Las emboscadas de Manuel Rosales candidato imperial

“Me temo que debemos hacer honesto

al mundo antes de poder decir honestamente

a nuestros hijos que la honestidad es la

mejor política”

George Bernard Shaw



La ciencia política, fundamental dentro de la Filosofía de la Historia, para no pasar por ser simplemente lo que decía Voltaire, o sea, “el arte de mentir a propósito”, necesita de la honestidad del individuo, de la personalidad como la he explicado al decir que, la cobardía, es algo patológico, diferente del miedo común o el temor. Por ello, resulta una antinomia poder compaginar un hombre con personalidad desintegrada, deteriorada o incompleta, con un hombre honesto como una virtud i no como una imitación como lo afirmó José Ingenieros. Imitar la honestidad, copiar lo que vemos en las personas realmente o auténticamente honestas, pero desvirtuarlo con la actuación, con los hechos, con las consecuencias de las decisiones, resulta absolutamente deshonesto o inadmisible. I este es el caso del Sr. Manuel Rosales –candidato revestido de ilegalidad, pues según la Constitución i la Ley Orgánica del Sufragio ha debido renunciar a la gobernación- quien para colmo, está acusado i con juicio pendiente, por conspirador, saboteador i traición a la patria. La prueba es la decisión que tomaron candidatos habladores de estupideces como Borges, Petkoff, Ojeda (el novato cretino del año), Cecilia Sosa (sosa de verdad), Smith, etc., quienes protagonizando un sainete en el escenario incompetente, ilegal i traidor de ese centro conspirativo llamado SÚMATE, dirigido por una brujita de escaso talento i mucha pedantería (Corinita) porque se entrevistó con el Emperador i no supo que se ensució las manos; los bufones de pronto, se tragaron sus palabras, sus “proyectos” (en verdad ninguno) i se postraron a un candidato “unitario” (aunque existen 26 más) por orden venida de la Casa Blanca en Washington, pues la “casa blanca de AD” hace años que desapareció. I les impusieron el peor de todos. ¿Se ha visto alguna vez mayor cretinismo político? ¿Se ha visto alguna vez un grupo más numeroso i decepcionante de lacayos? ¿Dónde está la personalidad de estos señores? ¿Pueden demostrar alguna vez que tienen inteligencia i autoestima? ¿Cómo se pueden dejar humillar así, desde el exterior i mancillar su personalidad por intereses contrario a la soberanía i felicidad de la patria? ¿Acaso conocen, estiman o aman la recia personalidad i el pensamiento del Libertador Simón Bolívar? ¿Creen acaso que el pueblo venezolano de hoy, no les enjuicia i valora sus fechorías políticas?

Sin embargo, dejemos estas interrogantes a la conciencia de cada uno, i volvamos la mirada hacia el candidato “único” que les han impuesto. Su campaña i la del presidente Chávez, tienen una diferencia fundamental. El opositor ofrece las mismas mentiras que ofreció su partido durante más de 40 años i no realizó ninguna; otros ofrecimientos “nuevos” son una parodia, un “intento” de plagio de lo que ha hecho i sigue haciendo la revolución bolivariana (en el Zulia, intentó imitar todo), aunque originalísima la idea que les ofrecieron sus asesores matemáticos i economistas, con la creación de esa tarjeta de débito denominada “La Negra” de la que no vale la pena ni un comentario más, por las docenas de análisis que le han hecho, demostrando ser un disparate monumental. Tan monumental i llamativo el desacierto o desbarro que debería Acción Desmadrada (AD) cambiar el valor blanco por el negro, i digo el “valor” porque como artista, el blanco i el negro son valores, no colores; i uso la palabra sinónima de disparate desbarro, porque se me ocurre que, en la economía mundial, así como se entregan premios que en este caso sería una arbitrariedad compararlo al Nóbel, Scott u otro parecido, hai que hacerlo más como premio farandulero, tal el célebre OSCAR, i denominarlo el ROSALITO DE BARRO (jamás de oro) para las mayores estupideces económica i políticas en el mundo, alegando como la joven que bautizó al OSCAR diciendo, ¡Se me parece a mi tío Oscar! Aquí podríamos decir que Marta Colomina o Liliana Hernández dirían: ¡Ay, como se parece al burro de Rosales!

Este hombre miente tanto que, ni las fotos ni los videos, le impiden persistir en sus mentiras. La presentación de su candidatura en el teatrito del Hotel Eurobilding, tiene una capacidad de personas (lo vimos i está grabado) que creo es casi tres veces menor que la capacidad del Palacio de Eventos del Hotel Maruma en Maracaibo, donde había tanta gente adentro como afuera. Él calificó la suya como un éxito i la de Chávez con un notable descenso de apoyo; igualmente son parecidas, o mejor las suyas, las reuniones “familiares” que hace, con la concentración reciente de Chávez en la Avenida Bolívar, i con excepción de la célebre tarjeta Mi Negra, creo que no ha hecho otra cosa que despotricar del gobierno “frijolillo” (parte de su rico léxico) e insultar indirecta i directamente al presidente Chávez i al pueblo venezolano. ¿Qué más se le puede pedir a este analfabeto cultural i para colmo adeco de nacimiento? Si le ponen atención a lo que dice, confunde plural con singular; ( le escuché que recuerde: “nosotros seremos un presidente…) confunde número i género; usa términos no mui apropiados, porque lo que ha explotado más es decir que en Catia i en Petare, “LO EMBOSCARON”. Usado correctamente, emboscar viene de bosque, de escondérsele los opositores entre las ramas, aunque se admite en la guerra de trincheras, etc. A Sucre lo emboscaron en Berruecos. Ni en Catia ni en Petare, nadie estaba escondido i lo sorprendieron. Fue mui distinto, le salieron al frente a decir que casi todos sus “seguidores” los llevó en autobuses i eran extraños al sector. Fueron sencillamente grandes fracasos, como el más reciente i llamativo en San Cristóbal en Táchira, estado fronterizo con Zulia i donde pudo llevar más “seguidores” pagados. A este candidato, en la guerra terrorista que mantienen los Estados Unidos con casi todos los pueblos del mundo, fueron estos yanquis los que le emboscaron o engañaron, porque es un pelele, un monigote que utilizan para aparentar proceso electoral, cuando sabiendo que no ganarán o que perderán por paliza; lo que se maquina es un tercer golpe de Estado, corregido i aumentado, donde si sufre un atentado i lo matan, es por orden de Washington para desestabilizar i justificar una agresión armada. ¿Cómo puede imaginar este pobre hombre que el gobierno, con una revolución pacífica, va atentar contra un pobre candidato que sin el apoyo extranjero no llegaría ni al 1%? ni que fuera un Robert Kennedy, ya que allá, en la democracia perfecta, está demostrado que quien asesina candidatos o presidentes, son los mismos poderosos de la transnacionales o el gobierno. Es el país que ha asesinado más presidentes; es el país que más atentados se ha hecho para justificar entrar al negocio de las guerras. Tenemos dos grandes ejemplos: Pearl Haubor i el Trade Center o Torres Gemelas. Ya no hai dudas al respecto.

Por todo esto, Sr. Rosales, si usted es una víctima –le deseo de todo corazón que no suceda- en este proceso electoral que dudo lo dejen llegar al 3 de diciembre por su parte (han especulado su vanidad) tenga la seguridad que sus asesinos o agresores están en el Norte. Que la orden vino de mister Bush i de la otra Negra perversa que está en su camino. El pueblo venezolano ha venido demostrando una madurez i un civismo ejemplar para América i el mundo. Nadie lo va a emboscar; fíjense en sus marchas, gritonas, agresivas, con caras tiesas, gestos amenazadores, etc., porque esa era la táctica de su partido cuando era partido dictador. Las marchas i actos de la revolución son festivas, alegres, llenas de música, pancartas serias i jocosas, canciones, poesías, globos de colores, tambores, cuatro i maracas, risas i sonrisas. Un pueblo excepcional que lo de “bravo pueblo” va en su alma, en su conciencia, en su patriotismo. I nuestro sistema electoral, correcto, transparente, de seguridad tecnológica propia del nuevo siglo i que puede ser auditado, vigilado i observado por cuanta asociación especializada haya en el planeta (Centro Carter, Unión Europea, etc.) o cuanto libre observador venga a atestiguar que estamos a la vanguardia de la mayoría de los países avanzados en democracia; la nuestra, participativa i protagónica como ninguna, con el poder para el pueblo. Por eso usted, señor Rosales, con tanta carga delincuencial en sus hombros, se le está permitiendo participar como aspirante a la presidencia de la República. Eso hubiese sido imposible para Al Capone o Dillinger por delincuentes, pero también a Martin Luter King o Malcom X, por honestos, buenos i grandiosos. ¡Cuídese, pero mucho, mucho, del Imperio i de su paranoico Emperador! Ya le han dado avisos como en los toros, al “mataor” porque la campaña está a paso de morrocoy i sin brillo alguno. ¿Cómo puede brillar un pote de humo?





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4033 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a25221.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO