Los algoritmos y guarismo del presidente del partido

Papeles en mano, números, proyecciones, curvas y gráficos rojo rojitos dieron fe esta semana, de que nuestro presidente al igual que Aristocles Podros el de la espalda ancha, le fascina matematizar las conductas del ser humano. El parte de nuestro primer experto en cifras, señalaba que los candidatos a gobernador postulados por su partido sacaron 5.558.038 votos y que los candidatos de la oposición sumaron la cantidad de 4.545.737; además los “traicioneros” voticos de los chavistas que resolvieron no votar por el PSUV, ni por los candidatos que propuso su presidente sumaron la “minucia” de 421.042 votos, más las birusitas de 100.590 votos que se agruparon en los no alineados, que al final de cuenta son venezolanos que hicieron propuestas alternas y distantes de la oposición y el chavismo.

Ahora bien, el máximo cuadro del partido triunfante, emulando más a Malba Than que al propio “espalda ancha” de Platón, insiste en que definitivamente las fuerzas de la oposición no obtuvieron “ninguna” victoria; porque según sus cuentas, en matemática dos más dos si son cuatro y las incidencias éticas, políticas y sociales tal como lo plantea el geométrico Podros, aquí no aplican.

¡No volverán! ¡no volverán! ha gritado hasta desgañitarse todo el que se considere chavista y revolucionario; pero estos cuartos republicanos han hecho como los de Troya, han vuelto y no sólo han metido el caballo en la codiciada ciudad donde residen los poderes públicos, sino que hoy mantienen y gobiernan las fortalezas de regiones como Miranda , Carabobo, Zulia, Táchira y Nueva Esparta

Los números son los números y sino pregúntenselo al hombre que calculaba; pero en política dos mas dos no son cuatro, y estos resultados del 23 N obligan a ir más allá de la simple numerología; y es innegable que a pesar del arrase en las Alcaldías y las legislaturas, se evidencia un franco proceso de recuperación, de una oposición que hace apenas tres años lucía desarticulada y sin estrategias definidas. Así mismo, se ha producido un hecho político para nada desapercibido: las corrientes y organizaciones políticas distintas al partido del comandante; pero que acompañan este proceso, reivindicando el derecho a mantener su propio perfil y la unidad en medio de la diversidad, han capturado un espacio que hoy también es cuantificable.

Así las cosas, y a pesar de las molestias y los epítetos de “traidores y salta talanquera”, que injustamente se le endilgan a los aliados; la verdad verdadera es que los números puede servir para todo, incluso para distorsionar la realidad, y no ver que los que no votaron por el PSUV y sus candidatos, alcanzan casi los mismos porcentajes de aquellos que si lo hicieron.

Y más aún, la sumatoria de los “disidentes” chavistas y los que votaron por los candidatos del PSUV, no sólo marcan y aumentan la diferencia, sino que sirven para recordar, que con las matemáticas se pueden graficar y cuantificar los hechos políticos; pero los hechos políticos no puede ser cambiados por algoritmos y guarismos que olvidan la sapiensa política, de quienes ante la primera derrota electoral del 2D, no hablaron de números; si no de unas tres erres, que al parecer por no aplicarse produjeron estos discutidos resultados, que hoy anuncia el presidente del partido victorioso.

douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2111 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas