¿Esta instalada una Disposición de Cambio que repercuta en la AN este 6-D?

El actual Poder Constituido[i] ha fracasado. Colocó en peligro la Soberanía Nacional y debe dar paso a una Transición Soberana, mediada por el Ejercicio Decisorio del Poder Originario, para concretar Medidas de Emergencia Económicas, Políticas y Sociales que le normalicen la vida a las familias trabajadoras, quienes constituyen la inmensa mayoría del país. La situación que vivimos es de una magnitud y gravedad que el deterioro vertiginoso de los Medios de Vida, Salario Mínimo Nacional y Servicios Públicos entre otros, constituyen las evidencias más palpables de las obligaciones violentadas por el actual gobierno. Se ha profundizado el contraste entre la opulencia y la pobreza, de manera tan descarada, que tanto la oposición intervencionista como la burocracia gobernante, no son opciones creíbles: destruyeron el tejido institucional y económico con graves consecuencias en la vida de la población y con nefastos efectos en las próximas generaciones, lo que hay que detener. Son corresponsables: no cumplieron su tarea central de garantizar y preservar con eficaz esmero la Gobernabilidad Política, Institucional y Económica que establece la Constitución como Programa Estratégico de la Nación y que es el mayor mandato que DECIDIÓ el Pueblo Venezolano como Poder Originario y Constituyente: un hecho excepcional por primera vez ocurrido en toda la historia republicana de nuestra Patria. Una Constitución que, valga recordar, fue violentada por las pretensiones de ser abolida, a través del Estatuto (Inconstitucional) de la Transición[ii] que votó la Asamblea Nacional presidida por Guaidó, pero también por una Asamblea Nacional Constituyente[iii] (Ilegítima de Origen) donde el Gobierno se saltó el mandato previo de la Consulta Refrendaria al Poder Originario: mandato que está por encima, como Suprapoder, de todo los Poderes Constituidos y donde el Soberano debía DECIDIR si estaba o no de acuerdo con cambiar la actual CRBV.

En el marco del preámbulo anterior, que no es una mirada individual, transcurre la actual Coyuntura Electoral, apenas a 16 días de la Elección de la Asamblea Nacional.

Es un hecho que lo más resaltante está precedido por la fractura del "Gran Polo Patriótico (GPP)", cuyas causas están en diferencias políticas que atravesó su relación con el gobierno y el PSUV, pero que se expresaban también dentro de las propias filas de cada organización y que condujeron a uno de los irrespetos más exagerados y autoritarios del gobierno: utilizar el TSJ para ilegalmente expropiarle a la militancia de esa organizaciones su derecho a decidir estatutariamente y en respeto a sus organismos, la orientación mayoritaria con relación a su posición política - electoral para la Asamblea Nacional.

Dicen "que lo que sucede conviene": y me agarro de este refrán porque la manera y trato como se condujo el Gobierno y el PSUV, con sus antiguos aliados, produjo una fractura "en caliente" que permeó hacia las bases de todo el GPP, quedando a salvo una tarjeta electoral, la del PCV, que como organización estuvo abierta y solidaria a una experiencia de construcción, mucho más amplia, que incluye organizaciones sociales y que dio nacimiento a otra opción política que, gratamente para muchos actores políticos y sociales, se ha diferenciado claramente de la conducción política gobernante. Me refiero a la construcción de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), que por lo que sé, se trata de una experiencia consciente de reagrupamiento mucho más allá de los partidos que la conforman y abierta a la construcción de una Plataforma o Movimiento Nacional Unitario para articular y orientar las luchas en todos los ámbitos y con el expreso propósito de producir los cambios que requiere el país y la población más allá del #6D.

Pero la torpeza del gobierno continúa. Monopoliza los Medios de Comunicación, lo que constituye una Censura Abierta que, contradictoriamente, sigue fortaleciendo la APR y la Tarjeta del Gallo Rojo, hasta el punto que se ha convertido en una opción real entre los electores indignados del gobierno y la oposición, ya que las rupturas crecen entre todas su variantes, abiertas y de gallo tapa’o, que dan noción de un corrimiento que puede ser telúrico este 6-D. Un hecho electoral que empalmaría con las luchas democráticas y de cambio que impregnan parte de Nuestramérica.

_______________________________________

[i] Poder Legislativo (AN), Poder Ejecutivo, Poder judicial, Poder Ciudadano (ejercido por el Consejo Moral Republicano (CMR) integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela y el Contralor General de la República) y Poder Electoral.

[ii] El Estatuto para la Transición Aprobado por la Asamblea Nacional: ¡Es un Golpe a la Constitución!

[iii] Rechacemos la Derogación de la Constitución Bolivariana



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Juan García Viloria

Co-fundador de Aporrea y miembro de la Plataforma Ciudadana por la Defensa de la Constitución Bolivariana

 viloria8@gmail.com      @trabajovs

Visite el perfil de Juan García Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas