Nicolás Maduro

El 10 de enero asumió la presidencia de la República: NICOLAS MADRO MOROS. Necesario señalar que el pueblo venezolano eligió, el 20 de mayo de 2018, al Presidente obrero Nicolás Maduro Moros, en un proceso democrático con el 67.7%, lo que implicó cerca de 6 millones de votos, con una participación electoral de 46,01%.

El ente rector de este proceso fue el Consejo Nacional Electoral, que brindó las mismas garantías y sistemas de seguridad que se llevaron a cabo para elegir, en diciembre del 2015, a los diputados de la Asamblea Nacional. La cual desde que se eligió ha pretendido erigirse en un poder superior, violando desde el principio el artículo 136 constitucional.

La postura absurda asumida por el diputado Ramos Allup generó una violación flagrante contra la Constitución y un desacato a lo dispuesto en el artículo 335 constitucional que determina que el Tribunal Supremo de Justicia es el máximo intérprete de la Constitución.

Posterior a este charlatán, asumió la presidencia el traidor a la Patria Julio Borges, quien no rectificó y mantuvo una postura contumaz, de desacato, durante sus días de poder; su año de gestión se distinguió en que estuvo más tiempo fuera de Venezuela que desempeñando su trabajo. Luego, asume la presidencia Omar Barboza, quien no tuvo fuerza para rectificar y muy poca gente sabe de su presidencia. Es decir, pasó como ave de paso.

Llegamos al día 5 de enero, de este año, cuando un sujeto militante del partido de safios, de guerreristas y tarifados, gente que clama por sangre y no por sabiduría, seguidor del reo Leopoldo López, activista de voluntad popular: Juan Guaidó, asume como presidente de la Asamblea Nacional en desacato.

Su ceguera política lo lleva a apoyar al grupo de Lima, a arrodillarse al Departamento de Estado norteamericano y a entregar el Esequibo a Guyana. Ahora clama por ayuda Humanitaria argumentando que "el mundo está con nosotros".

Su postura enajenada le lleva a asumir, obedecer lo dictaminado por un llamado presidente del Tribunal Supremo de Justicia, quien comparte ignorancia con una camada de estafadores del Derecho, leguleyos y mediocres abogaduchos, violadores de leyes y en especial de la LOTSJ, la cual determina en su artículo 6° "Sede. La ciudad de Caracas es el asiento permanente del Tribunal Supremo de Justicia, sin perjuicio de que, en Sala Plena, resuelva ejercer provisionalmente las funciones del Tribunal en otro lugar de la República".

Este mal puesto presidente en un escrito de 13 líneas comete errores de forma y de fondo. De forma, con respecto a la fecha cree que está generando un documento comercial, por ello escribe 11 en número y en letras, es lamentable que un Magistrado escriba Constitución Nacional, cuando tenemos la CRBV, Estado venezolano, se escribe de esta forma, aquí vemos esos varios errores.

De fondo: asume el artículo 136 constitucional que trata sobre la colaboración de poderes, el problema es ¿cómo hasta ahora este papanatas clama por este artículo y nunca dijo ni pio, cuando Ramos Allup se desbocó pidiendo la renuncia del Presidente Maduro? ¿Cuál ha sido la colaboración que la Asamblea Nacional electa en 2015 ha prestado a los otros poderes? ¿Dónde está el respeto que la AN ha brindado al TSJ? ¿Cuál es la razón por la que Ramos Allup, Borges, Barboza y este baja calzones de Guaidó mantienen en desacato la AN? Otro error es violar el artículo 6° de la LOTSJ y llamar a cumplir el artículo 233 de la CRBV, no existen elementos para aplicar este artículo.

Además, la AN viene violando el artículo 7° constitucional por encontrarse en desacato desde el 2016 al no acatar las sentencias emanadas del TSJ máxime interprete de nuestra Constitución. Es inconcebible que un supuesto Magistrado llame "y por consiguiente las atribuciones propias del Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional", no entiende, no sabe el rey de la papa frita, el tal Miguel Ángel Martin Tortabú, que el artículo 236 constitucional señala las atribuciones y obligaciones del Presidente de la República.

La estupidez mayor de esta camada de cretinos, en especial de este Martin Tortabú es señalar que "Esto es lo que nos exige el pueblo de Venezuela". Esto es vergonzoso, tomar al pueblo de palabra, para usos personales cuando la realidad es que en Venezuela el pueblo eligió su destino y acompaña al presidente Maduro. De paso ¿qué dice esta manada de tarifados si meses atrás nombraron Presidente de la transición a Ledezma?

Como sabemos la derecha venezolana, en unión con las fuerzas del mal, ha desatado a través de la artillería mediática, de las redes sociales, una propaganda criminal, donde tratan de demostrar que la reelección del Presidente Maduro es ilegítima y no cuenta con el respaldo mundial.

Podemos destacar que América es un continente, no es un país como pretende hacerlo ver el impero del norte. Este continente tiene 35 países, de ellos 13, conocidos como el grupo de Lima, han asumido una postura genuflexica y servil, en concordancia con los dictámenes emanados del país agresor, hacedor de guerras nos referimos al imperio de los Estados Unidos.

Manteniendo el dominio de la OEA, han buscado descalificar el nombramiento del presidente Maduro, pero en su decisión solo le acompañaron 19 países. Esto implica que no pueden vanagloriarse con esa mayoría ya que necesitan más de 24 votos para tomar decisiones. De paso ya Argentina, Costa Rica, Guatemala, Santa Lucia, Chile y Panamá ya decidieron que no apoyan lo dispuesto en el numeral 9° y claman se tome en consideración la Carta de las Naciones Unidas.

Estos enfermos, desquiciados politicastros olvidan que el presidente Nicolás Maduro intervino, el 26 de septiembre de 2018, en la Asamblea de las Naciones Unidas, donde señaló su concepción del multilateralismo y la autodeterminación de los pueblos, la democratización de la sociedad internacional y la cooperación pacífica entre naciones, el desarme nuclear y el respeto a los derechos humanos. Esto le permitió afianzar un liderazgo internacional que en la actualidad pocos líderes latinoamericanos tienen en el mundo, mucho menos quienes conforman el cartel de Lima. Podemos anotar que Trump fue elegido con el 27,3%, Macri con el 26,8%, Santos con el 23,7% Piñera con el 26,5%, de modo que no tienen razón para cuestionar a Maduro.

Agregamos, África con 54 países y Asia con 48 apoyan y participaron, con sus enviados plenipotenciarios, en la toma de posición del Presidente Maduro. Esta es la opinión de los pueblos y gobiernos de la mayoría de los Estados-Nación.

El Presidente Maduro con fundamento en los artículos 228 de la Constitución que determina que se proclama Presidente el candidato o candidata que hubiere obtenido la mayoría de votos válidos; en el artículo 5° que señala que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y que los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y están sometidos a ella; debe con base al artículo 231 acudió el 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia. Luego en la tarde lo hizo ante el componente de la Fuerza Armada Nacional y la Milicia. Fue un acto apoteósico y para el pueblo.

Finalmente, cuando el imperio clama por ayuda internacional, lo que pretende y busca es apoderarse de ese país, de ahí las migajas que ofertan, más en el fondo buscan apropiarse de sus minerales, de sus recursos y convertir a Venezuela en otro país satélite de sus intereses.

El pueblo de Venezuela, fiel en su lucha por una sociedad Socialista grita con valentía y pasión ¡¡¡¡¡¡¡¡NO, NO, NO PASARAN!!!!!!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 952 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a274171.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO