¿Estaremos Siendo Estúpidos e Ingenuos?

Disculpen que use con ustedes esta palabra: estúpidos. Esto viene porque el momento postelectoral y los análisis que se realizan nos recuerdan el incidente electoral de Bill Clinton, cuando en un evento de campaña y tratando de convencer a los electores con temas y palabras que no abordan lo esencial de la vida de EE.UU; el asesor le gritaba con un apuntador: es la economía, estúpido.

Creo que las reflexiones (que son bastante) descuidan aspectos relevantes y se van por asuntos que no dejando de ser importantes, no son los que denominaríamos estratégicos. Ahora resulta que de este lado están envilecidos, entusiasmados (y peor aún) creídos que la oposición, la oligarquía y los medios de comunicación no tendrán mas argumentos para calificar a Chávez de dictador, autócrata, concentrador de poder y gritar por los medios de comunicación que Venezuela vive una atroz dictadura. Ahora resulta que nosotros nos estamos convenciendo del talante democrático de Chávez. Se olvidaron de “no olvidar”.

Chávez después del Golpe perdonó a los que encontró en Miraflores el 13 de abril y que fueron claves en el decreto de Carmona. Perdonó a todos los que participaron en ese golpe y por ahí andan libres y preparando los planes golpistas. Chávez perdonó (y peor aún) reenganchó a los técnicos de PDVSA que después planificaron el golpe petrolero que sometió a esta país a una gran angustia.

Para nosotros, el talante democrático de Chávez no debe estar en discusión ni debe ser uno de los argumentos que estemos utilizando para casi celebrar esta derrota. Metámonos en la cabeza, que la oposición, la oligarquía y los medios de comunicación no soltaran esa matriz de opinión que buenos resultados le ha dado para mantener a sectores populares y clase media en sus filas. Esa fue un arma que utilizaron insistentemente en esta campaña electoral y no van a soltarla. Dejémonos de ser ingenuos

¿Cuál fue la apuesta que contenía esta confrontación por la Reforma?

Si no pecamos de ingenuo en este crítico momento, es importante reconocer que se apostó por iniciar “el salto” hacia el socialismo y de asegurarnos (léase bien), la posibilidad de que Chávez estuviera conduciendo este proceso hasta su definitiva maduración y consolidación. Esa era la apuesta que formulamos para el este 2 de diciembre. El análisis debe considerar estas dos situaciones y a partir de ahí, tratar el “cóctel” de factores que condujeron a la derrota. Creo que Chávez no debe continuar con esa palabrita que ya la están repitiendo insistentemente y que afirma “que no perdimos nada”. Pues si insistimos en esa frase, luego se estarán dando razones para no participar en otros eventos como este referendo porque con ello no se está “perdiendo nada”. Toda batalla es muy importante, porque una derrota puede ser capaz de desencadenar una cadena de acontecimientos no visibles prontamente.

La Propuesta pudo haber sido compleja y el debate pudo hacerla más difícil por la manipulación mediática que se hizo desde los medios de comunicación que son opuestos a este proyecto. La manipulación fijó la atención es aspectos centrales del proyecto (propiedad y Familia) y es posible entender que esa manipulación sobre la idea del socialismo y de muchas de las propuestas que contenía la reforma “preocuparon” a dirigentes bolivarianos que nacionalmente tienen una destacada responsabilidad de dirección en el movimiento. Esta “preocupación” pudo hacerse aguda con algunos cálculos de suma y resta y por ello, los funcionarios de alto nivel determinaron que la reforma no le era rentable o no se correspondía con sus expectativas y modelo de vida. No olvidemos ese hermoso Libro de E From: Ser y Tener.

Se dice y argumenta que o los 3 millones de votos se evaporaron por el descontento que hay a nivel de las comunidades por promesas no cumplidas y gobiernos que no atienden las angustias de las comunidades. Este argumento es razonable y hay verdad en ello, pero también es verdad, que la reforma contenía una respuesta a este descontento al presentar y consolidar a los Consejos comunales y comuna (geometría de poder) como un medio para operar más efectivamente y saltar esa burocracia que nos consume y que es extremadamente costosa

Es probable también, que hayan “”bolivarianos” presidenciables (no olvidemos Baduel y otros desertores) interesados en poner como inconveniente e innecesario la reelección de Chávez.

evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1833 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46475.htmlCd0NV CAC = Y co = US