Conversación de una empleada con su patrona

La señora estaba brava, porque la empleada era Chavista, y la señora le decía: Yo odio a los Chavistas.

La empleada le pidió a la señora, que le permitiera explicarle, porque amaba a Chávez, lo que le dijo, fue lo siguiente:
Señora, yo amo a Chávez, porque es un hombre noble y bueno, así como la amo a Usted, quien también ha sido noble y buena conmigo, amo a sus hijos, a quienes cuido cada día, como si fueran míos.

Pero Señora, yo también tengo dos hijos, a los que dejo solos cada día, para venir a trabajar a su casa, y gracias a Dios y a este gobierno, ahora están en una Escuela Bolivariana y allí le dan sus comidas y sus clases.

Usted tiene la suerte, que a un pequeño quebranto de salud, recurre inmediatamente a un medico, que viene hasta aquí y si hay que hospitalizarlo, Usted no tiene problema. Yo no puedo hacer eso, Señora, pero ahora hay un medico cubano en el sector y sabe que, aunque no lo hemos necesitado, dormimos mas tranquilos, sabiendo que ese medico está allí las 24 horas del día.

Le voy a decir algo mas, ya no hace falta que me deje premarcado, el numero en el inalámbrico, porque ya se marcarlo, inclusive, ya puedo leer otros números de otras personas, en caso de una emergencia y eso también se lo debo a este gobierno, con su plan alfabetizador.

Señora, perdóneme, por lo que voy a decirle: “Por favor, no me odie” no me odie, por ser chavista, no me odie, por ser agradecida, no me odie, porque mis hijos estudien y coman, no me odie, porque alguien se ocupe de nuestra salud, gratuitamente, no me odie, porque por fin estoy aprendiendo a leer y a escribir, no me odie por sentir que alguien nos considera seres humanos y no me odie, porque ame a Chávez.

Yo hubiese amado, a cualquier otro Presidente, que hubiese hecho lo mismo, como Usted, seguro ha amado a quienes la han ayudado a tener esta casa tan hermosa y este bienestar, que ahora disfruta.

Sabe, Señora, muy pronto, seré dueña de la parcela, donde tengo mi casita y sentiré la felicidad que Usted siente de tener esta hermosa casa.

…Y por favor, no crea esas tonterías, de que por querer al Presidente, somos enemigos y le haremos daño, no Señora, yo la quiero y la respeto mucho a Usted y a su familia y nunca le haría el menor daño, porque nosotros.. no sabemos odiar”.

No tengo referencia, sobre la autoría, de este escrito, pero creo que bien vale la pena recordarlo y compartirlo, por ser un claro ejemplo de alguien QUE SI SABE DEFENDER LA REVOLUCION.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3571 veces.



Darella Osío


Visite el perfil de Darella Osío para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: