Congreso Bicentenario de los Pueblos: colonizador de la descolonización cultural en Venezuela

" … Una concepción alternativa de la democracia es que se debe prohibir al público la gestión de sus propios asuntos y los medios de información deben mantenerse estrictamente controlados. Eso puede parecer una concepción extraña de la democracia, pero es importante entender que es la concepción predominante. … "

MEDIA CONTROL: The Spectacular Achievements of Propaganda
Noam Chomsky


Cortar o evitar la comunicación entre los esclavos africanos, entre los indígenas y entre ambos grupos fue vital para la colonización del continente por parte del (¿cosa rara?) auto-proclamado mundo civilizado (y digo civilizado porque aun hay entre nosotros quienes, dándosela de intelectuales, pero sin ejercer una pizca de intelectualidad, o de quemarse las neuronas, como decimos en criollo, repiten la historia como la escriben los colonizadores). No pasó mucho tiempo en que los grupos esclavizados, quemando una que otra neurona, encontraran las formas de circunvenir las pretensiones colonizadoras. Y comenzaron a circular ideas independentistas.

Es así que el bloqueo mediático mantenido por el Gobierno Nacional contra el portal aporrea.org persigue el mismo objetivo que con los esclavos e indígenas tenían los colonizadores: evitar la comunicación crítica entre los habitantes de Venezuela, con el agravante que en nuestro tiempo tal bloqueo se considera una violación al Derecho Humano a la Comunicación.

Pero, contrario a como lo hace el capitalismo en su etapa globalizante, que respeta el Estado de Derecho, en lugar de cuidar las formas, el Gobierno Nacional prefiere violar el Estado de Derecho e ignorar las violaciones a los Derechos Humanos que se practican desde la Administración Pública, llegándose al extremo que, desde la Televisora Nacional VTV, un Diputado de la Asamblea Nacional, nuestra casa donde se hacen y deben respetar las Leyes de la República, habla jactanciosamente de negar un Derecho a Réplica, violando el artículo 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Pero, como se ha reportado reiteradamente, esta violación al Estado de Derecho por parte del Gobierno Nacional es continuada, NO dudando el Gobierno Nacional en establecer medidas neoliberales, que incluyen el indexar a una moneda extranjera (dólar estadounidense) el precio de la canasta básica alimentaria junto al de los servicios básicos fundamentales, mientras mantiene un salario mínimo que impide cubrir esos costos, en violación al Artículo 91 de la CRBV.

Todas estas referidas violaciones a la CRBV las comete el Gobierno Nacional mientras manteniendo un discurso poco alentador contra las sanciones o medidas unilaterales coercitivas, mientras poco o nada hace para erradicar vicios que, como la corrupción, la negligencia, la desidia y la indolencia, predominan en la Administración Pública.

Ahora bien, realizándose en Venezuela una nueva edición del Congreso Bicentenario de los Pueblos, encuentro que tiene como orientación coadyuvar a que se fortalezcan las democracias y los procesos de liberación en el continente de la opresión del imperialismo, uno se encuentra con el agravante que recomendarle al Gobierno Nacional ponerle un parao a tales vicios de la Administración Pública ha sido (y sigue siendo) ignorado en los diferentes capítulos del Congreso Bicentenario de los Pueblos desde donde, para evitar convertirse en el sujeto colonizador del proceso descolonizador cultural de Venezuela, bien se puede instar al Gobierno Nacional a combatir este flagelo con leyes severas que, por ejemplo, contemplen la inhabilitación de por vida a todo funcionario público que viole el Derecho de Petición, consagrado en el Artículo 51 de la CRBV, Derecho éste que, junto a una tal Ley, permitiría a cada ciudadana/ciudadano ejecutar peticiones para ponerle coto a la corrupción, la negligencia, la desidia y la indolencia desde el poder ciudadano, favoreciendo el que la comunicación (a través, por ejemplo, del portal aporrea.org) sea el medio para tal fin.

No obstante, valiéndose de artimañas burdas y silvestres, propias del periodismo fariseísta, contrario a ser un congreso favoreciendo las libertades comunicacionales en Venezuela, corroborado por el hecho de habérsele negado participación en el mismo a un número importante de voceros defensores del Derecho Humano a la Comunicación, desde la trinchera del Congreso Bicentenario de los Pueblos, capítulo Comunicadores ni siquiera se ha exhortado al Gobierno Nacional afrontar la corrupción, la desidia, la negligencia y la indolencia de la Administración Pública desde el punto de vista comunicacional, ignorando por completo la defensa al Derecho Humano a la Comunicación, hecho incluso ni tocado de soslayo por el Maestro Ignacio Ramoné en su extensa plenaria, haciéndose partícipe de aquello que en sus cinco escritos morales nos enfatizara Umberto Eco en cuanto a que "… La función intelectual consiste en determinar críticamente lo que se considera una aproximación satisfactoria al propio concepto de la verdad; y puede desarrollarla quien sea, incluso un marginado que reflexione sobre su propia condición y de alguna manera la exprese, mientras que puede traicionarla un escritor que reaccione ante los acontecimientos con apasionamiento, sin imponerse la criba de la reflexión …", un evento constantemente practicado por el periodismo fariseísta y que ahora toma para si el Congreso Bicentenario de los Pueblos, capítulo Comunicadores.

Así las cosas, es nuestra esperanza que cese en Venezuela toda violación al Derecho Humano a la Comunicación, hecho reconocido por el Estado Venezolano cuando (en los párrafos 40-42 de su respuesta) dejó sin responder tal acusación que le increpó la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el párrafo 28 del reporte A/HRC/41/18. Si existe un Dios, que ilumine nuestros pensamiento para entender el misterio de su existencia salvando nuestras almas, si alguna tenemos. Nitimur in vetitum semper, cupimusque negata. Levantemos la cara y con ella nuestra mirada al infinito inspirador eterno nos guiará a que juntos hagamos que Nazca lo que tenga que nacer y se destierre la maldad de la oposición en Venezuela.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 548 veces.



Sergio Rojas


Visite el perfil de Sergio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: