Paciencia


Me parece que la palabrita debe encabezar los estatutos, el programa y cuanto documento forme parte de la vida del PSUV. Es más, trás la entrevista de Fraso a Pedro Carreño, la paciencia debe ser requisito indispensable para ser chavista. Un hombre tan lleno de humanismo, tanto que es poeta, cómo Isaías Rodríguez se impacientó un poco, tal como corresponde a un hombre que se angustia por el padecer del pueblo, y Carreño lo pasó al terreno de “enemigo de la patria“.A la final, Carreño está en la Asamblea Nacional Constituyente y el poeta Isaías terminó en Italia en funciones diplomáticas.

Ya sabemos que es muy malo perder la paciencia. En la Venezuela de hoy, la misma que el comandante Chávez llevó a ser el país más feliz del mundo, que fue reconocido por estar por encima de los índices de bienestar social,, falta el 80 % de las medicinas. Una caja de Amoxicilina, por ejemplo, se consigue en 100 mil bolívares. Pero, debemos tener paciencia. Y la tenemos, es evidente que esta paciencia no la motivan dirigentes tipo Pedro Carreño, pero sí un Nicolás Maduro que se ha subido este país a los hombros para encarar al imperio y sus aliados. Claro que la tenemos. Por eso fuimos a votar por una nueva Asamblea Nacional Constituyente. Luego, a pesar de los precios, de la falta de medicamentos, de la ausencia de gobierno ante los empresarios inescrupulosos y la desaparición de cualquier control, se votó el 15 de octubre por los candidatos a gobernadores rojosrojitos. Con la mala leche para el camarada Mata Figueroa que no pudo contentar a todos los descontentos. Sus razones tienen para seguir calientes con el gobierno. No todos se la calan. A nosotros nos toca cumplir al pie de la letra con la paciencia, a pesar de los infiltrados que en las instituciones traban el proceso.

Desde hace bastante tiempo dejé de ver VTV. A veces me asomo al programa de los Roberto, pero no me reconforta mucho hacer humor con las barbaridades que dice Ismael García, obviando las de Pedro Carreño y otros dirigentes nuestros. Lo lamento por el buen amigo Roberto Malaver. Sé cuánto se esfuerza por guardar la compostura exigida por la paciencia. Algunas referencias me llevan a ver fragmentos de algún programa en particular. Es cuando veo a Diosdado Cabello, integrante de la Asamblea Nacional Constituyente, alto dirigente del PSUV, esposo de la Ministra de Turismo. El camarada, en muy buena onda, sin ser el maluco de la partida, sin restregarnos en el rostro la acusación de traidores ni de tontos útiles, nos pide paciencia con el tema de los precios. A mi, que a la final soy inconforme, se me atraviesa el camarada Manuel Gómez para recordarme unas palabras de Alí Primera “el que se llena la barriga se olvida del que no come”.

Paciencia, camaradas, paciencia. En algún momento se tomarán medidas contra la especulación y el bachaquerismo. Ojalá y no se tomen demasiado tarde. La paciencia siempre nos debe acompañar, es buena consejera. De todas formas, es bueno darse una apuradita para no reventar a la paciencia.






Psalima36@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 557 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a254770.htmlCd0NV CAC = Y co = US