La compra de efectivo y el nuevo cono monetario

Comprar bolívares es un mal negocio, pues el bolívar que se compra hoy, mañana habrá perdido hasta 10% de su valor gracias a DolarToday.

Ahora, comprar bolívares a un precio mayor que su valor nominal es, desde el punto de vista económico, una soberana pendejada. En el mejor de los casos sólo podrá recuperarse, aprovechando la escasez, la misma cantidad invertida.

A pesar de lo ya expuesto, "el negocio" ha crecido en los últimos años y, en contra de cualquier criterio económico, en Colombia siguen comprando bolívares como si se tratara de pan caliente.

Uno de esos eruditos de cafetería exponia que los colombianos pagan 100% (mediante transferencias) porque el dinero que captan de esa forma lo usan para pagar a los contrabandistas de gasolina y alimentos.

Ridícula es esa tesis, pues asi como le pagan mediante transfierencia a los que le venden los billetes le pueden transferir a los contrabandistas y los productos les costarían la mitad.

De hecho, podrían pagar en pesos o dólares e igual sus costos se reducirian a la mitad.

Otro "experto" nos exponia que la compra se hacía para usar el papel moneda en la falsificación de dólares. Si asi fuera, ya los gringos le habrían exigido a su vasallo en Colombia que acabara con ese negocio, pues esa "fábrica " de dólares seria sin lugar a dudas la mas grande del planeta. Además no todos los billetes tienen el tamaño adecuado para transformarlos en dólares.

No, no es negocio la compra de bolívares, pero existe. Existe porque se trata de una operación política.

El gobierno norteamericano dispone, desde hace tiempo, de una muy buena cantidad de los dólares que fabrica su famosa "maquinita" para una operación destinada a secar la economía venezolana de efectivo.

La estrategia es sencilla, pero criminalmente efectiva. Devalúan el bolivar a través de DolarToday y compran cada vez más bolívares con menos dólares. Los bolívares no los usan, los guardan para generar la crisis que hoy campea. Es sencillamente una de las aristas de la guerra económica.

En una especie de respuesta, el gobierno del presidente Maduro ha decidido, entre otras acciones, sacar de circulacion el actual cono monetario. Esto en las primeras de cambio (desde marzo hasta junio) hará que resparezca el efectivo y es probable (si intensifican los controles) que le genere perdidas millonarias a quienes tienen acaparados los billetes venezolanos.

Si no se los decomisan en el intento de retornarlos a Venezuela tendran que venderlos a la mitad de lo que pagaron por ellos.

Sin embargo, nos cuesta creer que los gringos no sigan invirtiendo en esa misma estrategia y vayan luego por el nuevo cono monetario.

De seguro, las perdidas que sufran sus operadores serán compensadas y consideradas parte de la inversión realizada para tomar el control del pais y sus riquezas.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4533 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía