Charles Darwin y la Oposición

Pronto ha de estarse celebrando los 200 años del nacimiento de Charles Darwin y los 150 años de la publicación de una obra (Origen de las especies) de gran alcance científico. Esa obra, permitió ofrecerle al mundo una explicación sobre nuestro origen y definitivamente puso en “jaque”, las explicaciones que la iglesia impuso por la fuerza y por el poder que había acumulado. Charles Darwin antes de revolucionar al mundo con su teoría, sufrió o fue objeto de su propia revolución, porque fue teólogo desde los 22 años. Así pues, que Darwin fue un caso extraordinario de revolución y evolución.

Pero a casi 150 años de ese histórico momento, la realidad venezolana permite confirmar otra teoría científica (Albert Einstein), surgida al inicio del siglo XX (1905) y que explica la relatividad del movimiento. Esta Teoría, en el caso específico del desempeño y trayectoria de algunos líderes de la oposición, no descarta la teoría de la evolución, simplemente puede facilitarnos la formulación de una hipótesis según la cual, el movimiento, asociando con la evolución, puede también trayecto contrario: involución. Hay evolución y existe también la involución

En unos casos ese movimiento de involución es más dramático y vertiginoso que otro, pero es observable en cada uno de ellos. ¿Cuáles son en términos precisos, los aspectos claves de la teoría de Darwin?

1) Las especies no tienen un desarrollo fijo, se encuentran en un cambio constante: Evolucionan o involucionan

2) La lucha por la supervivencia determina que los que menos se adaptan van lentamente degradándose, o como en nuestro caso, van asumiendo (involución) la conducta y el comportamiento de unos miserables.

Veamos los prototipos o “tipos biológicos” de esta situación en Venezuela y confirmemos, que en cada uno de ellos logra expresarse lo que pudiera calificarse o denominarse como la “curva intelectual de la miseria”. Es importante señalar que esa curva puede ser dramática (suicida) o ligeramente pronunciada.

Teodoro Petkoff: Sus libros muestran dos cosas fundamentales: Las mentiras que él mismo se metió y la cantidad de vueltas que tuvo que dar para terminar siendo el operador segundón del peor político de la IV república: Manuel Rosales. En este caso, la curva fue subiendo lentamente para luego caer estrepitosamente. Si lo vemos como editor, ese comportamiento miserable de alguna manera también es demostrable. Simplemente recuerde la política editorial del periódico Punto y vea hoy tal cual. En Punto se editorializaba contra los adecos y copeyanos; Tal Cual está hecho para jalarle bolas a la basura que viene quedando en AD y COPEI y sirve también (¡Oh sorpresa!), para tirarle piropitos a lo más reaccionario de la derecha venezolana.

Marcelino Bisbal y Antonio Pascuali. Tómese cualquiera de los textos o artículos que hayan escrito estos dos intelectuales sobre la televisión Venezolana y vean hoy, el comportamiento que asumen. Supóngase también, las veces que han metido el dedo para menear los “Whisky” que se echan en reuniones con los dueños de medios para asesorarlo o para dar explicaciones sobre este régimen. Vean la trayectoria de la involución; antes usaban la mente y explicaban cosas, ahora solamente son capaces de mover el dedo circularmente en un vaso.

Pablo Medina. Este es un caso típico y que no debe descartarse en una observación que intente ver el curso (en retroceso) de la teoría de la evolución de la especie “políticos de la IV”. Tómese por ejemplo algunas cosas que le escribieron, pero que él firmo sobre la deuda en Venezuela. Si lee y logra entender lo que dejó por ahí escrito sobre ese y otros temas, podrá ver que en este caso, la curva de la involución rompe todos los parámetros. En el caso de Pablo Medina, la metería gris que creía tener en la cabeza, se la siente ahora como un desecho de muy mal olor y que se forma básicamente con dos compuestos bicíclicos, cuya fórmula es C9H9N.

Ismael García. De todos los casos que pueden identificarse dentro de la oposición, este es en verdad un caso que pone cualquiera teoría “patas pa´ arriba”. No hay argumentos de ningún tipo para procesar este fenómeno. No califica ni ética ni moralmente para ser sometido a un análisis científico. El C9H9N en una maravilla si lo comparamos con este sujeto. Hay más tipos biológicos representativos de la oposición, pero no tengo todo aporrea para poder colocarlos y demostrar que en este medio, lo común es la involución.

En los casos registrados aquí, cabe perfectamente un verso que le oía a un viejo en Margarita y que he recordado varias veces por aquí: Algunos hombre son como el Cohete/Cuando se elevan a la altura/Allá truenan allá figuran/y vienen a servir de juguete.


evaristomarcano@cantv.net

marcano.evaristo@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4576 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71000.htmlCd0NV CAC = Y co = US