Si el CNE no tiene nada que ocultar, ¿por qué entonces no publican los resultados del referéndum?

Más y más cada día, yo no entiendo cómo nosotros los venezolanos y las venezolanas podemos seguir creyéndoles:

1) a Maduro,

2) a su gente de gobierno,

3) a sus partidos políticos,

4) a los directores de las instituciones del Estado que serían familiares, amigos, o cercanos colaboradores de Maduro,

y

5) a la asamblea nacional, cuyo trabajo y deber, fundamentalmente, sería de velar por el bienestar y los intereses del pueblo que votó por ellos en primer lugar, para que, entre otras cosas, el gobierno de turno y sus lacayos de turno dentro de las instituciones del Estado, no nos jodan.

Pero, como el mal ejemplo que son esa asamblea nacional, en el caso del referéndum del 3 de diciembre 2023, que yo sepa, ellos no han dicho ni pío sobre un muy importante punto del cual ellos ciertamente estarían perfectamente al tanto, y eso es que, la inmensa mayoría de la ciudadanía sospechamos que Maduro, su gente, y ahora el mismo director del CNE, estarían mintiéndonos descaradamente con respecto a los resultados de ese reciente referéndum, ¿por qué?, bueno, porque la enorme mayoría sabemos o sentimos que esos resultados emitidos por el CNE, Maduro, etc., no corresponden ni en lo mínimo con lo que nosotros mismos vivimos y vimos con nuestros propios ojos ese 3 de diciembre del 2023, un día de votación que fue, obviamente, totalmente patético en términos de su participación ciudadana; sin entusiasmo, sin colas, ni votantes (pocos), con la mayoría de las mesas de votación vacías gran parte del día.

¿No fue así?

Sí, así fue.

Pregúntenle a cualquier venezolano o venezolana honesto.

Este es un excelente artículo recientemente publicado aquí en Aporrea donde describen esto y otras cosas relacionadas al día del referéndum.

Es más, no somos unos estúpidos.

Ya hemos vivido muchas elecciones y/o referéndums parecidos, donde además, han habido significativamente menos electores que los 10 millones y pico declarados por el director del CNE y compañía, y sabemos perfectamente a qué eso se parece, o sea, y repito, no somos estúpidos, ni somos ciegos, ni tampoco somos los monos salvajes de la selva con cerebros de plástico reciclado que ellos probablemente piensan que somos, no señor … ni tampoco … merecemos la tremenda falta de respeto que Maduro y el CNE y sus cómplices nos están demostrando en esta [ciertamente] monumental estafa, donde hasta el momento, mínimo, ni han publicado las cifras de los resultados del referéndum en el sitio web del CNE, ni un mínimo de respeto hacía la ciudadanía, nada, cero respeto.

El país, no es de ellos para ellos hacer lo que a ellos les dé la gana, no señor, es nuestro.

Bueno …

Así como decimos aquí en Venezuela, no se puede tapar el sol con un dedo.

Y, no solo eso, sino que el mismo director del CNE, a finales de la votación del día 3 de diciembre, decía una cosa, el día siguiente, decía otra, y más tarde, decía otra cosa, o sea …

¿Será que él mismo ni se cree a él mismo?

¿O será que él sufre de algún trastorno de la memoria y que se olvida qué mentira va a contar en qué momento?

¿O será que él ha estado contando tantas mentiras que ahora está totalmente enredado?

Me pregunto …

¿Será por eso que la asamblea nacional constituyente de Maduro y su gente lo nombró a él contralor general del país en el 2018 … y será por eso que durante su periodo como contralor general, desaparecieron desde lo interno del Estado miles de millones de dólares de sus cofres?

Bueno …

La otra cosa es que, hasta ahora, como dije arriba, el CNE, no ha publicado los resultados sobre el referéndum en su sitio web, nada, y menos todavía así como debe ser, o sea, con las cifras y sus detalles, centro de votación por centro de votación, parroquia por parroquia, detalle por detalle, para que todos nosotros podamos tener acceso a esa información y así podamos nosotros mismos evaluar las cifras publicadas por el CNE para ver si esas cifras corresponden realmente a la realidad sobre el terreno a nivel local, y que, de no ser el caso, hacerles un reclamo legal al CNE para que ellos tomen las correspondientes acciones para corregir las discrepancias.

¿Ese no es el deber y el trabajo del CNE?

Sí lo es.

¿O me equivoco?

¿Entonces?

¿Qué carrizo hacen los directores del CNE allí si no cumplen con sus deberes en primer lugar?

¿Ah?

Vean aquí el sitio web del CNE, donde, hasta el momento, todavía no aparecen los resultados del referéndum del 3 de diciembre del 2023, absolutamente nada, que yo vea.

¿Qué es eso?

¿Ustedes ven algo?

¿O será que estoy alucinando?

Yo, por ejemplo, así como ciertamente miles de venezolanos y venezolanas, estoy, y estamos esperando esas cifras, con los detalles, para enseguida poder compararlas directamente con las personas que conocemos personalmente de nuestros centros de votación, para ver y confirmar que esas cifras, sí, o no, corresponderían con la realidad sobre el terreno.

Es nuestro derecho de hacerlo, porque somos ciudadanos de este país, y por ende, las instituciones del país deben respetarnos, por eso, hasta que el CNE no publique los resultados detallados, y hasta que no podamos, como ciudadanos, comparar esos detalles con nuestros contactos locales que trabajaron en los centros de votación ese 3 de diciembre, bueno, ni yo, ni nadie, deberíamos creerle absolutamente nada al CNE, y menos todavía a un director que dice una cosa un día, otra cosa otro día, y al final, nadie sabe lo que él está realmente diciendo, porque lo dice detrás de ambigüedades y cortinas de humo, así, como haría un mago inepto intentando sacar un conejo de su sobrero, una y otra vez, sin jamás sacar un conejo, atorado por su propio humo.

Hasta el momento, que yo vea, nadie nos provee absolutamente ningún detalle verificable, ¿vamos a aceptar eso?, todo lo que nos han dicho hasta ahora, ha sido pura habladera de paja, digo yo, porque sin pruebas, y con tanto humo, eso es lo que es, pura habladera de paja.

¿O no?

Así lo veo.

Es más, estoy bastante seguro que así lo ve la enorme mayoría de los ciudadanos de este país, un país donde los mismos gobernantes y las mismas instituciones del Estado, primero, no nos respetan, y segundo, no respetan ni la ley, ni la Constitución.

Si bien recuerdo, cuando Chávez gobernaba, siendo el buen y honesto gobernante que era, él le exigía al CNE de publicar las cifras detalladas, y no tergiversadas, y en sus contextos reales, o sea, sin jugar con los números, y lo exigía para todas las elecciones y referéndums, esto, aunque los resultados tal vez podrían haberlo perjudicado políticamente, así como ocurrió en su referéndum del 2007 para la modificación de algunos Artículos de nuestra Constitución, donde él perdió el referéndum.

Chávez, contrario a Maduro, era un hombre de honor, de valentía y honestidad, él daba la cara, y jamás, que yo haya notado, fue un cobarde.

(No es un insulto, es una descripción, vean la definición aquí.)

Bueno …

Yo sugiero, altamente, que hasta que el CNE no publique los resultados del referéndum, pero con todos sus importantes y relevantes detalles, bueno, sugiero que no le crean absolutamente nada al CNE, es más, creo que sería importante de tomar en cuenta una cosa muy relevante, digo yo, y eso es que:

1- el director del CNE, es un cercano colaborador de Maduro,

2- Maduro suele mentir y manipular a su antojo,

y

3- creo que todos sabemos que, en la vida real del día a día, cualquiera que sea un cercanos colaborador de un mentiroso, también sería un mentiroso.

¿No es así?

¿Me equivoco?

(No es un insulto, es una descripción, vean la definición aquí.)

Bueno, voy a concluir con lo siguiente:

Si el CNE no tiene nada que ocultar, ¿por qué entonces no publican los resultados del referéndum?

Con sus correspondientes detalles por supuesto.

¿Cuál es el problema?

¿Verdad?

P.S. No me sorprendería que en los próximos días o semanas algunos de los directores del CNE desaparecerán del escenario, incluso el director principal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1648 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas