Un tipo ético, pelético, pelempempético

Escribo estás líneas no para replicar, sino para dar mi opinión. Me sabe a casabe el aludido ni me importa si lo lee o no. Si me importa la duda que en algún desprevenido pueda sembrar la perorata dialectoide que ha pretendido imponer un personaje claroscuro que ha fungido como ventrílocuo intelectual de otra figura esta vez más oscura que clara.

No es que no pueda, es que no me da la gana de hablar sobre ésto con la retórica y "las citas citables" de las cuales el ventrílocuo hace alarde. No precisamos de tales muletas; nuestro pensamiento tiene aroma a café que viene del corazón de Los Llanos, de La Selva Amázónica, de las Costas del Caribe y tiene matices de sonrisa africana y sapiencia aborigen.

Para definir: Heinz, no arregles que escoñetas. Hay que ser bien cretino para escurrir una comparación entre El COMANDANTE y Baduel. Tal truculencia no tiene sentido y no lo digo por un frenesí político, sino porque en todas las acciones del COMANDANTE, hay cabalidad, lealtad, amor y entrega por el pueblo, que se traducen en hechos bien concretos como la Propuesta de Reforma Constitucional donde se define con claridad meridiana cómo se nos devolverá La Patria arrebatada.

La susodicha esquina del cuadrilátero no es tal. En todo caso solo estaríamos en presencia de un manejador bóxistico de tercera que envia al ring a su pupilo sin el debido fogueo. Tu estás en una madriguera desde la cual se percibe con dificultad una diminuta parte de la realidad nacional.

Si el universo cabe en una cáscara de nuez o si Dios habla a través de las matemáticas no tiene nada que ver con las pendejadas binarias con las cuales se pretende hacernos entender que es lo que sucede en nuestra amada tierra, ni con el proceso revolucionario indetenible. Quiera ese mismo Dios que EL COMANDANTE pueda ver en este plano terrenal el fortalecimiento del movimiento popular provocado por el estallido social más significativo del siglo XX como concreción de esa propuesta. Agarra tu "uno" y te lo metes por el "cero"

Las soluciones deficientes aludidas son solo mentales pero la quieres extrapolar al entorno con el mismo desparpajo con el cual una hormiga obliga un paquidermo a salir del agua, segura de que se puso su traje de baño. Suponer que ambas opciones (Si vs No) son deficientes para nuestro devenir, buscando chantajear a los desprevenidos, resulta en un bramido inutil ante la estocada electoral que se avecina. ¿Quieres saber más de números binarios? Échele una llamadita a Seijas. Hasta ahora sus encuestas han reflejado certezas de rumbos que el pueblo siente en el alma y ha hecho que varios se guarden su apéndice muscular gustativo en el introitus anal.

Quien argumenta que se negocia en estas lides por necesidad y no por amores dista mucho de entender el proceso revolucionario y muestra inevitablemente su inmoralidad. Eso de decir la verdad a costa de perder la amistad de EL COMANDANTE y porque eres un monje de la ética de la verdad científica, es para cagarse de la risa y solo equiparable por lo burdo y petulante a los berridos filosóficos del Encandilado del Catatumbo. ¿Será mera coincidencia?

No es relevante pedir disculpas porque no estemos familiarizados con tu galimatías epistemológico científico pelempempudo. Pero es una pena que a pesar de todos tus implantes literarios demuestres una ignorancia supina de nuestra realidad. Aquí nadie sueña con escenarios jacobinos o romanos.Tu si debes delirar con un binomio raúl - heinz, es decir, perro caliente con salsa de tomate.

¡ Que pendejos son estos, Crispín, que no saben echá un cálculo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4639 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor