Economista criollo: ¡Ya es hora de acciones contundentes para recuperar el Esequibo!

La defensa del Esequibo es una necesidad imperiosa que debemos tener todos los venezolanos. Es como si nos estuvieran quitando el estado Zulia, Táchira, Apure o la isla de Margarita.

En la mayoría de los escritos e investigaciones serias sobre el tema nos encontramos de manera reiterada afirmando que desde el 03 de octubre de 1899 con la firma del Laudo de París, a Venezuela se les ha venido violentado el Principio del Debido Proceso en los tribunales Internacionales por mandato imperial, ya sea por el lado de los Ingleses, estadounidenses, e incluso, por Guyana, en perjuicio de sus intereses en la reclamación sobre la Guayana Esequiba.

Si no hubiese sido porque en el año 1944, Isaías Medina Angarita, el presidente más nacionalista de la historia de Venezuela, asumió con entereza la reclamación de nuestros derechos sobre el Esequibo, si él no hubiese dado inicio a la revisión internacional del Laudo de París nuestro país hubiese sido robado para siempre por un acuerdo de intereses entre potencias extranjeras.

Estamos hablando de la defensa de los intereses nacionales, un principio Constitucional. El argumento que nos une es el artículo 10 Constitucional.

Más allá que aún queda la frustración como venezolano de porqué desde el Acuerdo de Ginebra hasta la fecha ningún Gobierno de derecha e izquierda ha hecho algo contundente para retomar definitivamente nuestro espacio territorial que Guyana y otras potencias interesadas en los recursos naturales y de biodiversidad que se encuentran en ese rico territorio.

Ni siquiera pudimos aprovechar los tiempos en que Venezuela les garantizaba petróleo barato a los países del CARICOM por medio de Petrocaribe, para negociar un plan de desarrollo bilateral para el provecho de ambos países. Tuvo que venir la EXXON y alcanzar un Gobierno Guyanes que se pusiera a sus pies e intereses transnacionales para intentar apropiarse de los recursos estratégicos sin contar con la venia venezolana y sin negociar las condiciones en beneficio nacional.

El Acuerdo de Ginebra base jurídica para defender lo nuestro

¿Qué porqué tenemos que involucrarnos, indagar, analizar e incluso opinar sobre el tema?, porque es un problema que le compete a todos los venezolanos.

En la historia política y territorial de nuestro país todos hemos sido afectado por igual, y ahora, el mismo imperio que nos tiene sancionados y bloqueados nos pretende robar nuestros recursos petroleros y gasíferos que se encuentran en las costas afueras del territorio del Esequibo que es nuestro. Nadie puede desconocer eso.

Es un hecho público, notorio y comunicacional, que en los últimos 10 años, hemos sido victima del imperio yanqui y sus aliados internos y externos. Como nación, hemos recibido un conjunto de atropellos por parte del gobierno de la República Cooperativa de Guyana. Han afectado nuestra soberanía nacional, han penetrado nuestro espacio marítimo, nuestro territorio, hasta el punto de llegar a negociar campos petroleros y gasíferos con actores internacionales declarados abiertamente enemigos de Venezuela como la petrolera ExxonMobil. Ahora también pretenden instalar una base militar para robarse definitivamente lo nuestro.

Sentimos con gran indignación la forma como la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha venido actuando contra los intereses de nuestro país al querer regresarnos al origen del intento del robo que representó el Laudo de París e intentar resolver de manera unilateral con Guyana el posicionamiento territorial y marítimo en lo nuestro.

Quieren desconocer el Acuerdo de Ginebra y para realmente robarnos como en los tiempos coloniales el territorio del Esequibo. Ha sido una flagrante violación y mal uso del derecho internacional para beneficio de los intereses transnacionales.

Es hora de acciones contundentes en defensa de nuestro Esequibo

Sobre el tema el Movimiento de Profesionales de Venezuela (MPV), el cual coordino a nivel nacional, realizó un pronunciamiento en abril de 2023, que considero oportuno retomar algunas de las acciones propuestas.

Creemos que ya es hora de ser más proactivo ante la defensa del Esequibo. Cualquier acción del Estado dirigido a ese fin debe ser aplaudido y debemos incorporarnos todos, indistintamente del nivel de popularidad y de la mala gestión económica y social que se encuentre el Gobierno de Nicolás Maduro producto de sanciones, bloqueos y la corrupción de derecha y de izquierda.

Por ejemplo, un referéndum consultivo sobre el tema del Esequibo debería contener una pregunta donde se le consulte al pueblo si reconoce o no a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) como instancia Jurídica para resolver el diferendo con Guyana sobre el Esequibo, que de manera directa, ratifique o no el Acuerdo de Ginebra de 1966. Para que todos conozcan las ventajas de uno u otro escenario de defensa.

Una segunda pregunta debería ser, si el pueblo venezolano está de acuerdo con que se inicie el proceso de Ejecución de un Plan de Desarrollo Económico, político y social integral que emane el Ejecutivo Nacional como ocurre con el resto de los Estados del país. Por ejemplo, que se apruebe una especie de "Gran Misión Guayana Esequiba", que contemple la Constitución de un Gobierno regional, con una alcaldía, diputados legislativos y concejales.

Instalar oficinas gubernamentales en el territorio Esequibo: del ministerio de viviendas, de salud, de fronteras, de seguridad ciudadana, un fuerte militar o un comando del Ejército, la Policía Nacional Bolivariana, oficinas de la ONA, SENIAT, del CNE, del SAIME, entre otros.

Darles nacionalidad venezolana a todos los habitantes del territorio del Esequibo para que puedan participar en el proceso electoral, y surjan líderes Regionales que defiendan la causa de Venezuela.

Que desde la Asamblea Nacional de Venezuela, se impulse la Constitución de un Parlamento binacional para desarrollar un marco jurídico acorde con los intereses y beneficios de ambos países.

Son ideas que deben ser contempladas en un referéndum para que todos los venezolanos voten y se involucren en la defensa de nuestros intereses a nivel de la Corte Internacional de Justicia u otros escenarios competentes a nivel mundial.

De igual manera, es necesario comenzar a contabilizar todos los recursos de Hidrocarburos, en el marco de la Ley Orgánica de Hidrocarburos y actividades conexas, que han sido explotados, comercializados y apropiados por Guyana, la Exxon Móbil y otras compañías transnacionales instaladas en nuestro territorio del Esequibo en los últimos años, y reclamarlos como deudas contraídas con el estado venezolano.

Convocar un proceso de apertura petrolera y económica internacional para entregar en formas de convenios de empresas mixtas en el marco de las leyes de hidrocarburos vigentes, varios campos petroleros y mineros en el territorio del Esequibo, a países aliados como China, Rusia, Brasil, entre otros, con potencialidades petroleras.

Garantizar que en esos convenios petroleros se incluya el desarrollo de infraestructuras de vialidad y transporte de manera directa al territorio de Guayana, vía aérea, terrestre, así como comerciales y de servicios que vincule a Venezuela con el territorio a desarrollar.

Pero lo fundamental, es retomar el territorio que nos pertenece en el marco del Acuerdo de Ginebra y desconocer de manera abierta otras formas ilegales impuestas por organizamos Internacionales como la Corte Internacional de Justicia, que lejos de beneficiar a Venezuela más bien buscan afectar nuestros intereses en favor de los intereses transnacionales y de Guyana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas