de las nuevas tecnologías con Silicon Valley…” la meca de los aparatos electrónicos) (5). También los desastres económicos de sus satélites, como es el caso, del PBI de Corea del Sur que ha descendido al 15º puesto en el ranking mundial (6) después de haber sido en los años 80 del siglo pasado un todopoderoso “tigre asiático”. Son algunas estadísticas que muestran el ingreso de la economía norteamericana a su fase depresiva.

Entonces 2008 fue un año muy gris para esta economía y de paso para el conjunto del sistema imperialista. Por lo pronto la estructura unipolar esta muerta. En su reemplazo ha emergido (o esta emergiendo) la estructura multipolar que se hace cada vez más real en el contexto internacional a medida que la crisis imperialista se profundiza.

El asunto es que hay poquísimas probabilidades de encontrar un país que pueda ir subsidiando en los próximos años el enorme déficit fiscal y comercial norteamericano. Se habla de unos 4 a 5 billones de dólares necesarios para cumplir estas expectativas. Para mi las cifras deben ser mayores. Por lo pronto los principales países tenedores de reservas internacionales se orientan de forma irresistible hacia otros refugios: el euro y el oro o sus propias monedas. Los acuerdos del BRIC en Ekaterimburgo (Rusia) han sido importantes al respecto.

Y, en esas condiciones, el mundo, en lo inmediato, deberá soportar todas las secuelas que la depresión económica trajo consigo. Las estadísticas mundiales del PBI y el desempleo, fácilmente mostrarán, la ascensión de estos índices a los 20% y 30% en negativos. Algunos sostienen, hablando así cristianamente, que esto podría durar entre 5 y 8 años. Por lo tanto, sólo trasuntando estas situaciones impuestas por la actual debacle mundial, podríamos llegar a un ciclo económico corto de expansión. Entonces la prensa oficial precipitadamente la llamará “recuperación económica”. Para nosotros que estudiamos con seriedad la crisis económica mundial se nos hará imprescindible observar con minuciosidad lo ocurrido en la Gran Depresión Económica de 1929, particularmente, el periodo comprendido entre los años de 1929 y 1935.

Por lo tanto, de acuerdo a esta situación, el asunto del ciclo económico largo de crisis en que hoy esta envuelta el sistema capitalista desde 1973, indudablemente, va seguir latente esperando un posterior desenlace final. Pues, no se espera, de ninguna manera, un nuevo ciclo económico largo de expansión por la sencilla razón de que no habrá otro “siglo norteamericano” ni “siglo Chino” que amplié y modifique la estructura productiva capitalista, la que hoy está seriamente dañada y cuestionada y que no cuadra definitivamente con las nuevas exigencias de la humanidad.

Además no olvidemos que esta crisis estructural e histórica esta acompañada con los problemas de la energía (cenit del petróleo), del agua, el medio ambiente, etc. Y, con ella, se estaría profundizando la crisis misma, es decir, el ciclo económico largo de contracción y crisis no se estaría cerrando, sino, simplemente se estaría alargando aún más y cuyas consecuencias posteriores serían, indudablemente, aún mayores para el sistema imperialista en su conjunto.

El asunto de la confrontación revolucionaria de masas, que evidentemente tiene que ver mucho con este tema, es algo que prefiero tratar en otro artículo. Pero, no puedo pasar por alto, el nuevo ascenso de masas que viene gestándose de manera muy importante en el mundo a partir de la profundización de la presente crisis capitalista mundial. De hecho los pueblos se soliviantan profundamente. Eso es innegable e inocultable. Pero en esta coyuntura que vive el mundo las direcciones políticas necesariamente deberán asimilar los nuevos estilos de guerra de agresión que imponen las fuerzas imperialistas en Irak, Pakistán, Afganistán, el Extremo Oriente y otras regiones del planeta.

2.- GUERRA MONETARIA Y GUERRA POR MERCADOS.

Pero, continuemos con nuestras abstracciones. Algunos tienen una impresión desmesurada de la supremacía de los EEUU. No observan más allá de ciertas coyunturas y se maravillan del poderío militar de éste país. Se olvidan del colapso de su economía. No entienden que en unos años más la economía norteamericana tendrá urgencias ineluctables de capitales, sobre todo, para cubrir su déficit comercial y fiscal. La misma Reserva Federal norteamericana que hoy en contumacia con su Estado depredador está en una febril actividad por los rescates financieros, necesitará ser rescatado. ¿De dónde provendrán esos capitales? ¿Qué país los proporcionará? ¿China? ¿Rusia? ¿India? Ese es el asunto.

La profundidad de la crisis tensiona duramente a las burguesías financieras. Aunque los bloques aun no están debidamente solidificados, los polos están duramente contrapuestos. Así lo demuestran las belicosidades tanto de la OTAN como del Conglomerado de Shangai. Sin olvidar los cinco escenarios de guerra que hoy presenta el mundo (Primero, Irak. Segundo, Afganistán-Pakistán. Tercero, Irán. Cuarto, el caucaso. Quinto, la Península coreana). En realidad la crisis económica es muy grave que ha agudizado en extremo las contradicciones del sistema imperialista. Sus consecuencias han sido devastadoras para el conjunto de la economía mundial. Ha tensionado duramente a todas las burguesías financieras.

El bloque occidental (EEUU, Gran Bretaña, Japón, etc.) se violenta duramente por la vigencia de sus posiciones. Sus Estados y sus ejércitos profundizan sus funciones. Son maquinarias absolutamente vivas y redivivas. Por excelencia dinámicas. Les revienta en el alma la insurgencia de nuevas potencias. Se exasperan por la supremacía cada vez más clara de China, Rusia e India. Aún más por la insurgencia de una nueva estructura mundial basada en la multipolaridad.

Los países emergentes (China, Rusia e India) también se exasperan por la estreches de los mercados. Rusia se siente encolerizada por las constantes humillaciones que recibe de los EEUU en el llamado G-8 en el que esta impedido de acceder a sus cumbres más importantes, por lo demás, el veto que se ha establecido a su ingreso a la Organización Mundial del Comercio es muy elocuente (15 años pugnando por ingresar a este organismo internacional, en el que hasta Georgia tiene el derecho de veto). Además, Rusia hace denodados esfuerzos por mantener el monopolio del gas sobre Europa. Pero Ucrania es una zona de paso obligatorio del 80% del gas ruso que va a Europa, es decir, un ¼ del consumo total de gas en este continente. La pugna es muy dura con los monopolios occidentales que tratan de imponer a como de lugar la concreción del proyecto gasístico de Nabucco. En su lugar Rusia proyecta el gasoducto Nord Stream y South Stream que recorriendo 1,220 kilómetros llegue hasta Europa sin pasar por Ucrania. Ahora mismo sus pugnas están al rojo vivo por los pactos militares que en secreto han firmado los países adyacentes a su frontera con los EEUU. Además, Rusia esta sumamente preocupada y, por supuesto, en desacuerdo, con los precios del petróleo impuestos por las transnacionales occidentales que controlan este rubro vía la especulación financiera y que afectan, en primera línea, a su economía (7).

Por su parte China exige un pleno acceso a los poderes y decisiones en el FMI de acuerdo a su status actual (una de las mayores potencias mundiales). Aquí, en el FMI, EEUU es un país absolutamente dominante, pues, para adoptar una decisión importante se requiere el 85 % del total de los votos y él solo tiene el 17%, es decir, si este país no quiere que una decisión sea aprobada bastará con abstenerse (8). Así de simple. Es el único país con poder de veto. Es inaudito como toda África sólo tenga el 6% de votos. Algo parecido la sucede a China, con una participación sumamente exigua. El poder norteamericano en el FMI es realmente absoluto. Por eso se dice y, con toda justicia, que el FMI es una organización de propiedad de los EEUU. Entonces esto demuestra que la exigencia China por la reestructuración de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), no es una mera coincidencia. Es una exigencia mundial. Además, pugna por mejores condiciones en sus importaciones y exportaciones. Siente en el alma el bloqueo de los mercados, sobre todo, en el caso del comercio energético (su confrontación con EEUU es muy dura, pues, prácticamente este país tiene controlado el paso de los barcos que transportan petróleo por el estrecho de Malasia con dirección China). Esto es real. No una evasiva de bobos.

Entonces, en medio de esta situación, las burguesías financieras tienen dos opciones en su comportamiento frente a la actual crisis:

PRIMERO, LA COLUSIÓN. Una especie de causa común tanto de los países imperialistas de occidente como de los países emergentes que aparentemente optarían por salvar el dólar como moneda de reserva internacional. Esto se traduciría en una mayor inversión por parte de los países emergentes sobre los bonos que emite el tesoro norteamericano. Pero, observando bien el asunto, esto llevaría, a la larga, a la imposición de los EEUU como potencia dominante del sistema, lo cual entraría en contradicción con los objetivos reales de este eje que también aspira al control del mundo. Además una de las urgencias supremas de EEUU es sacudirse a como de lugar de las inmensas deudas en que esta envuelto, incluso, usar la inflación como un mecanismo para lograr esos objetivos. A este respecto es bueno observar lo ocurrido en el curso de la Gran Depresión de 1929 en el que hubo onerosas defraudaciones sobre deudas y bonos emitidos (9). Son algunas muestras de como las burguesías históricamente han pretendido evadirse de sus responsabilidades.  

SEGUNDO, LA PUGNA. Una confrontación por espacios, que por el lado emergente (China, Rusia, India e incluso Japón) significaría, la búsqueda de un refugio seguro para sus reservas internacionales ya sea en el Euro, el oro, sus propias monedas o la moneda virtual del FMI denominada Derechos Especiales de Giro (DEG). Es una opción que, de una u otra forma, conducirá al colapso del dólar. Eso es inevitable. Esta tesis esta sostenida en los hechos registrados por la historia. Aquí es bueno observar lo ocurrido a la Libra Esterlina en septiembre de 1931.

Pero esta opción traerá inevitablemente grandes desordenes en el mundo. En primer lugar se fortalecerá la nueva estructura multipolar. Las principales burguesas financieras buscarán sus propias metas. Y, las armas y los ejércitos empezarán a traquetearse. Y, aunque las armas nucleares aún cumplan sus funciones estratégicas-disuasivas e incluso decidan las proyecciones en el ámbito de la geopolítica mundial, el peligro de un trastrocamiento del equilibrio militar de facto establecido entre las potencias nucleares será mayor y sumamente latente. En esto es muy importante la profundización de la crisis capitalista. Las burguesías financieras no reparan esta situación sólo buscan saciar sus mezquinas ambiciones.

En esa medida la prensa occidental hace una larga lista de los países tenedores del arma nuclear, pero, en esencia, los tenedores del arma nuclear son solamente cinco países y, esos son, los todopoderosos países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (EEUU, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China). Además, de India que luego se incorporó a este grupo privilegiado de países. Y, ahora último ha emergido la RPDC con poderosas ojivas nucleares y potentes vectores en medio de una dura confrontación que hizo temblar al mundo y cambió definitivamente la correlación de fuerzas habidas en el contexto internacional. Así lo hice saber en mi último artículo (10).

Entonces, de acuerdo a esta situación, los EEUU tienen diseminado armamento nuclear en vastas regiones estratégicas del planeta, los cuales van en contra del “Tratado Sobre Reducción de Armas Estratégicas nucleares” (START I) suscritas en 1991, que imponía limitaciones al emplazamiento de estas armas fuera de las fronteras de cada uno de estos países. Además, prohibía el emplazamiento de vectores intercontinentales sobre rampas móviles (hoy se sabe, por ejemplo, que todos estos países tienen submarinos nucleares y bombarderos estratégicos que se mueven por todo el mundo sobrecargados con potentes ojivas nucleares y vectores intercontinentales). Están en Alemania (20 cabezas nucleares en la base militar de EEUU Buchel renania-palatinado) (11), en Bélgica, en Italia, en Corea del Sur y en Japón. Tambien en Israel, en Pakistán (el arsenal nuclear en este país está bajo un férreo control norteamericano que teme que podría caer en poder de China) (12) y en Sudáfrica (llevada por EEUU por intermedio de Israel cuando las fuerzas cubanas en conjunción con las angoleñas y Namibia defendían Angola) (13). Son armas nucleares listas para entrar en combate en cualquier momento.

Y, finalmente, de acuerdo a mi criterio, es esta segunda opción la que cada vez se hace más notorio en el mundo. Se fortifica por la misma inercia de los hechos y por la profundidad de la crisis que obliga a las burguesías financieras a tensionarse muy duramente e induce que esta tendencia finalmente se imponga en el corto plazo que corre el tiempo. En el fondo los dos bloques de burguesías quieren la salvaguarda del sistema imperialista pero, desde luego, a su manera y de acuerdo a sus propias convicciones. Y, en eso estamos ahora.

NOTAS:

(1).- “Crisis económica: la incertidumbre del desenlace”. Autor: Jesús Sánchez Rodríguez., publicado el 11 de enero de 2009, en: www.kaosenlared.net

(2).- “De la mano invisible a la mano negra”. Autor: Alfredo Toro Ardí, publicado el 16 de diciembre de 2008 en: www.rebelion.org

(3).- “Los mensajes tóxicos de Wall Street”. Autor: Joseph Stiglitz, publicado el 15 de junio de 2009 en www.rebelion.org

(4).- “Petras opina sobre elecciones de Irán. Ninguna persona razonable podría descontar el hecho de que el gobierno recibió una mayoría. Comentario para CX36 Radio Centenario del sociólogo norteamericano, prof. James Petras ”. Autor: Efraín Chury Iribarne,  publicado el 03 de julio de 2009 en www.rebelion.org

(5).- “El desastre californiano”. Autor: Jacque Coubard, publicado el 26 de julio de 2009, en: www.rebelion.org

(6).- “PIB de Corea del Sur cae a 15º puesto mundial en 2008”, publicado el 06 de julio de 2009 en: www.spanish.xinhuanet.com

(7).- “Rusia: fabulas para adultos”. Autor: Boris Kagarlitsky, publicado el 12 de julio de 2009 en: www.sinpermiso.info

(8).- “¿Quién condiciona al gran condicionador? Los fondos del Fondo Monetario Internacional”. Autor: Roberto Bissio, publicado el 26 de julio de 2009, en: www.rebelion.org

(9).- “La situación económica mundial (II)”. Autor: umberto Mazzei, publicado el 22 de julio de 2009, en Argenpress.

(10).- “Gran depresión económica mundial y extrema agudización de las contradicciones interimperialistas”. Autor: Enrique Muñoz Gamarra, publicado el 12 de junio de 2009, en: www.kaosenlared.net (Además recomiendo a mis lectores observen mi Página web (www.enriquemunozgamarra.org), sobre todo la parte de las noticias, en las que justamente se apoyan todos mis artículos).

(11).- “Alemania en el desastre afgano”. Autor: Rafael Poch, publicado el 06 de julio de 2009 en: www.rebelión.org

(12).- “En política económica y exterior (Obama) es una continuación ‘soft’ de Clinton, con cambios básicamente cosméticos. Entrevista con el analista estadounidense Pepe Escobar en torno a su libro ‘Obama Does Globaliston’”. Autor: Salvador López Arnal, publicado el 17 de abril de 2009 en: www.rebelion.org Además, recomiendo la lectura del siguiente articulo: “Pakistán y el mito de la ‘bomba islámica’”. Autor: Nicolás Téneze (Voltaire.net) y publicada el 28 de julio de 2009, en: www.rebelion.org

(13).- “Discurso de Obama en el Cairo”. Autor: Fidel Castro, en: “Reflexiones de Fidel” publicado en Cubadebate.

(*) ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA

Sociólogo, investigador y analista político peruano. Especialista en asuntos internacionales. Hoy trabaja en forma independiente. Su Página Web es: www.enriquemunozgamarra.org 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3201 veces.



*Enrique Muñoz Gamarra

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

 henry764@hotmail.com

Visite el perfil de Enrique Muñoz Gamarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a83283.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO