Yo estuve en Puente Llaguno

Escribo estas líneas para dar a conocer mi experiencia en los sucesos del 11 de abril de 2002.

Mi nombre es Lucio Armando Peña, residenciado en Santa Cruz de Aragua del Estado Aragua. En la mañana del 11A me encontraba en mi hogar observando los acontecimientos por VTV.

Cerca de las 11am., en entrevista al Alcalde Freddy Bernal por VTV, pude observar y escuchar que el Alcalde señalaba lo irresponsable del Presidente de la CTV que aupaba a la marcha opositora para que se dirigieran a Miraflores. Por esta razón me sentí estimulado a viajar a Caracas para hacer fuerza en la concentración de Miraflores y contrarrestar cualquier intención de la marcha opositora, de tomar el gobierno. Salí de mi casa y contacte a cuatro compatriotas para viajar a Caracas en mi vehículo. Logramos llegar un poco antes de la 1pm., y buscamos de estacionar en Fuerte Tiuna, ya que uno de los compatriotas es militar retirado y me indicaba que entrara por las alcabalas para estacionar, lo cual no fue posible en ninguna de las tres alcabalas que intentamos, ya que los guardias lo impedían por instrucciones superiores. Así, estacionamos en el Centro Comercial El Valle y tomamos el Metro hasta llegar a Parque Carabobo, porque hasta allí funcionó. Una vez en el exterior, nos encontramos con la marcha opositora y caminamos entre ellos por toda la avenida Universidad hasta llegar a la cuadra que se comunica con la Plaza Bolívar, en la cual pude observar enfrentamientos en los alrededores de la Asamblea Nacional. Atravesamos la Plaza y nos dirigimos a la concentración nuestra, a la altura del Banco Central. Allí, compartimos y dialogamos con nuestros compatriotas y también escuchábamos los mensajes que se hacían desde la tarima que estaba en frente de Miraflores, por parte de algunos diputados y dirigentes políticos. En un instante, nos pusimos de acuerdo en acercarnos hasta la tarima, fue entonces que nos encontramos sobre el Puente Llaguno y vivimos los instantes en que estaban disparando desde los edificios aledaños, vimos cuando traían a los heridos desde la parte de abajo del Puente y los llevaban a un estacionamiento. Realmente no sabíamos que pasaba, nos asomamos cerca de las barandas del Puente y pudimos observar el enfrentamiento de nuestros compatriotas con los agentes de policías y la ballena. En ese instante se comenzaron a escuchar ráfagas de ametralladoras por lo que optamos por correr y tirarnos al suelo. Logramos guarecernos hacia los lados del Correo de Carmelitas, pero con la incertidumbre del por qué nos disparaban. Hubo mucha confusión, y por varios momentos traían a compatriotas heridos desde abajo del Puente. En varias oportunidades nos daban parte de que habían algunos muertos. Inexplicablemente, pero afortunadamente, llegó un momento en que la policía y los francotiradores que nos disparaban, desaparecieron.

Un tiempo después nos encontramos en la tarima, se habían sucedidos muchos episodios y nos llegó la noche. En la tarima, el último que habló fue el Alcalde Bernal, anunciando que habían llegado unos tanques que estaban defendiendo a Miraflores y que estábamos seguro, luego al poco tiempo, ya no se encontraban ninguno de los dirigentes, solamente compatriotas que informaban sobre las persecuciones y heridos que se sucedían. A las 8pm, un sobrino me comunica por teléfono que Miquilena estaba hablando en contra del Presidente. A las 9pm decidimos regresar a nuestros hogares pensando que habíamos protegido al Gobierno.

Este breve recuento, por supuesto, que no contiene muchos datos o informaciones por tratar de ir más al "grano". En la travesía, pude corroborar que la marcha opositora estaba custodiada por la policía metropolitana motorizada, también habían policías de Miranda en la Plaza Bolívar. Vi al distinguido Delgado con un pelotón de policías frente a la Alcaldía Mayor listos para actuar. Vi a un grupo de soldados marchando con fusiles a través de la concentración nuestra.

Solamente puedo deducir después de todos los acontecimientos, que nunca estuvimos protegidos, todo era en contra de nosotros. Nos tendieron una trampa.
El Golpe estaba dado desde temprano, cuando llegamos a las alcabalas de Fuerte Tiuna, ya era un hecho.

Un caso curioso fue, que en un foro en una página de Internet (creo que se llamaba Chávez.com), a principios de enero 2002 los escuálidos que intervenían ya decían que antes del 19 de abril, el gobierno iba a caer.

lupenore@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1971 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas