(O gajes del oficio, usted sabrá)

Gases del ofidio

Mi tío José, que en paz descanse, le encantaba hacer estos juegos de palabras. Así por el estilo le decía a un primo que practicaba natación: ¡Upa toñito, tremendos expectorantes! para decir que tenía el pecho cuadrado, o ¡Grato error! Para indicar que habías metido la pata.

Digo yo, que en este “fuego de poderes” de la derecha oxigenada (no le vuelvo a decir endógena, porque esa vaina vino de afuera) que ha sido “cubrido” por los medios golpistas y medio, no es más que una DEMOSTRACIÓN de que si existe, tiene nombres y apellidos, tiene dolientes, tiene protegidos y sobre todo tiene poder.

Hay quienes vociferan que saben el nombre de “revolucionarios rojo rojitos” que festejaron la derrota del 2D. ¿Por qué no lo dicen? Probablemente se trate de un “disciplinado”.

Cuando usted quiere comer más de lo que le cabe en la boquita, estamos en presencia de un A- Tascón de poder. Pero hay otros que se creen que tienen un poder que solo Dios-ha- dado a pocos en el mundo. “A Cabello vamos pal monte” diría mi tío.

“Como el ave Félix “habrá que resurgir de nuestras propias cenizas para enfrentar con la frente en alto el asalto de el enemigo interno que ya tiene a algunos internados por laberintitis que da mareos ideológicos y oftalmológicos porque las cosas no se aclaran ni se oscurecen, sino todo lo contrario. “Los revolucionarios aún no toman el poder” dice Hindu y miles más, pero nadie nos para bolas porque no hay oídos que oigan ni ojos que vean. El proceso de la toma del poder, se ha tornado más largo que un flato ofídico, si es que tal cosa existe. Al mismo tiempo, la derecha oxigenada (lo de oxigenada es porque adentro se le ha dado oxígeno para su sangre y su espíritu) asume que la prevaricación y la molicie, son gajes del oficio.

“Dejen la candidatitis” dice el líder, pero solo las bases obedecen. Los demás tienen candidiasis debido a su promiscuidad electoral. El prurito es arrecho y se rascan contra la cuna del PSUV. Entonces empiezan a clamar unidad y disciplina, cuando ellos son más brincones que un venado en un frijolar. Aunque parezca halado por los “Cabellos”, hermoso ejemplo de fraternidad.

De nuevo la experimentada voz de José Vicente, advierte que se intenta un nuevo golpe. Pero de nuevo experimenta un pelón indicando diálogo. El que se la pasa dialogando con paramilitares es el “encandilao del Catatumbo”, usted mismo lo ha dicho. Mientras el affaire Luís-Diosdado pasa, el tiempo pesa y la revolución parece en reposo, habrá que esperar un nuevo golpe para reimpulsarla. El Pueblo tendrá que salir de nuevo a rescatar el hilo constitucional, así lo cosan a plomo.

“Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro” dijo Bolívar, atisbando la muerte.

“Si nos adueñamos del partido y enlodamos la unión, seguiremos tranquilos en el lucro” excogitan los apóstatas de la revolución.

Los principios primero, las aspiraciones después. Lo demás es tema de temores.

La derecha oxigenada, Los medios golpistas, Fedecámaras y los paramilitares tratan de cercar al Pueblo, porque solo el Pueblo salva al Pueblo, solo el Pueblo salva a Chávez. Lo haremos de nuevo Comandante, pero no nos pida que pongamos la otra mejilla, solo tenemos dos e hinchadas de tanta bofetada enemiga.

pladel@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1551 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor