Apreciaciones del discurso presidencial ante la Asamblea Nacional Constituyente

En el día de ayer, 10 de agosto de 2017, el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, acudió ante la Asamblea Nacional Constituyente, a objeto de someterse a este poder, y presentar un mensaje ante este cuerpo supraconstitucional.

En el mismo, presentó la propuesta de Ley Constitucional contra el odio, la violencia y la discriminación, dado el resurgimiento del fascismo y la ocurrencia de crímenes de odio en esta Patria de Bolívar y de Hugo Chávez.

Además de ello, el propio Presidente Nicolás Maduro presentó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en 1999, como idea a ajustar por parte de la Asamblea Nacional Constituyente, para mejorarla y para incluir a un conjunto de sujetos sociales que no estuvieron presentes en el debate constituyente de 1999.

Particularmente, este servidor quien esto escribe, hubiese presentado como propuesta ante este magno cuerpo colegiado, la propuesta de reforma constitucional del Comandante Hugo Chávez, presentada el 15 de agosto de 2007 ante la entonces Asamblea Nacional. O en su defecto, el proyecto de Constitución presentado el 5 de agosto de 1999, como referencias y elementos que pudiesen ser incluidos en nuestra Carta Magna Bolivariana que vamos a mejorar.

Sin embargo, para ello, tendremos dos años para dar ese debate. Cuando expresó la propuesta de reforma o el proyecto de constitución presentado por el Comandante Chávez en 2007 y 1999 respectivamente, lo enfocó como proyecto político y no por el mecanismo constitucional previsto en nuestra Carta Magna, para adecuar nuestro "Popol Vuh" a los tiempos convulsos y complejos por los que nos ha tocado afrontar en estos momentos.

Es por ello, que en el presente artículo, trataré de plantear mi visión sobre el discurso presidencial del día de ayer, en el marco de la actual situación por la que atraviesa nuestro país, en estos momentos.

En primer lugar, hay que expresar en cuanto a los números, que el mismo Presidente Nicolás Maduro expresó que, pese a los ataques y al asedio al que nos encontramos sometidos, su popularidad se encuentra ubicada en un 35%, lo cual es muy bueno para un Presidente que desde el primer día de su gestión y a cuatro años de mandato, no ha tenido un minuto de paz. Si a eso lo traspolamos a la popularidad de la base política y social que respalda nuestro proceso revolucionario, la misma se ubicaría, luego de los resultados de la elección de los y las constituyentistas en un 49,76% versus un 50,22% del lado que nos adversa.

Sin duda, en líneas generales, y de acuerdo a la observación de quien esto escribe, el Presidente Nicolás Maduro presentó una evaluación del contexto político, económico, social, cultural, internacional, militar y hasta espiritual de sus cuatro años de mandatos ante la Asamblea Nacional excepcional. Sin embargo, el mero ejercicio discursivo y retórico por sí solo, no basta para atender la ingente demanda social de nuestro pueblo.

Cuando en párrafos anteriores hemos dado los números de respaldo de la base social de la revolución y del bloque que se nos opone, observaremos que estamos prácticamente en dos bloques con fuerzas muy similares, esto porque observamos un fuerte descontento a algunas decisiones que no se han tomado y a algunas situaciones que nuestro pueblo afronta, y que sin duda requiere una respuesta inmediata del Estado como un todo.

Repito, el Presidente Maduro hizo un diagnóstico brillante sobre la situación política, cultural, militar, internacional sobre todos los ataques que nos han venido dando. Pero, hay un elemento en el que no estuvo muy bien, y es en el que nos están golpeando más duro, y es en donde nuestro pueblo expresa y refleja el mayor descontento.

Me refiero al aspecto de la economía y de la cotidianidad. Ayer, cuando a través de las diferentes plataformas tecnológicas o redes virtuales nos invitaban a estar muy pendientes sobre el mensaje que daría el Presidente Maduro en la Asamblea Nacional Constituyente, uno de los elementos que se destacó es que el Jefe del Estado haría anuncios sobre decisiones económicas que se adoptarían en el marco de la coyuntura actual. Particularmente, en ese aspecto, quede, como se dice popularmente "picao".

De todas las palabras que expresó el ciudadano Presidente de la República, en lo económico no hizo mención respecto a la lucha contra el bachaqueo, en contra del dólar criminal, las roscas de algunos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y demás cuerpos de seguridad en los productos de primera necesidad de nuestro pueblo. Nos hemos pasado dos semanas en la simbologización del triunfo, pero en materia de economía, estamos tan lentos como el Consejo Nacional de Economía.

Basta ir a la calle, para observar niveles de descontento y malestar de nuestro pueblo: Un kilo de queso en 18 mil bolívares, un cartón de huevos en 15 mil, en Guayana, el jamón de pierna ya se ubica, y no exagero con ello, en 53 mil bolívares, un kilo de atún en 40 mil, es decir, la locura total y como gobierno no hemos podido contener estas agresiones impunes a los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país.

¿Dónde está la Superintendencia de Defensa de los Derechos Socioeconómicos SUNDEE? ¿Qué se hizo el señor William Contreras y su ejército de fiscales de esta institución? ¿O será que los videos de TV Pueblo donde este señor fiscalizaba, era más para una campaña efectista que efectiva en la lucha contra estos terribles flagelos que agreden y confiscan el poder adquisitivo de las venezolanas y los venezolanos? He ahí algunas interrogantes que uno recoge de las calles de nuestro pueblo.

Nuestro pueblo está pasando roncha, y nuestro Comandante Chávez nos impone la obligación de atenderlo, sobre todo a los más humildes y vulnerables. Sin duda, el voto de hace dos semanas demuestra que el pueblo aún sigue confiando en nosotros, pero, debemos destacar que esa confianza no es ilimitada ni nos han dado un cheque en blanco. Y que esta pudiera ser una de las últimas oportunidades que nos da nuestro pueblo en la confianza que nos están dando para dar un "Golpe de Timón" en la transformación del Estado y en la Administración Pública.

No niego que hay problemas complejos que no tendrán respuesta en lo inmediato porque sin duda nos están atacando en múltiples y diversos frentes. Pero, no es menos cierto también que somos Gobierno y ejercemos control sobre diversas y variadas instituciones del Estado. La Asamblea Nacional Constituyente ha empezado sus tareas y creo que ha empezado bien, pero tiene una capacidad de respuesta hasta cierto punto.

Debe entonces, el ciudadano Presidente de la República, su Vicepresidente Ejecutivo, Vicepresidentes sectoriales, ministros, presidentes de Institutos Públicos, gobernadores y gobernadoras, alcaldes y alcaldesas (estos últimos y últimas con más razón, puesto que pareciera que la mayoría de ellos y ellas olvidaron que también tienen atribuciones y competencias y que no pueden dejar todo al nivel central) hacer mayores esfuerzos por dar respuesta a las necesidades de nuestro pueblo. Si no logramos contener la espiral especulativa e inflacionaria desatada en estos últimos tiempos, pudiéramos llevarnos sorpresas nada gratas en los meses y semanas por venir.

Uno de esos indicadores del éxito o fracaso producto de las acciones u omisiones de nuestro Estado y nuestro Gobierno serán las elecciones regionales a escenificarse el venidero 10 de diciembre de 2017. Esperemos que el "voto castigo" castigo, y no el "voto castigo al revés" de Clodovaldo Hernández del que nos referimos en artículos anteriores, no se manifieste en dichas elecciones, por los efectos que pudiera generar en el futuro inmediato de nuestro país.

Debemos reaccionar, y eso era para ayer.

¡Bolívar y Chávez viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta la Victoria Siempre!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1511 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Martorano

Juan Martorano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /actualidad/a250752.htmlCd0NV CAC = Y co = US