¿Por que no se cumplen los planes ni se resuelven los problemas? - (Parte I)

Suele escucharse decir, no sólo en Venezuela sino en muchas partes del mundo, que los planes y los problemas no se resuelven porque “no hay real” o – como dicen en la tierra del Sol amada – porque “no hay cobre”, es decir, que se le adjudica a la carencia o restricción de recursos financieros o económicos la causa fundamental de que los planes no se cumplan o los problemas no se resuelvan, como queriendo decir : si no hay suficiente dinero o el mismo no fluye en forma oportuna, no podrán cumplirse los planes ni mucho menos resolverse los problemas que se pretenden enfrentar a través de estos planes.

En definitiva, se le adjudica al “vil metal”, al “cochino dinero” o al nuevo “dios de la vida”,  la causa básica, fundamental y casi única de que los compromisos y sueños contenidos en los planes se cumplan a cabalidad o que los problemas y las necesidades básicas o creadas, no se resuelvan a satisfacción. Así las cosas, no es extraño ver a nuestros líderes compitiendo por anunciar, entusiasmados, las inmensas cantidades de dinero asignadas, gastadas o invertidas en salud, educación, defensa y seguridad nacional, alimentación o producción agrícola, vivienda, solidaridad internacional, transporte público e infraestructura vial, turismo, telecomunicaciones, proyectos productivos y sociales, entre otros.

En América Latina, muchos líderes políticos y gubernamentales, presidentes, diputados, gobernadores, ministros y alcaldes, caen en el perverso y tradicional  juego de anunciar, con el mayor despliegue publicitario, las elevadas inversiones o las partidas presupuestarias asignadas a misiones, proyectos, programas o planes, contribuyendo a reforzar en el “imaginario” o “inconsciente colectivo”, tal vez sin darse cuenta, que sólo con ese recurso escaso ­– denominación de los economistas tradicionales y neoliberales – será posible resolver los problemas y por tanto cumplir los planes.

No se percatan que, justo, una de las causas fundamentales por las que los planes no se cumplen y los problemas no se resuelven, es porque cometemos ese garrafal error de creer que todo se resuelve con billetes (si son dólares o euros mejor), como si todo se redujera a “lo económico”: es la enfermedad de la “inversionitis”, creer que sólo hay que arrodillarse y pedir que aumente el precio del petróleo en los mercados internacionales, o nos saquemos un Kino para que, en un santiamén, los planes y los problemas comiencen a resolverse. No hemos entendido aún que el sistema financiero internacional y el dinero como medio de cambio son una ilusión que esconde detrás de sí la verdadera esencia de las cosas. No nos permite tomar conciencia plena de que en el fondo, además de intercambios entre satisfactores, lo que se necesita es que exista un justo y compensatorio intercambio de energía, no sólo monetarizada.

No se tiene conciencia plena de que los planes no se cumplen ni los problemas se resuelven por muy diversas razones y no sólo por la falta de recursos económicos y financieros; es más: en muchas ocasiones estos no son relevantes. No se comprende que hay diversos recursos escasos: el tiempo, la capacidad organizativa, el conocimiento y la creatividad, aspectos jurídicos, el talento humano o la formación política e ideológica. ¿Será que no se entiende que sin Revolución Moral y Espiritual no habrá verdadera Revolución?

hugomoyer@hotmail.com

Mayo 2012



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4226 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144321.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO