Mensaje a los jóvenes Alcaldes y Alcaldesas

Una autocrítica casi imposible de lograr

¿ALGÚN GOBERNANTE EN VENEZUELA ASUME AUTOCRITICAMENTE SU BAJA CAPACIDAD DE GOBIERNO?

Leamos y reflexionemos sobre esta cita previa antes de continuar:

"La deficiente capacidad de gobierno es un fenómeno general que afecta a todos los países, aunque en forma desigual. Es más grave en los países más atrasados y allí tiene también mayor importancia, dada la complejidad de los problemas y lo ambicioso de las metas necesarias para salir del atraso…los políticos no son proclives a las teorías ni a destacar el valor de la capacidad de gobierno. Se trata de un mundo donde todos hacen política y tienen derecho a hacer política, sin restricciones ni cortapisas…la experiencia política, llega a ser el indicador de la capacidad política…los malos resultados (de la gestión de gobierno) pueden ser atribuidos a muchas otras causas, y de hecho, tanto la población como los políticos, jamás apuntan a la capacidad de gobierno como la causa principal…Es interesante destacar que la dirigencia política tiene una especial ceguera para comprender la importancia (del impacto que tiene) la baja capacidad de gobierno y atribuye siempre sus deficiencias a otros, a la oposición implacable, a los medios de comunicación, a alguna conspiración imaginaria, a los mandos medios y bajos, o a los condicionantes externos. Es una autocrítica casi imposible."

Interesante comentario de Carlos Matus Romo en: "El Líder sin Estado Mayor". Págs.19 y 21. Los paréntesis y los destacados son nuestros.

NO SÓLO LOS CHAVISTAS DEBEN HACERSE LA AUTOCRÍTICA

Esto es válido para rojos, verdes, blancos, azules o amarillos. Parece una cualidad propia de la naturaleza humana y, en especial, de la gran mayoría de nuestros gobernantes. Los culpables y responsables de nuestros males pareciesen siempre estar fuera de nosotros: son externos. A veces, los hay quienes se lo achacan a una desviación política o ideológica y no a la incapacidad para gobernar procesos creativos, complicados, sorpresivos, de juego suma cero, inconstantes, con variantes fuera de nuestro control y en los que no sólo nosotros tenemos poder sobre variables relevantes. No aceptamos que hemos sabido ganar las elecciones, y tenemos la responsabilidad de gobernar, pero no sabemos cómo hacerlo con éxito. No tenemos CAPACIDAD PARA GOBERNAR.

HOY ES UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA MEJORAR

Hoy sábado, 16/12/2017, está convocada una reunión, del Consejo Federal de Gobierno, con todos los Gobernadores, Gobernadoras, Alcaldes y Alcaldesas del país. Esta es una gran oportunidad para hacernos una autocrítica que nos permita revisar y estudiar la posibilidad de aplicar teorías y metodologías, más potentes y adecuadas, para PLANIFICAR y GOBERNAR la realidad compleja, dinámica y cambiante, de poder compartido y plena de incertidumbre que hoy vivimos en Venezuela.

Sobre todo si queremos hacer uso de métodos potentes, participativos, creativos y de alto impacto, sobre la realidad, que nos ayude a resolver, solucionar o disolver los más apremiantes problemas (mega, macro y micro) a los que nos enfrentamos como sociedad y como pueblo.

Es una gran oportunidad para evaluar y corregir los errores que hemos cometido en la aplicación de teorías y métodos demasiado simples, incompletos e inadecuados, sobre: Planificación, Política y Gobierno.

¿MÉTODOS SENCILLOS PARA REALIDADES COMPLEJAS?

El método para elaborar y comunicar nuestros planes no puede ser sólo un Torbellino o "Tormenta de Ideas" sobre objetivos y proyectos, a los que se le asignan recursos y, finalmente, concluimos y anunciamos que se han aprobado tantos proyectos, para alcanzar tales objetivos y para ello hemos destinado tantos recursos que, generalmente, son recursos económicos. Esto suena a bofetada a nuestro pueblo, y a nuestra inteligencia, en un contexto de escases de recursos en los que se distribuyen, a veces, sin criterios científicos y de prioridad, casi al "ojo por ciento" y según quien más puje, recursos que son necesarios para fines o propósitos más importantes que a los que se les asigna.

¿Hasta cuándo vamos a continuar repartiendo, a diestra y siniestra, recursos que no tenemos y que necesitamos para resolver problemas más importantes? Esto ha sido realizado así, incluso, y es doloroso que haya ocurrido en empresas tan importantes como PDVSA y PEQUIVEN. Me consta. Y podemos demostrarlo si se hace necesario. Es más, lo pueden demostrar fácilmente los trabajadores petroleros y petroquímicos que saben mucho más que nosotros sobre este despilfarro y desfalco a la nación. Nos duele decirlo pero es la verdad.

Si la cosa fuera sencilla y fácil, como muchas veces lo hacemos, entonces no tendría ciencia, ni técnica y menos serían necesarios soportes tecnológicos para la Planificación. Necesitamos asirnos del adecuado Arte de Gobernar para lograr hacer un Buen Gobierno.

EL MÉTODO PARA ELABORAR EL PLAN LE DA SU CONTENIDO

"Nuestros gobiernos fracasan, no tanto por el contenido de sus propuestas, sino por la debilidad de las herramientas de gobierno que dominan. Es el estilo de gobierno el que está en crisis" Carlos Matus

Por eso mis dudas son, no tanto por el contenido del Plan de la Patria (donde muchísimas cosas caben con facilidad) sino, y sobre todo, el MÉTODO que fue utilizado por Chávez y quienes colaboraron en su elaboración y, particularmente, el MÉTODO que utilizaremos para garantizar su concreción si asumimos su contenido o el MÉTODO que necesitamos para establecer prioridades de acuerdo al nuevo contexto.

En tal sentido, debemos poseer herramientas de análisis tecno-político-moral para responder: ¿Cómo logramos "construirle viabilidad" al Plan para que sea exitoso y cómo lo rediseñamos? Y no pensar que sólo con anunciarlo este se cumplirá.

Tenemos que saber, además de los MÉTODOS para el diseño del plan, cómo: a) diseñar las estructuras organizativas que le garanticen su viabilidad, b) reconstruir los sistemas de dirección y aprender a dominar el arte del buen gobierno y, c) especialmente, necesitamos tener infalibles sistemas de seguimiento, monitoreo y control de gestión pública y social, para evitar las desviaciones técno-económicas, políticas, éticas, morales y hasta espirituales, que se han venido develando en los últimos meses en el país, aunque existían desde hace muchos años como un secreto bien guardado. Con métodos potentes hubiéramos podido descubrirlo oportunamente. Los MÉTODOS DE PLANIFICACIÓN Y GOBIERNO que hemos utilizado se prestan para la ineficiencia y la corrupción.

¿HASTA CUÁNDO GOBERNAR SIN LA DEBIDA CAPACIDAD?

Ya basta de tanta incapacidad para GOBERNAR. Nuestro pueblo necesita no sólo líderes y lideresas que estén comprometidas con el legado del Presidente Chávez, hablen o escriban bien bonito y motiven nuestros sentimientos patrios. Eso es importante y necesario. A la vez, es imprescindible estar entrenad@s, capacitad@s y formad@s en métodos modernos y novedosos de Planificación, Política y Gobierno. Debemos pasar de ser el querido y mejor votado brujo o bruja, de la comarca, para convertirnos en un médico, o médica, de elevada formación técnica-profesional, política y ética.

NOS PREGUNTAMOS CON RELACIÓN A NUESTROS PLANES:

Si aceptamos el inadecuado diseño metodológico, no el contenido, del Plan de la Patria y el de la mayoría de los planes que se han realizado, como una lista de objetivos y de proyectos de acción, pudiéramos preguntarnos:

¿De dónde salen esos objetivos y esos proyectos? ¿Qué otros objetivos pudieran ser necesarios plantearse para sustituirlos o complementar? ¿Qué otros proyectos pueden lograr, con mayor eficiencia, los mismos objetivos? ¿Qué otros proyectos pueden ser ejecutados complementariamente para alcanzar estos objetivos? ¿A qué problemas responden estos objetivos y estos proyectos? ¿Qué nudos críticos o causas claves se ven impactadas con esos proyectos y qué tipo de impacto se espera? ¿Cómo se expresan esos objetivos en metas o en el vector de resultados esperados? ¿A quiénes beneficia y a quiénes perjudica? ¿A qué problemas responden? ¿Quiénes serán nuestros aliados y quiénes los oponentes de esos proyectos y de esos objetivos? ¿Cómo garantizamos que esos proyectos impacten la realidad de tal modo que logremos esos objetivos? ¿Son los recursos asignados los suficientes y qué otros recursos, distintos a los económicos, se requieren para ejecutar estos proyectos? ¿Por qué formularlos como proyectos y no como operaciones? ¿Cuál es la diferencia? Si logramos alcanzar estos objetivos con esos proyectos y los recursos asignados ¿nos sentiremos satisfech@s? ¿No será por las fallas de Método, entre otras razones, que no logramos cumplir con los planes que nos proponemos? ¿Acaso será esta una de las razones por las cuales no logramos resolver problemas prioritarios como la inflación descontrolada y acelerada? ¿Bastará definir objetivos y proponer proyectos para enfrentar y resolver este u otros graves problemas que hoy nos afectan? En este sentido, sugerimos ver nuestros artículos:

"¿Por qué no se cumplen los planes ni se resuelven los problemas?"

(parte I) (30/05/2012) www.aporrea.org/actualidad/a144321.html

(parte II) (20/06/2012) www.aporrea.org/actualidad/a145401.html

LA EXPERIENCIA NOS LO DICE Y LOS RESULTADOS NOS LO CONFIRMA: NECESITAMOS MEJORES MÉTODOS

Hemos utilizado, en general, métodos de Planificación y Dirección, muy limitados y arcaicos. Tanto por los conceptos, como por la metodología que se maneja. Métodos y metodologías muy simples, rudimentarias y sencillas, para explicar y transformar una realidad muy compleja.

La vista no percibe - aun con buenos anteojos y de cerca - una bacteria o virus, salvo que utilicemos un microscopio y, a veces, de alta resolución. Tampoco lograremos percibir, a simple vista, el nacimiento de una nueva estrella a miles o millones de kilómetros-luz. Necesitamos para ello un buen telescopio que tenga la capacidad y la potencia para captarla y poderla descubrir. Lo mismo nos ocurre con la complejidad de la realidad de los problemas sociales multi e interrelacionados: Necesitamos métodos de mayor nivel de complejidad, potencia y resolución de problemas.

Y esto está ocurriendo hoy, en Venezuela, incluso en empresas e instituciones del Estado que deberían ser ejemplo de elevada calidad, excelencia y eficiencia en el uso de métodos modernos para planificar, dirigir y/o gerenciar. Puedo hablar con propiedad, porque he tenido la oportunidad de trabajar como Directivo, asesor y realizar programas de formación en numerosas Universidades (LUZ, ULA, UNELLEZ, UNET, UBV, ULAC, UNESUR), en empresas tan importantes como PDVSA y PEQUIVEN y en Corporaciones de Desarrollo encargadas de los procesos de Planificación en las regiones, tales como: CORPOZULIA, CORPOANDES y la CVG. En ellas hay muchas fallas que corregir.

Hemos tenido también la oportunidad de trabajar con las Gobernaciones del Zulia, Mérida, Trujillo y del Táchira, así como con varias Alcaldías del Occidente del país. Y, en la mayoría, salvo que hayan ocurrido cambios en los últimos años, prevalecen métodos de Planificación, Política y Gobierno demasiado elementales.

A finales de los años 80, tuvimos la oportunidad de aplicar, por primera vez, a una realidad concreta -en el ámbito educativo- el Método Altadir de Planificación Popular (MAPP), en el Municipio Almirante Padilla del Estado Zulia. Desde entonces, hemos experimentado, probado, analizado, evaluado y vivido, la importancia del uso correcto y oportuno de Métodos de Planificación y Gobierno como el Método de la Planificación Estratégica Situacional o Método de Planificación Pública. Este método ha sido exitoso cuando es aplicado adecuadamente por personal bien entrenado y cuando se garantiza el apoyo político directivo y se estimula y garantiza, a su vez, la más amplia participación de los actores claves involucrados. Por supuesto,todo Plan tiene sus vulnerabilidades.

¿MEJORES MÉTODOS NOS GARANTIZAN SIEMPRE EL ÉXITO?

La aplicación de métodos más potentes y adecuados a la confusión de la realidad que vivimos, nos ha permitido llegar a la conclusión que esta complejidad requiere, a su vez, métodos más complejos y potentes que consideren, entre tantos otros elementos: el juego triádico entre actores sociales, el procesamiento explicativos de los problemas a través de flujogramas explicativos situacionales, mapas conceptuales y mentales o árboles del problema, el análisis estratégico y el estudio de factibilidad y viabilidad, el manejo del vector de recursos, del vector patrimonial y del vector de personalidad, el uso de las simulaciones humanas, el manejo de escenarios y sorpresas, así como el uso de software adecuados, etc.

Hay experiencias cuyos resultados no han sido favorables, por lo que habría que estudiar sus causas. En todo caso, algo tenemos que decir y aportar al respecto, porque lo hemos aplicado muchísimas veces, no sólo a modo de ejercicio docente, sino en la realidad concreta. Reconocemos que en muchos casos ha faltado la voluntad política y el apoyo institucional necesario para cerrar algunos ciclos y procesos iniciados y no hemos podido cantar victoria siempre. Pero, la sola aplicación aunque fuera parcial, ha permitido visualizar y procesar problemas prioritarios, en forma colectiva, y avanzar en su solución de manera creativa.

En América Latina existen ejemplos de aplicación que han permitido resolver problemas complejos con éxito. De modo que aunque no es una panacea o una barita mágica, el Método PES, ZOPP, Marco Lógico o el MAPP, son métodos complementarios que superan como herramienta de análisis explicativa y de transformación a los métodos tradicionales. Lo que debemos es lograr que los líderes políticos y los gobernantes lo hagan suyos y los apliquen, incluso en sus contiendas electorales con los ajustes correspondientes. Así iremos avanzando en su mejora y efectividad.

LO VENIMOS ALERTANDO DESDE DICIEMBRE DE 1998

"La causa más profunda de nuestros males está en la baja capacidad de gobierno de nuestros líderes"

Carlos Matus, "El Líder sin Estado Mayor"

La necesidad de elevar la capacidad de gobierno y de hacer uso de potentes métodos de planificación lo aprendimos con el maestro Carlos Matus Romo, cuando tuvimos la posibilidad y el honor de ser su discípulo, desde finales de la década de los años 70. Hace cerca de 40 años. Desde entonces, no sólo hemos leído, reflexionado, investigado y aplicado, en numerosas oportunidades, conceptos, técnicas y métodos de Planificación, Política y Gobierno, sino que hemos podido vivir de cerca, e incluso asumir responsabilidades de gobierno, gerencia o conducción, que nos hace tener consciencia y certeza de los argumentos (teóricos y metodológicos) manejados por el Dr. Matus. Incluso, hemos logrado hacer adaptaciones, innovaciones e invenciones tratando de ajustarlo a nuevas realidades y todo ello nos han permitido llegar a la tajante conclusión de que ES NECESARIO ELEVAR LA CAPACIDAD DE GOBIERNO de nuestros gobernantes y líderes políticos y, como parte de ello, requerimos evaluar y mejorar, cuanto antes, los métodos de Planificación, Política y Gobierno que se han venido utilizando.

Ver nuestro artículo: "Lo hemos venido alertando (1998)" (25/07/2017)

www.aporrea.org/actualidad/a249797.html

LAS FALLAS VIENEN DESDE MUCHO ANTES QUE CHÁVEZ Y MADURO

A pesar de que estoy que hoy compartimos con ustedes lo comenzamos a alertar desde el mismo día en que Chávez ganó la Presidencia, el 06/12/1998, la falla nos viene desde hace muchos años antes y, seguramente, desde hace siglos. El arte del buen gobierno y el uso de adecuados métodos de Planificación es una de las principales debilidades y limitaciones que el mundo moderno aún padece. Y si tenemos dudas, miremos a nuestro alrededor y constataremos la multiplicidad de problemas de toda índole que existen en el mundo, fundamentalmente, por la BAJA CAPACIDAD DE GOBIERNO, de los gobernantes que han gobernado y aún gobiernan, incluso en los llamados países desarrollados.

Por supuesto no es la única causa. Existen causas complementarias algunas de naturaleza política, ideológica, religiosa, tecnológica, cultural, económica, social, etc. Lo que no tenemos duda es que la BAJA CAPACIDAD DE GOBIERNO y con ello, en parte, las fallas de Planificación, Organización y de Control de Gestión que hemos venido arrastrando durante siglos de malos gobiernos, que vienen desde el encuentro de dos culturas y los procesos de conquista y colonización, han acumulado problemas estructurales que se suman a los problemas coyunturales que hoy vivimos en Venezuela.

¿EXISTEN CIENCIAS, TÉCNICAS Y TECNOLOGÍAS PARA HACER UN BUEN GOBIERNO EN VENEZUELA Y EL MUNDO?

Comencemos por recordar esta cita atribuida a John Adams, segundo Presidente de los EEEUU: "Mientras todas las demás ciencias progresaron, la de gobernar marcó el paso: hoy es practicada apenas un poco mejor que hace tres o cuatro milenios"

No es fácil, para los líderes políticos tradicionales y para nuestros gobernantes, reconocer que así como existen Ciencias, Técnicas y Tecnologías para: construir carreteras, curar una enfermedad, resolver un conflicto legal, hacer uso y distribuir espacios, mejorar los sistemas de comunicación e información, poner un hombre en la luna, producir nuevos elementos a partir de reacciones químicas, etc. Existen también aquellas que nos permiten develar, analizar, evaluar, sintetizar y hacer un uso adecuado de conocimientos, procedimientos y métodos que nos pueden ser de mucha utilidad para hacer un BUEN GOBIERNO.

Es decir: no sólo existen Ciencias, Técnicas y Tecnologías en el área de la Ingeniería, Medicina, Derecho, Arquitectura, Comunicación Social, Telecomunicaciones, Aeronáutica o en Química, por poner unos ejemplos. Si no que existen CIENCIAS, TÉCNICAS Y TECNOLOGÍAS DE GOBIERNO, que, de ser conocidas y aplicadas por nuestros gobernantes y los equipos de asesoría y apoyo técnico y político que los acompañan, pudiéramos lograr, en corto plazo, que sus ejecutorias fueran más contundentes, eficientes y de más alto impacto.

De modo que, tal como reza la expresión bíblica: "Por sus frutos les conoceréis", pudiéramos entonces decir, parodiando esta expresión: "A l@s buen@s gobernantes los conoceréis por los resultados de su gestión". Podríamos expresar también que: cuando el Balance de Gestión, de los tres cinturones de Gobierno, es equilibrado y favorable, es muy probable que logremos hacer un BUEN GOBIERNO.

Ver: "Los tres cinturones del co-gobierno" (19/01/2007)

www.aporrea.org/ideologia/a29625.html

UNA ÚLTIMA PREGUNTA Y UN COMENTARIO PARA TERMINAR

¿Los líderes políticos y gobernantes en Venezuela, en América Latina y el Caribe, serán capaces de reconocer su BAJA CAPACIDAD DE GOBIERNO (Liderazgo, Conocimientos y Experiencia) y su desconocimiento en las más modernas Ciencias, Técnicas y Tecnologías para el Arte del Buen Gobierno?

Quien esté libre de pecado que lance su primera declaración o, mejor aún, que demuestre con hechos y resultados que ha sido capaz o será capaz de hacer un BUEN GOBIERNO.

Los gobernadores y las gobernadoras, los Alcaldes y Alcaldesas, que recién se estrenan en su cargo tienen una alta responsabilidad con su pueblo, especialmente, porque 324 fueron elegid@s por el pueblo chavista y eso demanda un mayor compromiso. Nos debería dar vergüenza si la oposición lo hiciera mucho mejor que nosotros ¿De qué depende? En buena medida de los apoyos que recibamos y, sobre todo de la CAPACIDAD PARA GOBERNAR que demostremos en adelante.

¿Seremos capaces de asumir la autocrítica y corregir?

Ya lo veremos.

Ver: "Elevar la capacidad de gobierno del gobierno" (16/02/2007)

www.aporrea.org/actualidad/a30804.html

OFRECEMOS NUESTRAS DISCULPAS Y RECOMENDAMOS

Ofrecemos disculpas por no haber podido publicar este artículo antes, aunque las ideas centrales ya las hemos venido desarrollando y exponiendo con anterioridad. Sólo queremos reafirmar, ratificar e insistir, en que es necesario y posible mejorar los procesos de Planificación, Política y Gobierno, cualquiera que sea el contenido que acordemos en colectivo para nuestro proyecto de transformación.

Para l@s interesad@s, sugerimos revisar los artículos referenciados donde tratamos estos temas y que han sido publicados con anterioridad. Entre ellos, algunos que parecen referidos en este artículo.

"¿Por qué no se cumplen los planes ni se resuelven los problemas?"

(parte I) (30/05/2012) www.aporrea.org/actualidad/a144321.html

(parte II) (20/06/2012) www.aporrea.org/actualidad/a145401.html

"Lo hemos venido alertando (1998)" (25/07/2017)

www.aporrea.org/actualidad/a249797.html

"Los tres cinturones del co-gobierno" (19/01/2007)

www.aporrea.org/ideologia/a29625.html

"Elevar la capacidad de gobierno del gobierno" (16/02/2007)

www.aporrea.org/actualidad/a30804.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a256577.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO