Mensaje para los que nacimos en las décadas 30 y 40 del siglo pásado (II)

Continuando nuestro ensayo, donde pretendemos justificar nuestra responsabilidad generacional, en la actual crisis estructural que vive la República Bolivariana de Venezuela, voy a dar cuenta de cuales fueron los principales logros que nosotros aportamos a las nuevas generaciones, que ahora toman el testigo para continuar la carrera de construir la Patria que todos soñamos.

Nosotros no comenzamos en cero, ya la generación que nos antecedió había entrado en la modernización urbanística a través del Nuevo Ideal Nacional del Perezjimenismo. Los intentos de Renovación Política iniciados por el Presidente Isaías Medina Angarita fueron abortados, pues fueron considerados peligrosos para las compañías petroleras que ya controlaban la economía nacional, en conjunto con la oligarquía criolla importadora. El periodo 1940-1958 es vital para entender lo que nos está pasando en la actualidad.

Nuestra generación se responsabiliza de todo lo realizado desde la caída del General Marcos Pérez Jiménez hasta los primeros 10 años del gobierno del Comandante Hugo Chávez Frías. Comenzamos quitando a un militar y dejamos en el poder a otro militar. Esa es nuestra culpa, aunque no pedimos perdón por eso. Los dos casos tienen justificación suficiente y será la historia quien nos absolverá. Pudiéramos parodiar al Libertador diciendo: "Los militares venezolanos parecen predestinados por la providencia a sojuzgar a nuestro pueblo en nombre del Progreso y el Orden".

Nosotros recibimos una Patria que no era soberana, dependíamos totalmente de las políticas imperiales norteamericanas. Nuestra economía, valores culturales y políticas implementadas eran para satisfacer los planes y proyectos que para el hemisferio occidental planeaban en el Pentágono. Una inmensa mayoría de nosotros se sumó a esto y una minoría se opuso y buscó apoyo en su antítesis, que era el naciente bloque soviético, que había optado desde la Revolución de octubre de 1917 por el Comunismo de Estado. Encontramos al mundo dividido en dos bloques que habían surgido como consecuencia de los resultados de la II Guerra Mundial y nos tocó tomar partido y eso hicimos, pues no teníamos otra opción.

El Imperio, que no dá puntada sin dedal, que tenía todo bajo control, para asegurarse en un 100% consideró que el General Marcos Pérez Jiménez con su proyecto del "Nuevo Ideal Nacional" podía en algún momento hacer lo que hizo el General Jacobo Arbens en Guatemala (1954)a, le retiro su confianza y lo sacó del poder (23 de enero de 1958) y autoproclamó a los que ya tenía en calidad de exilados para hacer el trabajo, (Rómulo Betancourt, Rafael Caldera, Jovito Villalba) pero antes, para que no se pelearan, les hizo firmar un pacto de convivencia que se llamó El Pacto de Punto Fijo el cual regularía las relaciones en el usufructo de las riquezas petroleras con las viejas oligarquías y las nuevas insurgentes.

El pueblo trabajador campesino que ya había percibido que las compañías petroleras pagaban más que los dueños de hacienda y que en las ciudades había servicios públicos a los cuales nunca llegarían a acceder si se quedaban, se fueron en masa a instalarse en los cerros y quebradas o donde lo dejaran y se produjo una inmensa oleada de inmigración interna hacia los centros poblados alrededor de las compañías petroleras. Eso es más o menos parecido a lo que ocurrió ahora con esa emigración hacia otras naciones de Suramérica, donde se les había prometido que allí vivirían mejor. (La Clase Media emigró por razones políticas al Norte y a Europa). En algo coinciden los que no tienen nada y los que tienen mucho, es que pierden el sentido de patria y nacionalidad, el único lazo que los ata a algo, es el de la familia.

Es en este escenario que nos corresponde a nuestra generación actuar y ante la inestabilidad política, pobreza de las mayorías y carencias de servicios básicos nos declaramos en emergencia en lo social, en lo electoral, en lo legal, en lo económico y en lo organizacional. Voy a tratar que nuestro lector haga un ejercicio de recordar y explicar que se hizo en cada área, según lo vivieron; yo, desde mi óptica de peón que obedecía órdenes de arriba y para 1958 tenía dos años de militancia en una organización de jóvenes trabajadores católicos (JOC) tengo mi percepción y eso me daba ventajas sobre los que no tenían ninguna experiencia organizativa.

EN LO SOCIAL:

EN LO ELECTORAL:

EN LO LEGAL:

EN LO ECONOMICO:

EN LO ORGANIZACIONAL:

(Un ejemplo: En lo legal hicimos la Constitución de 1961, que sustituyó la Perejimenista de 1952 y dejamos la que está vigente, la de 1999).

Hasta 1973, primer gobierno de Caldera, las cosas funcionaron de acuerdo a lo planeado, es a partir del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez que el acuerdo hace aguas y se radicalizan los sectores gobernantes que hasta ahora habían ejercido el poder de acuerdo al Pacto de Punto Fijo. Con la Venezuela Saudita comienza la caída en picada del modelo y surge desde su misma entraña el remedio a la enfermedad y estos son los jóvenes militares que se rebelaran en 1992 liderados por Chávez.

Vuelvo aclarar que este ensayo de lo que se trata es de fijar las responsabilidades de cada generación, para que no tengamos complejos de culpas y asumamos nuestro barranco con hidalguía. Como pueblo elegido por los dioses para guiar a otros pueblos del continente debemos estar claros de dónde venimos y hacia dónde queremos ir y eso se logra asumiendo lo realizado y dejando testimonio de lo que aspiramos y soñamos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: