Posibles lecciones del 23N, para el PSUV

La disidencia debe ser respetada y tolerada en el seno del PSUV. El expediente de expulsar del partido a los que piensan diferente es una herencia IV Republicana. Las ideas se combaten con ideas y no con represión.

Nuestros aliados son aquellos que aceptan y acatan el liderazgo del Compañero Presidente Hugo Chávez y aceptan el Socialismo como la única salida para Venezuela y el Mundo. No importa como se le quiere llamar a ese Socialismo: Científico, del Siglo XXI, Indoamericano, Real, etc.

El PSUV, debe mantener una constante y pertinaz lucha ideológica en aras de lograr la consolidación definitiva en el seno del pueblo de la idea del Socialismo. Ya basta de que se nos siga considerando chavistas, somos socialistas, este cliché lo ha utilizado la burguesía para confundirnos ideológicamente. Los resultados del 23N, nos indican que estamos perdiendo la lucha ideológica.

Superar la concepción del partido como maquinaria electoral, está es una de las perversiones más terribles del puntofijismo. El PSUV, debe ser un partido de masas y de cuadros políticos, sin que esto nos lleve a contradicciones ideológicas y políticas.
No es posible, que el PSUV no tengan aun Estatutos. Esto refleja debilidad y puede transformarse en nuestro talón de Aquiles.

Los dirigentes y las bases del PSUV, deben transformarse en el látigo que golpee a la derecha, en donde se hayan dado retrocesos (Táchira, Alcaldía Mayor, Miranda y Carabobo). Es necesario investigar y profundizar los casos de Zulia y Nueva Esparta, hay algo que se está haciendo terriblemente mal.

A pesar de las 17 Gobernaciones, 263 Alcaldías obtenidas por el PSUV seguimos perdiendo la lucha ideológica. El pueblo no ha sido convencido de aceptar el Socialismo como forma de vida. Es posible que en la medida que se agudice la lucha de clases, algunos de estos gobernadores, alcaldes y diputados regionales den su salto de talanquera. La derecha reformista está más viva que nunca dentro del PSUV, y espera el momento oportuno para lanzar su zarpazo.

Es hora ya de no temer a la lucha de clases, no sigamos negando la historia. De lo contrario la Revolución y el PSUV pueden ser barridos por la burguesía.
Se hace imprescindible iniciar dentro del PSUV un intenso debate ideológico que lleve a considerar la necesidad de renovar o mantener a los actuales dirigentes del PSUV (a excepción del Presidente del PSUV Hugo Chávez).


Patria, Socialismo o Muerte.

Venceremos.

ediurcol@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1658 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas