Mi palabra

¡Fin de mundo, Mari Pili defendiendo a Trump!

“La belleza del rostro es frágil,
es una flor pasajera,
pero la belleza del alma es firme y segura”

Molière


A Donald Trump los 4 años en la Casa Blanca, les sirvieron para lanzar cachazos, como un toro de lidia, llevándose por delante todo lo que conseguía a su paso en su desesperada y loca ambición de reelegirse a la presidencia. Más de un periodista sintió la candente lengua viperina de este personaje, a quien el dinero lo convirtió en el verdadero guapetón de Washington. O lo apoyaban o salían salpicados, esto nos da una idea al nivel de arrastrados que llegaron: Juanito alimaña y la carita de “santa” Lilian Tintori, al ser recibidos, como unas verdaderas joyitas en la oficina del frustrado camorrero.

Son muy pocas las personas, que han salido en la defensa de Trump, en momentos, cuando ha tratado de negar la derrota lanzando más pancadas que un desesperado en el agua al no conseguir donde agarrarse. Uno de los integrantes del gabinete que lo acompañó, y salió por las divergencias conocidas: John Bolton, debe estar muerto de risa, con las manos en la boca para no mojar el tapaboca, porque en algo contribuyó a la derrota, cuando publicó un libelo, dejando ver la clase de presidente que tienen los estadounidenses.

Nadie sabe el paradero de Mike Pompeo, el otro Mike, y por supuesto de Elliot Abrams, porque seguro alzó el vuelo, como buena ave de rapiña para reaparecer ávido del hedor putrefacto de la mortecina apenas se calme la tempestad de las elecciones. De este lado del continente, casi todos sus secuaces se han metido en un profundo silencio, y no precisamente por haberlos mandados a callar Míster Trump; si acaso han aparecidos unos Twitter, que parecen unos pañuelos para secarse las lágrimas.

Lo que sorprende, dejando a varios con la boca abierta, es la declaración de Mary Pili Hernández, y no lo digo por su posición asumida de frente últimamente en contra del gobierno de Nicolás Maduro, al salir cuestionando la acción de algunos medios de los Estados Unidos, cuando prácticamente le “taparon” la boca a Trump, al censurarle varios Twitter, y finalmente lo sacaron del aire al considerar totalmente falso, lo que estaba diciendo, olvidando lo que significa el imperialismo, y el show de las elecciones en ese país.

La respuesta de una twittera fue muy clara: ¡Ay, fin de mundo Mary Pili, fin de mundo te pasaste! La periodista, como buena comunicadora olvida el refrán muy popular: “El que a hierro mata a hierro muere” Como quien dice: otro camorrero pegado contra la pared, con las mismas armas utilizadas, para herir y ofender a quien está ejerciendo su trabajo. Mary Pili, sale en su defensa, mientras aquí en Venezuela, se viene convirtiendo en cada retoque ¡ojo! de su pensamiento, en una ficha, ya no de Trump –se va o lo fueron, como dicen los jodedores– pero cuidadito sino termina, como un Guaidó más, pero con las alforjas vacías, porque no creo que llegue a tanto. Ese Trump, que por momentos callaron los medios, para sacarse la espinita antes una derrota segura. es el mismo que en 1991 lanzó esta expresión: “Realmente no importa lo que escriban los medios... siempre que tengas un culo joven y hermoso”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2400 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas