Chávez, Matus y la Constituyente

¿Qué relación guardan: Hugo Chávez Frías, Carlos Matus Romo y el proceso Constituyente? Esta interrogante, me acaba de surgir mientras termino de elaborar una Charla que, tal vez, se convierta en un folleto, o libro, sobre la "Crisis del país y el proceso Constituyente", activado por el Presidente Maduro el 01 de Mayo. Trataré de ser breve, esquemático y, más adelante, veremos si vale la pena ahondar en detalles. Lo importante, ahora, es captar la relevante influencia que tuvo un autor, poco conocido y difundido y, lo que es peor aún, poco aplicado en nuestra compleja, dinámica y cambiante realidad. Chávez lo intentó. Tal vez, no supo cómo hacerlo o no lo dejaron. Lo hemos intentado y tampoco hemos podido.

Veamos como se refleja la influencia de Matus en Chávez y en la Constituyente:

Ya lo he dicho antes, conocí a Chávez en 1994, en la Casa del Profesor Universitario (LUZ) y ese día aproveché para entregarle mi primer libro (1989), que trata sobre los conceptos básicos de la Planificación Estratégica Situacional o Método PES. Hablamos un rato de Matus y su obra. Ya él lo había leído en Yare. Además, conversamos sobre mi experiencia y participación en Colombia, en relación con el tema del Desarrollo Social y el proceso Constituyente, y le hablé del concepto y la experiencia de la Democracia Participativa, que aparece en la Constitución de Colombia. Se mostró interesado y le busqué la Constitución e información sobre el proceso constituyente en Colombia. Me pidió lo asesorara en su Tesis de Maestría en la USB, aunque ya Giordani lo estaba ayudando. Preferí desistir. Lo hice en la práctica, aunque desde lejos. Lo demás es historia patria.

Desde Isla Negra, Chile, mientras cursaba el I Seminario sobre la "Teoría del Gobierno", en marzo 1998, por invitación del Dr. Carlos Matus, quien me había invitado antes, en noviembre de 1997, al Seminario tradicional que realizaba, todos los años, sobre: "Planificación, Política y Gobierno", intenté, a través de Brigitte Bernard, hacer contacto con Chávez para lograr la asesoría del Dr. Matus, quien se mostró muy dispuesto, e incluso, me manifestó hacerlo sin costo alguno, para Chávez y su equipo. Queríamos evitar, así, los potenciales perjuicios de la asesoría de Jorge Giordani a Chávez - según el Dr. Matus - quien lo conocía desde el CENDES, pues para él sería perniciosa e inadecuada, por sus conceptos y métodos anacrónicos, poco rigurosos y tecnocráticos, aunque se disfrazara de "socialista" o de "sociólogo". No logré ese encuentro y reconozco que, más adelante, no hice mayores esfuerzos para que se concretara. Y cuando lo intenté, en diciembre de 1998, ya era tarde. Matus decidió partir a otros paisajes.

El 06/12/1998, salió publicado, en Maracaibo, mi primer artículo crítico, "Universidad y Gobierno", que apareció justo el día en el que ganó Chávez, el mismo que después salió publicado en "Los 5 Combustibles de la Revolución" bajo el título "Los gobernantes no saben que no saben"; en él se habla de la necesidad de elevar la Capacidad de Gobierno del que resultara elegido como Presidente y la de su equipo de Gobierno. Allí invitaba a las Universidades, especialmente a la ULA – de donde venía de ser asesor de las autoridades rectorales – a realizar un Encuentro Latinoamericano para hablar sobre el tema. Nunca se realizó tal evento. Matus, siempre soñó con hacerlo y yo con ayudarlo.

A mediados de diciembre de 1998, participamos, activamente, en la "Comisión Presidencial" para presentar una propuesta a Chávez sobre la necesidad de gobernar con l@s mejores. Fue una iniciativa de Ronald Blanco La Cruz. Era tal mi insistencia en que Matus se reuniera con Chávez, que Ronald se reía diciendo, cada vez que yo llegaba a las reuniones: "Llegó Matusito". Ronald, debo agradecerlo, quien no conocía mi relación con Chávez, sin saberlo, me permitió el reencuentro con el recién electo Presidente Chávez, en la Viñeta, el 20/12/1998; allí recordamos a Matus y él se mostró interesado en contactarlo. Antes hubo un pequeño incidente o desencuentro con Giordani, por diferencias con Ronald Blanco La Cruz, sin que yo tuviera nada que ver con el asunto, pues nunca comenté ni a Ronald, ni a Chávez, lo que era la apreciación del Dr. Matus, pues él no tenía nada en contra de Giordani, como persona ni profesional, aunque sí reconocía que existían serios "conflictos cognitivos", como él nos expresara en la intimidad, e incluso, en Isla Negra: lo hizo públicamente (creo que aún guardo esa grabación) … Por eso, cuando Giordani publicó su "histórica" carta para deslindarse de los errores y fallas que él mismo ayudó a cometer, con su mala asesoría y su silencio cómplice, su verdad inoportuna y parcial, nos obligó a publicar tres artículos que son parte de un libro que espera por su publicación. Verlos en:

https://www.aporrea.org/actualidad/a190323.html (publicado el 23/06/2014)

https://www.aporrea.org/actualidad/a190482.html (publicado el 25/06/2014)

https://www.aporrea.org/actualidad/a191664.html (publicado el 17/07/2014)

Sorpresivamente, mientras establecíamos contactos con Matus para que asesorara a Chávez, justo al otro día de nuestro reencuentro con Chávez, muere Carlos Matus, en Caracas, el 21/12/1998. Nunca pudo concretarse el encuentro. Por eso Chávez decía en sus intervenciones: "Ese intelectual chileno que no conocí, pero que he leído desde hace años", refiriéndose a Carlos Matus. Y, debo decirlo, con honestidad: aunque Chávez leyó a Matus – nosotros colaboramos para que así lo hiciera–, creo que él no tuvo la oportunidad de digerirlo y profundizar sobre el pensamiento de Matus, ni logró conocer su método, ni las experiencias prácticas de su aplicación en América Latina, si no, ¿quién puede saberlo ahora?: "otro gallo cantaría". La vida es así: "es aquello que nos ocurre mientras andamos haciendo otros planes" como cantara John Lenon.

Desde diciembre de 1998, hice llegar la mayoría de los libros al Presidente Chávez; nunca pude hacerlo personalmente, pues nuestros encuentros fueron por "casualidad". Así le envié los primeros libros con el entonces Coronel Baduel, luego con Ronald Blanco La Cruz e incluso, alguna vez, con Diosdado Cabello, en medio de un Aló Presidente. Fue la forma de que tuviera acceso a ellos, porque después de la muerte de Matus, se dificultó, por diversas razones, el acceso a ellos. Él siempre hacía referencia al segundo libro de Matus, "Planificación de Situaciones", que era el más confuso y difícil de comprender, pues trataba las primeras ideas bosquejadas por Matus en los "campos de concentración" de las Islas Dawson y Ritoque, mientras estaba preso, luego del Golpe de Estado de Pinochet. Por eso, seguramente, muchos de los cercanos colaboradores de Chávez no podían complacerlo, pues siempre ha sido difícil acceder a los libros, documentos y, sobre todo, al material de apoyo de los Seminarios, donde se explican los aspectos metodológicos del Método PES, cuya fundamentación Teórico-Conceptual la encontramos en su libro póstumo "Teoría del Juego Social".

En agosto del 2002, Martha Harnecker entrevista a Chávez y publica su libro: "Un Líder, un pueblo", en el cual Chávez reconoce que ha leído y ha sido influenciado por Matus; en especial, dice haberle ayudado a tomar la decisión de priorizar el impulso del proceso constituyente y el cambio jurídico político, del país, antes de abordar el cambio de la estructura económica e ideológica del mismo. Veamos un resumen que ya lo hemos reseñado antes en nuestro artículo: "Chávez, Matus y la ESCOLAG". Publicado el 10/05/2013 en Aporrea. Ver: https://www.aporrea.org/ideologia/a165622.html)

"La influencia de Carlos Matus en el pensamiento y en la acción del comandante Chávez es muy importante e indiscutible. Esto quedó de manifiesto en las respuestas que le diera el Presidente Chávez a Martha Harnecker, en la entrevista que fue publicada, en agosto del 2002, en un libro titulado: "Chávez: Un hombre, un pueblo". Allí puede constatarse la afirmación que hacemos:

Pregunta (MH): ¿influyó de alguna manera la experiencia chilena y los problemas que tuvo que afrontar Allende al pretender realizar cambios sociales profundos dentro de los marcos del sistema democrático representativo burgués?

Chávez responde: "Mira, te puedo decir que la experiencia de la Unidad Popular, no influyó mucho en mi forma de ver las cosas, pero sí influyó Carlos Matus, un economista chileno, que fue ministro de Allende… El sostiene que quien pretende transformar la realidad debe ser capaz entonces a través de la ciencia y del cálculo de determinar cuál de esas tres estructuras es la más débil y por ahí hay que atacar…Nosotros usamos esta metodología para analizar la realidad venezolana y fue así como decidimos comenzar el ataque por la estructura político-jurídica (a través del proceso constituyente..."

Pregunta (MH): ¿Qué mecanismo hay para evitar lo que Eduardo Galeano alguna vez conversando señalaba como el problema del eco, el gobernante y su eco...

Chávez responde: O como dice Matus: el líder y su jaula de cristal.. Y, por otra parte, Marta, yo tiendo a escaparme del encierro de la jaula de cristal de la que habla Matus, para lograr un contacto directo con la gente. Recibo una enorme cantidad de papeles y cartas. [...] (Se refiere a uno de los capítulos del libro "El líder sin Estado Mayor" del Dr. Matus, que trata el tema del aislamiento del líder con su realidad)

Pregunta (MH): ¿Has logrado trabajar en equipo? ¿Quiénes han conformado esos equipos?...

Chávez responde: …He cambiado varias veces a ministros y viceministros. A veces cuesta que una persona logre tener las dos cualidades de las que hablaba Maneiro: eficacia política y calidad revolucionaria, o lo que Matus designa como la tecno-política. Tú a veces tienes a alguien muy bueno como político, pero entonces, a la hora de la dirección técnica o de la gerencia de un área específica, comienzan a mostrar debilidades…"

Durante el año 2004, Chávez hace referencias públicas, en varios eventos, sobre Matus y su obra (15 de enero en la Asamblea Nacional, 02 de septiembre en San Francisco, en el Zulia, en un "Aló Presidente", y el 13 de noviembre de ese mismo año, en Fuerte Tiuna) reconociendo la importancia del autor chileno y recomendando la lectura de su obra, ya que él reconocía haber leído desde Yare.

En el Consejo de Ministro de enero de 2008, enarbolando el libro de Matus "Adiós, Señor Presidente", dice a todos sus Ministros y Ministras y a la nación toda, en cadena nacional, que no sólo deben leer este libro y otros de Matus, sino que les pide encarecidamente, como dice Matus, que es necesario elevar nuestra capacidad de gobierno para ser más eficientes: ¡Eficiencia o Nada!

La necesidad de centros de formación de alto nivel para nuestros gobernantes y gerentes, tal como se ha pretendido con la ESCOLAG, es una deuda que aún tenemos con Chávez e incluso con Matus. Es posible que aún estemos a tiempo. Sería un buen aporte del proceso constituyente que se aprobara algo así como: "Ningún candidato, o candidata a ocupar algún cargo directivo en la administración pública, podrá hacerlo, en lo sucesivo, si no ha aprobado el correspondiente grado de formación en materia de Ciencias y Técnicas Directivas (de Gobierno o Gerenciales), que será establecido en la Ley Orgánica correspondiente. L@s actuales tienen dos años a partir de la presente fecha para hacerlo, de lo contrario cesarán en sus funciones" …

Así nos garantizaríamos que desde la Presidencia, l@s Ministr@s y Viceministr@s, Vicepresidentes, Gobernadores, Alcaldes, Diputad@s, etc. al menos, tengan una mínima formación técnica, política y espiritual, que tánta falta les hace. Para no seguir siendo "curanderos de la política", ni piratas de un barco que se nos hunde, no sólo por vientos huracanados, sino por falta de pericia. Ya basta de que "en el mundo de los ciegos el tuerto sea el Rey". No basta la audacia, la viveza, la valentía, la suerte, estar preso: es necesario el Conocimiento, el Liderazgo y la Experiencia sólida, para GOBERNAR.

Finalmente: Chávez en varios "Aló Presidente" hizo uso de conceptos, categorías teóricas y metodológicas de Matus, entre ellas el Triángulo de Gobierno, el concepto de Estrategia, entre otros. Incluso, desde Italia, el Embajador Isaías Rodríguez, señaló que el concepto de Misión, estuvo inspirado en Carlos Matus.

De modo que, no hay lugar a dudas, ayer como hoy, el proceso constituyente, tienen en Chávez y en Matus, dos referentes teóricos y prácticos, directos e indirectos, que nos obligan a preguntarnos:

¿Es la constituyente la salida a la Crisis?

Por los momentos, mientras profundizamos en el análisis, con rigor y haciendo uso del arsenal teórico y metodológico del Método PES, iniciado por Matus, debemos decir que, la Constituyente – como proceso – es una apuesta que esperamos tenga el impacto esperado, sobre todo porque "nada ni nadie la detendrá", según nos anunció el Presidente Maduro. También es verdad, señor Presidente, que: nada ni nadie sabe exactamente qué es lo que pasará cuando se elijan l@s candidat@s, se instale la Asamblea Nacional Constituyente y se apruebe o niegue la nueva Constitución. Estamos en un contexto y una realidad plena de incertidumbres, de final abierto e indeterminado. Sólo podemos apostar y actuar en consecuencia. El juego triádico social (interno y externo) tendrá un resultado. Esperamos que sea a favor de los sueños y anhelos por los que lucharon Chávez, Matus y Allende, y tantos y tantas que han ofrendado y sembrado sus vidas a favor de la Felicidad Social y la supervivencia de la Humanidad. Amén.

De algo estamos seguros: La Constituyente es un proyecto (OP) direccional y, a la vez, es un proyecto (OK) procesal, que requiere ser complementado y viabilizado, para que el balance de gobierno sea favorable. Sugiero retomar la crítica y la autocrítica, antes, durante y después del proceso constituyente, para que no se nos muera la esperanza. Y rectifiquemos y ajustemos lo que haya que corregir y mejorar. Con toda la verdad del pueblo. Como lo exigió Chávez y el propio Presidente Nicolás Maduro, cuando al finalizar su discurso en la concentración en la avenida Bolívar, a favor de la PAZ, el 01/09/2016, señaló y no se nos olvida:

"Voy a abrir una línea de debate, para recibir toda la verdad del pueblo.

Para recibir sus críticas, autocríticas, sus propuestas.

Para seguir cambiando todo lo que tenga que ser cambiado.

Para perseguir a los burócratas y corruptos…

Para que el pueblo se incorpore, masivamente, con sus críticas y con sus propuestas, para que hagamos lo que se llama un REVOLCÓN de todas las políticas públicas que no estén funcionando"

Aprovechemos, si no se hizo lo prometido, para que hagamos de la Constituyente un verdadero REVOLCÓN. Para que no le ocurra, señor Presidente, lo que con honestidad y, seguramente, molestia, tuvo luego que decirnos, públicamente, en uno de sus programas dominicales y nos dejó boquiabiertos, aunque ya lo sabemos e incluso lo hemos alertado mil veces:

"A veces pregunto cómo está tal cosa, y me dicen: vamos muy bien, perfecto, excelente Presidente; luego cuando nos metemos en las catatumbas del pueblo, para ver si es verdad, nos encontramos que las cosas no son como me han dicho: no es verdad que vamos viento en popa, no, a veces la cosa está mal, muy mal y en lugar de decírmelo, para tomar medidas correctivas, me lo ocultan"…

Recordemos, entonces, aquello que nos decía Don Luis Zambrano, cuando lo visitamos en la hermosa población de Bailadores, Mérida, para invitarlo, en los años 80, a participar en la I Exposición Nacional de Tecnología Popular en el marco de las III Jornadas Científico- Técnicas de la Facultad de Ingeniería de LUZ.

Aquel hombre sencillo, humilde, radiante y sabio nos decía, con voz pausada y casi en susurro, cuando nos veía todo acelerados, queriendo parir antes de tiempo, por esas "urgencias históricas" que nos hacen pensar que todo está a la vuelta de la esquina y que los cambios genoestructurales, como el caso de la Constituyente, fueran cosas de unos días. Nos decía Don Luis y nunca se nos olvida: No por levantarse de madrugada, amanece más temprano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1080 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247217.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO