Lo que faltaba del balance político electoral

Ya hecho el análisis político de los resultados electorales del 23 de noviembre, estos quedarían incompletos si no le entramos a la totalidad de los factores que incidieron directa o indirectamente en los resultados obtenidos por los factores en pugna por la voluntad popular. Más aún, cuando terminado el proceso electoral aquellas cosas que, de repente, se volvieron infuncionales ahora funcionan de los más bien.

1.- El Metro de Caracas, fue uno de los servicios que funcionó de manera ineficiente, los usuarios y usuarios de este vital servicio fuimos sometidos a una brutal campaña de guerra psicológica al interior de sus instalaciones, terminado el proceso electoral aún sus autoridades, no nos explican las causas de tan notable mal servicio ni han pedido las correspondientes excusas al pueblo de Caracas, la actitud del avestruz, de la directiva del Metro, contracta notablemente con la de sus trabajadores y trabajadoras quienes han dado la cara por esta empresa propiedad de todos y todas las venezolanas. Innumerables correos, de estos trabajadores, nos han llegado para tratar de explicarnos las posibles causas del mal servicio, todas coincidentes en una sola cosa, la alta gerencia no está a la altura de un servicio de tanta complejidad operativa. Esta directiva del Metro de Caracas, ha sido uno de los grandes derrotados en este proceso comicial, no pudieron doblegar la voluntad del pueblo de Caracas de votar por Aristóbulo y Jorge Rodríguez, los resultados así lo manifiestan. El Gobierno Revolucionario, debe meter allí una lupa del tamaño de una catedral, reunirse con los trabajadores y trabajadoras de esta empresa, propiedad de todos los venezolanos y, evaluar con ellos y ellas, las causas para que un servicio tan vital, haya llegado a tales niveles de deterioro a fin de acometer las medidas de carácter estructural que permitan a este servicio, alcanzar niveles de calidad, acordes a las reclamadas por quienes habitamos en el Valle de Caracas, cuna de Simón Bolívar.

2.- El servicio de electricidad fue otro, de los que más dolores de cabeza dió a la población, los apagones fueron los protagonistas de los días previos a la consulta electoral, tanto que el M/G González González, jefe del Comando Estratégico Operacional tomó la decisión, acertada por demás, de militarizar las estaciones de servicio eléctrico en todo el país, actuación que tuvo el efecto de minimizar la ocurrencia de eventos; de hecho, el día de la elección no se tiene noticia de la ocurrencia de evento en alguna parte de nuestro territorio. Esto obliga al Gobierno Revolucionario a meter su lupa en la gerencia de los organismos que tienen a su cargo este vital servicio, los trabajadores y trabajadoras de estas empresas, propiedad de todos y todas las venezolanas, deben ser los aliados esenciales para contrarrestar esta política funesta a lo interno de las instalaciones eléctricas. Mal quedó la gerencia de la Corpoelec, y bajo sospecha de la ciudadanía.

3.- Un Nuevo Tiempo lanzó como propaganda electoral una tarjeta de racionamiento, de inmediato, Consecomercio anunciaba que se vendría un desabastecimiento de algunos rubros de la dieta básica, no tardaría mucho en hacerse realidad estos pronósticos del organismo empresarial; el azúcar, arroz y hasta la leche en algunos sectores, desaparecieron de los anaqueles de los supermercados e incluso, de los mercales y pedevales, ante la mirada atónita de los funcionarios gubernamentales. De hecho, no fue hasta el sábado 29 de noviembre, pasado el proceso electoral, que el Ministro Elías Jaua anunciaría al país que “hemos derrotado el desabastecimiento”, ya llevaba como tres meses que la campaña desabastecedora había cumplido sus objetivos, poniendo al descubierto que, todavía, el Gobierno Revolucionario no ha desmontado los monopolios y oligopolios que controlan el mercado de alimentos en nuestro país, mucho menos, que el Ministerio de Alimentación tenga control del circuito alimentario, algo que debe hacernos reflexionar seriamente, ya que todavía estamos a merced de las roscas alimenticias.

4.- El tema de la inseguridad, convertido en promesa, en boca de muchos de los candidatos oposicionistas, su abordaje; fue otro problema que asedió a la población de las grandes ciudades, el asesinato de taxistas y choferes de camionetas, durante las semanas previas al evento electoral causaron mucha alarma entre nuestra población y produjo que este sector de trabajadores propiciara la tranca de calles y avenidas. La realidad es que, al concluir el evento electoral, a la fecha no se ha producido ningún evento que motive en este sector la tranca de calles o avenidas, pensamos que la oposición tiene mucho que explicarle a este sector de los trabajadores del volante. El ingreso de paramilitares al país, promovido por el oposicionismo, no tendrá algo que ver con esos asesinatos? nos preguntamos. Consideramos que, el Gobierno Revolucionario, continua sin acertar en políticas adecuadas para enfrentar este flagelo que tanto desconcierta a la familia venezolana. Planes como Caracas Segura, no pasan de la toma de medidas epilépticas que, al pasar el tiempo, quedan en el olvido. Este problema de no acometerse, seriamente, termina por arrojar a la llamada clase media en brazos de de la derecha fascista que prometen mano duro o muerte al hampa, se acuerdan de Alfredo Peña, quien fuera Alcalde Mayor y su Plan Bratton que, muchos dólares costo a los caraqueños y caraqueñas, para quedar todo igual.

5.- El burocratismo, que termina convirtiéndose en oposicionismo, al fin de cuentas son lo mismo, expresado en retardos en el cumplimiento de obligaciones laborales tales como: el no pago de la primera parte de los aguinaldos, las quincenas o tiquetes de alimentación, o como el caso de las universidades en que se habían comprometido las autoridades de educación superior a cancelar una deuda por prima de hogar, con fecha de acta compromiso firmada por sus autoridades y los sindicatos a más tardar el 15 de noviembre; siendo que, para este viernes 5 de diciembre parece ser, que se honraría este compromiso. Estos actuaciones inciden negativamente en los trabajadores y trabajadoras, propiciando entre ellos y ellas, el descontento hacia el organismo que incumple y, en definitiva en contra del Gobierno Revolucionario, razón más que suficiente para considerar a quienes las propician como contrarrevolucionarios y enemigos del proceso de cambios que vive nuestro país. Pensamos que, el Comandante Presidente Chávez, debe mirar con lupa los organismos que llevaron a cabo estas acciones saboteadoras y exigirles explicación de sus actuaciones, preguntarles para quién trabajan?

Dejemos hasta aquí, para no hacer muy largo el artículo, lo cierto es que el oposicionismo ha tejido toda una red de saboteadores, pagados con los dineros que envían las agencias de espionaje del gobierno norteamericano, lo que obliga a desmantelarlas, pensamos que la Asamblea Nacional sigue en mora con el país, no deben dejar el trabajo legislativo al Comandante Presidente Chávez y sus leyes habilitantes, para algo les pagamos buenas dietas el pueblo venezolano; deben legislar, entre otras, una ley que prohíba el financiamiento de gobiernos extranjeros para hacer política en el país; que castigue, severamente, a las organizaciones e individualidades que realicen estos actos contra el país, no lo piensen mucho, recojan la legislación estadounidense y ajústenla a nuestra legislación y punto.

Por otro lado, dado el creciente número de empresas de servicio público que han pasado a propiedad de todos y todas las venezolanas, urge un organismo que haga seguimiento a la calidad de los servicios prestados por las mismas. Recordemos que, por ejemplo, el Rector de la UCV, Trino Alcides Díaz en ejercicio de sus funciones, cuando se preveía la declaratoria de esta universidad como patrimonio de la humanidad, y preocupado por el ambiente físico de esta institución, creó la Brigada de Detección de Fallas en el Ambiente de la Ciudad Universitaria, para hacerle seguimiento y tener información de primera mano, del estado físico de las instalaciones que conforman la Ciudad Universitaria de Caracas. Pensamos que, al Comandante Presidente Chávez le hace falta contar con un mecanismo semejante, que le permita acceder a información veraz de lo que ocurre con el servicio que vienen prestando las empresas pertenecientes a todos y todas las venezolanas, las obras que viene ejecutando el Ejecutivo Nacional a lo largo de todo el país, con el acceso a esta información seguramente podrá dar respuesta oportuna a los problemas que pudieran presentársele en el mediano plazo, prever es fundamental en el ejercicio de la política.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1890 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68158.htmlCd0NV CAC = Y co = US