Esequibo. Muy poco creíbles cifras de participación anunciadas en el referéndum convocado por Maduro

Oficialmente el Consejo Nacional Electoral anunció que un total de 10.431.907 venezolanos votaron el domingo en el referendo sobre el Esequibo, una cifra de participación que a todas luces contrasta con el panorama observado durante la jornada de ayer, con poca afluencia de electores. El Gobierno de Maduro sabe los verdaderos resultados, lo que podría ser un revés político.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Elvis Amoroso, en un acto junto con Nicolás Maduro, manifestó que "Comunicamos al pueblo de Venezuela que tuvimos una participación importantísima de 10.431.907 venezolanos que participaron en este referéndum consultivo". Aseguró también que se trató de una "participación sin precedentes", con la que el pueblo venezolano expresó su "voluntad absoluta", en referencia al Esequibo en reclamación. Una participación que sería más de la mitad del padrón electoral, cercana al 51%.

De acuerdo al relato oficial, la mayoría de las personas que participaron respondieron "sí" a las cinco preguntas, entre ellas a la quinta y última, que consultaba a si estaban o no de acuerdo en crear en el territorio del Esequibo el estado Guayana Esequiba y poner en marcha un "plan acelerado" para "atender a su población, con concesión de ciudadanía y el documento de identidad".

Pero la realidad contrasta abiertamente con el número de participantes anunciados. También desde la mayoría de los analistas, medios de prensa y los propios centros de votación lo indican, nadie considera real tal nivel de participación, salvo el gobierno, obviamente. Las imágenes de los centros electorales vacíos a lo largo de la jornada electoral fue una constante ni se observaron largas filas.

Cuando el domingo se dieron a conocer los resultados, confusos a todas vistas, se creyó que lo que se anunciaba era aproximadamente 10 millones 500 mil votos, por las cinco preguntas, por lo que se calcula una participación de 2 millones 100 mil participantes. La explicación del gobierno ante la poca afluencia que se veía fue que el acto de votación no llevaba más de un minuto y la gran cantidad de centros de votación habilitados en todo el país.

Este lunes, con el nuevo anuncio de Amoroso, que curiosamente esta vez bajaba los números. Si en la noche del domingo se anunció que era un total de 10.554.320 votos y aún se escrutaban actas, este lunes el número oficial baja a 10.431.907. Y aclararon que no son votos, son votantes. Misterios de la ciencia, como dice popularmente el comentarista Profesor Lupa. En ningún momento tampoco se anunció el porcentaje de abstención ni presentaron porcentaje de actas escrutadas.

Luis Vicente León, analista de Datanálisis declaró en su cuenta de Twitter que "El gobierno hace maromas para que no se note lo que todos notamos. Una participación muy por debajo de sus expectativas, que por otra parte denota problemas críticos en su conexión popular y capacidad de movilización".

El periodista especializado en procesos electorales, Eugenio Martínez, también cuestiona los resultados del referéndum. "Amoroso habló de más de 10 millones de votos. Lamentablemente la presentación de resultados del CNE fue tan pobre que no precisó si estaba hablando de votantes únicos o del total de votos que emitieron los que participaron (no ayuda que no ofrezca datos de abstención)", declaró en su red social Twitter.

Es evidente que el Gobierno no iba a reconocer tan poca participación electoral. Pero la realidad objetiva es que se trata de un fuerte revés para el gobierno que acudió al argumento "patriota", para tratar de sacar algún triunfo político-electoral. Y no es que la mayoría de la población no considere justo el reclamo territorial, pues es algo histórico que, además, se enseña a todos los niños en las escuelas desde hace muchas décadas, sino porque lo percibió claramente como una maniobra política y de un distraccionismo frente a los grandes problemas de las grandes mayorías de trabajadores y populares. El Gobierno sabe realmente el verdadero resultado, y sabe que es un golpe político, por más que públicamente maquille los resultados.

Vea por donde se vea, y comparaciones con momentos de comicios anteriores con esa supuesta afluencia, no es nada creíble lo anunciado por el poder electoral. Una vez más el gobierno maquilla lo que es evidente. Una situación semejante ya se vivió cuando convocó la Asamblea Nacional Constituyente, de la que solo se dijo una supuesta y abultada cantidad de votantes, sin indicar cuánto supuestamente sacó cada constituyente, cuánto fue la votación por estados, por municipio, nada; de hecho, no mostraron ningún dato en la página oficial del CNE ni en ningún otro lado. Sencillamente no existen los datos de esa elección , salvo ese supuesto número global de votantes que declararon el CNE y el gobierno.

Como había indicado la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS), que impulsa La Izquierda Diario en su declaración política, "El referéndum es una política para desviar la atención de los profundos problemas nacionales, y hacer un ensayo gubernamental de cara a las elecciones presidenciales el próximo año".

En el mismo acto realizado este lunes en las instalaciones del Consejo Nacional Electoral, Maduro aseguró tener "un plan" para "recuperar los derechos históricos", aunque no dio ningún detalle sobre la estrategia para lograr este objetivo. El "mandato popular ha fijado el inicio de una nueva etapa en la lucha por nuestra Guayana Esequiba, con lo cual tenemos un plan, un concepto, una visión", dijo en la actividad de la que también participaron parlamentarios y del Ejecutivo. Al mismo tiempo afirmó, leyendo artículos de la Constitución que, el referéndum que fue llamado como "consultivo", es "vinculante".

Se prevén anuncios políticos sobre la supuesta estrategia del Gobierno de Maduro sobre el diferendo territorial con Guyana sobre el Esequibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1896 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas