Hugo Chávez, Carlos Matus y la Escolag

Hay seres excepcionales, únicos, impecables, trascendentes e insuperables, que dejan huella imborrable en su paso por la vida: Hugo Rafael Chávez Frías y Carlos Matus Romo, son dos de esos latinoamericanos que, sin duda alguna, han contribuido a los procesos de cambio y transformación que hoy vivimos en Venezuela. Matus, haciendo sus aportes teóricos y metodológicos: su Teoría de la Práctica y el Juego Social, las Ciencias y Técnicas de Gobierno y el Método de Planificación Estratégica Situacional  y Chávez, apoyándose en parte en estas teorías y métodos, logra convertirlos en praxis de cambio y transformación permanente, alimentando, con ello, la teoría, el método y el arte de gobernar en revolución, con eficacia, aunque con limitada eficiencia, como él mismo lo reconoció. Por eso: “Eficiencia o nada”, fue su última exigencia.

Conocí a Matus en el año 1979, cuando fui su discípulo en Teoría y Método de la Planificación; luego fue mi Tutor, junto con Justo Márquez, de mi Tesis de Grado en la Maestría en Macroeconomía y Planificación del Desarrollo en LUZ;  desde entonces, cambié mi profesión de Ingeniero Químico por el de Planificador, dedicándome a estudiar, aprender, enseñar, escribir y tratar de comprender y enriquecer su propuesta conceptual, metodológica y práctica. Para ello, me mantuve informado y actualizado, todo el tiempo,  de los avances realizados por el Maestro, en su recorrido por América Latina y el Caribe. El 21 y el 22 de diciembre de 1998, acompañé a su familia, en nombre de todos sus discípulos. Allí fueron incinerados sus restos en Caracas y luego esparcidos frente al mar, en su casa en Isla Negra, donde era vecino de Pablo Neruda. Así lo dije, en unas palabras que preparé y no pude leer ese día, cuando asumí hacer realidad, en gesto agradecido, el reto de la ESCOLAG, no sólo porque es una necesidad, sino porque fue uno de sus sueños no realizados. Fue mi juramento de gratitud.

Supe de Chávez, como la mayoría de los venezolanos, el 04 de febrero de 1992. Lo conocí personalmente, en 1994 en la Casa del profesor Universitario de LUZ, recién salido de Yare. Fue una reunión de profesores universitarios en los que sólo asistimos: Chávez, Pilar Luengo, Andrade -su guardaespaldas- y el suscrito. Allí hablamos de su visión de país, sus esperanzas y las razones que le llevaron a la “rebelión militar” del 4F. Me tocó hablarle de mi experiencia en Colombia, de donde venía de participar - representando al Postgrado en  Intervención Social de LUZ, donde era profesor de Planificación Estratégica - en un evento sobre Desarrollo Social, promovido por la Dirección General de Integración y Desarrollo de la Comunidad (DIGIDEC), también le hablé del evento Binacional que promoví y organicé en Maracaibo sobre Desarrollo Social, en el que conocí a Arias Cárdenas, allá en los espacios del Centro de Educación Popular de Santa Rosa de Agua, en 1994. También le hablé del proceso constituyente que se había  realizado en Colombia y sus bondades. Me hizo incluso regresarme a casa para buscarle una Constitución de Colombia y así lo hice esa misma tarde. Pude entregarle además mi libro de Planificación Estratégica Situacional (publicado por EDILUZ en 1989) y ver la cara de sorpresa y alegría en su rostro, al saber que estaba dedicado al pueblo Chileno.  Ese día, me interrogó sobre mis conocimientos y experiencia  en materia de Planificación Situacional y su deseo que lo asesorara para culminar su tesis en la Maestría en Ciencias Políticas que cursaba en la Universidad Simón Bolívar. Me comprometí a ayudarlo, aunque me indicó que Jorge Giordani, ya lo estaba haciendo. Luego lo ayudé indirectamente.

Como nos lo recordaba Matus, a cada rato, desde la década de los 80:

“En América Latina, necesitamos con extrema urgencia elevar la capacidad personal e institucional de quienes acceden al gobierno, pues, lamentablemente, éstos no están preparados para gobernar…Los problemas del futuro requerirán equipos de gobierno excepcionales para enfrentarlo o la democracia será imposible. Podemos perderla por desilusión sobre sus bondades o desesperación por transformarla…Se hace importante seleccionar, formar y actualizar acertada y aceleradamente a los miembros del equipo de gobierno, so pena de ser víctima ciega de Ministros o asesores tecnocráticos,la mayoría de las veces deformados por ciencias parciales, en muchos casos superadas, que éstos aplican, desconectados de los intereses y necesidades políticas”. (De allí la importancia de la ESCOLAG y del IZEPES)

La influencia de Carlos Matus en el pensamiento y en la acción del comandante Chávez es muy importante e indiscutible. Esto quedó de manifiesto en las respuestas que le diera el Presidente Chávez a Martha Harnecker, en la entrevista que fue publicada, en agosto del 2002, en un libro titulado: “Chávez: Un hombre, un pueblo”. Allí puede constatarse la afirmación que hacemos:

Pregunta (MH): ¿influyó de alguna manera la experiencia chilena y los problemas que tuvo que afrontar Allende al pretender realizar cambios sociales profundos dentro de los marcos del sistema democrático representativo burgués?

Chávez responde:Mira, te puedo decir que la experiencia de la Unidad Popular, no influyó mucho en mi forma de ver las cosas, pero sí influyó Carlos Matus, un economista chileno, que fue ministro de Allende… El sostiene que quien pretende transformar la realidad debe ser capaz entonces a través de la ciencia y del cálculo de determinar cuál de esas tres estructuras es la más débil y por ahí hay que atacar…Nosotros usamos esta metodología para analizar la realidad venezolana y fue así como decidimos comenzar el ataque por la estructura político-jurídica...”

Pregunta (MH):¿Qué mecanismo hay para evitar lo que Eduardo Galeano alguna vez conversando señalaba como el problema del eco, el gobernante y su eco...

Chávez responde: O como dice Matus: el líder y su jaula de cristal.. Y, por otra parte, Marta, yo tiendo a escaparme del encierro de la jaula de cristal de la que habla Matus, para lograr un contacto directo con la gente. Recibo una enorme cantidad de papeles y cartas. [...] (Se refiere a uno de los capítulos del libro “El líder sin Estado Mayor” del Dr. Matus, que trata el tema del aislamiento del líder con su realidad)

Pregunta (MH): ¿Has logrado trabajar en equipo? ¿Quiénes han conformado esos equipos?...

…He cambiado varias veces a ministros y viceministros. A veces cuesta que una persona logre tener las dos cualidades de las que hablaba Maneiro: eficacia política y calidad revolucionaria, o lo que Matus designa como la tecno-política. Tú a veces tienes a alguien muy bueno como político, pero entonces, a la hora de la dirección técnica o de la gerencia de un área específica, comienzan a mostrar debilidades

En la Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional,  del 15 de enero de 2004,  con motivo del Mensaje Anual del Presidente de la República, el Presidente Chávez al referirse al maestro Carlos Matus expresó:

“Aquel chileno a quien conocí no personalmente pero sí lo he leído mucho desde hace años, Carlos Matus, murió aquí por cierto hace pocos años, profesor universitario, conocido por muchos de ustedes estoy seguro, en la Universidad Central, en el Zulia hizo escuela Carlos Matus, es más me atrevo a recomendarle a todos los que aquí están ejerciendo funciones de gobierno, en cualquier nivel, señores Alcaldes, Alcaldesas, gobernadores, gobernadoras, ministros, ministras, les recomiendo las lecturas de Carlos Matus. Uno de ellos se llama “El líder sin Estado Mayor” y tiene que ver, precisamente, con la oficina del gobernante, como funciona la oficina de un gobernante en cualquier nivel. Son buenos métodos sobre todo para incrementar la eficiencia de la toma de decisiones, del flujo de las informaciones y del impacto de esas decisiones sobre una realidad a transformar...”

En septiembre de ese mismo año, exactamente el 2 de septiembre 2004, el Presidente Chávez, en el Aló Presidente N° 205,  realizado en  el Municipio San Francisco, en el Zulia, volvió a recordarnos públicamente a Matus:

Aquí en el Zulia hizo una escuela Carlos Matus, este buen planificador chileno.  Mira, aquí cargo yo el libro, aquí lo cargo, lo mandé hasta a empastar hace años, Planificación de Situaciones, y no sólo planificación, el capítulo ocho, tengo años con este libro dándole vueltas aquí: Mecánica de la planificación de situaciones. Pero lo que me parece más importante es el capítulo 6 que tiene que ver con la transformación de las situaciones, es el capítulo medular, cómo transformar las situaciones que yo leí en Yare, y me ponía a hacer dibujos allá. Dice Carlos Matus: En este modelo II, es un modelo de los tantos que él desarrolla aquí, el control del poder político inicial no guarda relación y es contradictorio con la estructura económico social antigua que aún prevalece. Ese es el caso nuestro.  Por ello, desde el control del poder político se realiza una transformación de la estructura económica social y de avance en la estructura ideológica, tal cual.  En Yare yo estudié esto con detalle, y ya me prefiguraba lo que venía, y me prefiguraba, nosotros vamos a tomar el poder político, yo no sabía si iba a ser yo el Presidente, que me importa, cualquiera ha podido ser, lo importante es el proyecto, hay que tomar el poder político primero, y desde allí la transformación de la estructura económico social que es lo más complejo, y avanzar paralelamente en la transformación de la estructura ideológica, es el modelo II de Carlos Matus.”

No podemos dejar de destacar, las referencias a Carlos Matus que hizo el Presidente el día 13/11/2004, en la Reunión de Alto Nivel,  realizada en el Teatro de la Academia Militar, con la presencia de Alcaldes y Gobernadores, Ministros y Viceministros, Presidente de Empresas del Estado y el Alto Mando Militar, para discutir sobre los Diez Objetivos Estratégicos de la Nueva Etapa y el Nuevo Mapa Estratégico, en ese importante evento, reunido con la plana mayor del poder ejecutivo, el Presidente Chávez, refiriéndose a Matus señaló:

 “Yo creo que hay que combinar ambas cosas: lo técnico y lo humano,  como dice Carlos Matus, escritor chileno, murió aquí hace pocos años, trabajó con Allende, estuvo preso, fue profesor, a lo mejor muchos aquí lo conocieron. Yo no tuve la suerte de conocerlo personalmente, pero lo leo hace mucho tiempo. Tiene varios libros, entre ellos: “Planificación de situaciones” y “Adiós, señor” Presidente, una novela, pero con un profundo contenido político…El arte de hacer posible lo imposible. Matus también habla de la planificación estratégica, que creo que hay que meterle mucho de humano. No sólo lo técnico”La política es el arte —tomo casi textualmente— de hacer posible mañana, lo que hoy es imposible” (refiriéndose al libro “Adiós Señor Presidente” de Carlos Matus). Eso es la política y, sobre todo, la política revolucionaria.  Dice Matus, en el epílogo de su libro: Planificación de situaciones, que uno puede ir avanzando muy bien desde el punto de vista técnico, con mucha eficiencia, y, sin darse cuenta, puede ir avanzando muy bien hacia el abismo.”

La última vez que tuve referencias, sobre la mención que el Presidente Chávez hacía de Matus, fue el 08 enero de 2008, fue en el primer Consejo de Ministro del 2008 - el número 553 del período de gobierno bolivariano - cuando Chávez se refirió a Carlos Matus. Allí, en medio de sus ministros y ministras, teniendo a su lado el libro de Matus, “Adiós, señor Presidente”,  Chávez lo enarboló, en dos oportunidades, para recalcar, en una de sus intervenciones: “estamos obligados a ser más eficientes, porque si no, nos puede pasar como dice el título de este libro y el pueblo nos tenga que decir: “Adiós, señor Presidente” o “Adiós, Gobernador o Gobernadora” o “Adiós, Alcalde o Alcaldesa”, tal como nos lo explica en esta obra – Chávez levanta el libro- el chileno Carlos Matus”

No tengo referencias públicas, en los años siguientes, sobre la mención que hiciera el comandante Chávez sobre Carlos Matus en público, tal vez lo hizo en privado o incluso abiertamente, pero no tengo noticias, salvo la mención que hiciera nuestro embajador en Italia, Isaías Rodríguez, en el evento realizado en junio de 2012, donde se presentaron los avances y alcances de la revolución bolivariana, con la presencia del Cónsul en Italia Giancarlo Di Martino – ex Alcalde Maracaibo-  En este evento, Isaías señaló que las Misiones que hoy existen fueron una creación inspirada en Carlos Matus. Al respecto dijo:

“Esa fue una propuesta hecha por Carlos Matus, ex ministro de Economía de Salvador Allende, quien propuso el enfoque de potencia variable y el diseño de políticas públicas”  (Ref: Prensa Consulado de Venezuela en Milán. Ver en internet)

Tenemos una deuda con Hugo Chávez y con Carlos Matus Romo, este insigne intelectual latinoamericano, que nos legó, no sólo una Teoría de la Acción Práctica, como la “Teoría del Juego Social” y un enfoque de Planificación Estratégica, como el Método PES, mucho más potente y riguroso que los métodos tradicionales de planificación, sino que nos dejó esbozado uno de los proyectos educativos más importantes, no sólo para América Latina y el Caribe, sino para el Mundo: el proyecto de la Escuela Latinoamericana de Gobierno, que ahora llamamos, más ampliamente: Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG), estoy convencido que si Chávez hubiera conocido este proyecto con detalle y no hubieran existido, como existen, tantas resistencias de parte de actores claves que pudieron haber ayudado a construirle viabilidad, hoy, este proyecto tendría la fuerza telúrica suficiente como para transformar completamente la teoría y la práctica de nuestros maltrechos gobiernos, no sólo en Venezuela sino en toda América Latina y el Caribe, y también, por supuesto, de nuestros gobernantes que como insistentemente sentenciara Carlos Matus: “No saben que no saben”.

 

 hugomoyer@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8272 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter