Las ironias de Giordani: Diez diferencias entre nosotros (II)

¡Ya no es posible callar! (I)

http://www.aporrea.org/actualidad/a190323.html

Al siguiente día de la famosa “rendición de cuentas” de Giordani, comencé a escribir mi respuesta. Escribí unas 30 páginas y me detuve. Comencé a buscar información complementaria en internet y a leer las posiciones encontradas que salían. Envié el borrador a varias personas, mientras dejaba “reposar” el texto, en espera de sus comentarios. Decidí entonces publicarlo por partes, así tuviera que publicar numerosos artículos con el mismo título: “Las ironías de Giordani”. Y espero que así sea. Aunque nada está determinado hoy. Vivimos de incertidumbres, plenas de sorpresas.

Hoy,terminé de redactar,un artículomuy largo, de unas doce páginas –menos mal que Aporrea lo permite, aunque a la gente no le gusta leer algo tan extenso- y cuando me disponía a enviarlo -sin la corrección de mis asesores comunicacionales, que se enojan cuando lo hago-, comencé a encontrar diferencias importantes en las distintas posiciones, diez de las cuales, quiero compartir con ustedes. Veamos:

  1. Se utilizan indistintamente y se asocian,en los diversos articulistas,como es costumbre, los términos: Lealtad o deslealtad, fidelidad o infidelidad y traición. Una de las diferencias es que muchos consideran que Giordani no es un traidor, aunque nologran distinguir la diferencia entre lealtad y fidelidad.La Enciclopedia Británica en su Edición Nº 11, define la lealtad como “adhesión al soberano o gobierno establecido del país de uno”. Yo sostengo que Giordani fue desleal con el equipo de gobierno, con el proceso y con Maduro, aunque haya sido fiel a sus valores y principios, e incluso, fiel a Chávez. Lealtad y Fidelidad no son lo mismo. Discutible. Claro está. Para eso es el debate, si se acepta.(Ver:http://www.guidoluis.com/?p=1306 y http://es.wikipedia.org/wiki/Lealtad)

 

  1. Tampoco se diferencia con claridad, si la traición o la deslealtad está referida a Chávez, a Maduro o ambos –como personas, amigos o como Presidentes -, o si la traición es al PSUV como partido -donde no sabemos si milita Giordani o si es librepensador o sigue en el MAS- o si la traición, deslealtad o infidelidad, es con la Patria o con el cargo de Ministro, que tenía en el momento de hacer público su testimonio. Incluso, si la traición o deslealtad, es con sus amigos –de la UCV, por ejemplo- e incluso consigo mismo. ¿Puede haberse traicionado Giordani a sí mismo? ¿Traicionó a Dios? ¿Traicionó al pueblo?

 

  1. A veces, no se logra diferenciar que el problema de su escrito, no es si estamos o no de acuerdo con el contenido, lo que se cuestiona, en general, es la forma o procedimiento utilizado por Giordani para dar a conocer los problemas que percibe. Podemos estar de acuerdo, total o parcialmente, con su contenido o el fondo del asunto. Lo que está en discusión, en lo inmediato, es si la forma como se hizo fue la más adecuada. Por ejemplo: Si Giordani es militante del PSUV pudo habérsela enviado a la Dirección Nacional para que la considerara y/o al Presidente Nicolás Maduro para que, aunque prescindiera de sus servicios, si lo consideraba prudente y necesario, fuera considerada por el próximo Ministro y/o por el propio Presidente. Al hacerlo públicamente, queda abierto el debate de su contenido hasta por parte de la oposición, que recibió ese regalode Giordani, como muchos otros. Esto nos pone en evidencia que los técnicos, como Giordani, no terminan de entender a los políticos como Maduro. Y a la visconversa. Por eso, la necesidad de la formación tecno-política, que yo ahora le he agregado: lo espiritual, ético o moral.

 

  1. También he notado, en las respuestas de los articulistas y en programas de radio o de TV, que cualquiera que hable “mal”, en contra, o esté en desacuerdo con Giordani, o con su publicación,se presume que tiene algo personal con Giordani y no logran diferenciar que él fue, y lo era en el momento que escribió la comunicación, nada más y nada menos que Ministro de Planificación y Desarrollo. Es más era: Ministro del Poder Popular, cuestión que parece más una etiqueta que una realidad.De ñapa era, para muchos, el Ministro estrella, por lo menos, del propio Chávez. De modo que se le está respondiendo al Ministro o ex Ministro, no a la persona llamada Jorge Giordani. Tampoco se le está respondiendo al profesor jubilado de la UCV que, por supuesto lo es. Nos estamos refiriendo a un líder del gobierno, cuyos “actos de habla” tienen un impacto muy alto, sobre todo, en materia económica y política. No es cualquier personaje, el que “incendió la pradera”. ¿No tenía conciencia Giordani de esto? Les sugiero leerse a Habermas, Searle y Austin, entre otros.

 

  1. A propósito de los impactos que se han generado y se generarán en el futuro –ojalá que como oportunidad para mejorar el proceso, así lo deseo- tenemos que diferenciar los que se han venido generando y se generarán al interior del PSUV, del Polo Patriótico, de las UBCH y en definitiva, a lo interno del proceso, incluyendo las consecuencias económicas, políticas, o de otra naturaleza, que tengamos que pagar, o recibir, en compensación. Tal es el caso de lo que acaba de sucederle al apreciado camarada, Héctor Navarro, por salir a defender a Giordani. Otra cosa muy distinta, son los impactos en la oposición y los que aprovecharán ellos para sacarle partido a su favor. La solicitud de enjuiciar o llamar a declarar a Giordani a la Asamblea Nacional (Nuevo Tiempo) o a la Fiscalía (Voluntad Popular), es un reflejo de que el testimonio de Giordani, tendrá repercusiones históricas, que habrán de juzgarle su nivel de responsabilidad. De modo que su título: Testimonio y responsabilidad histórica, le viene al pelo. Porque no fue una granada de mano la que lanzó. Tampoco es una Bomba Atómica, claro está. El impacto, no está aún determinado. Ojalá, no se nos salga de las manos.

 

  1. Mucho se ha hablado de que los que se pongan a defender a Giordani, se les aplicará la ley –no se si mordaza-, pase a tribunal disciplinario, etc…menos mal que no es al paredón, porque no estamos en dictadura. Aquí bueno es diferenciar, entre quiénes opinan y tienen militancia partidista yocupan un cargo de relevancia en la Dirección del Partido o en el Gobierno y, quiénes opinan como simples militantes o librepensadores. No puede ser el mismo tratamiento ¿Cierto Héctor? Supongo que quienes lo hacen, asumirán el riesgo de hacerlo, como lo hemos hecho, quienes hemos ocupado cargos importantes y nos han pasado factura por cosas más tontas ¿Giordani y Héctor no lo hicieron nunca? ¿O es que aquí vivimos un liberalismo político?

 

  1. A propósito de la “libertad de expresión”, bueno sería escuchar a militares activos, o no, con relación al tema. No se si lo han hecho. La única manifestación, por cierto colectiva, que he visto como respuesta a la lealtad al jefe de Estado y de Gobierno, fue en el acto de hoy, 24/06, con motivo de la Batalla de Carabobo, que casi me pareció una respuesta a Giordani y a la oposición. El resto de los opinadores, sobre todo, los que están a favor de defender a Giordani, la mayoría son profesores universitarios: Héctor Navarro, Tobi Valderrama, Vladimir Acosta, entre otros. Lo que plantea una interrogante sobre la perspectiva Civil y Militar, en el proceso, en el que, como se sabe: la mayoría de los Militares son obedientes y disciplinados. Y la batalla que tenemos con el imperio, las transnacionales, el poder oculto mundial y la oposición nacional e internacional, nos demanda disciplina y obediencia. Aunque no nos guste a los académicos e intelectuales, acostumbrados a la Autonomía Universitaria, que ha permitido que ocurra cualquier liberalismo conservador.

 

  1. A algunos les he escuchado decir, o les he leído en sus artículos de opinión, que lo que le faltó a Giordani fue hacer la autocrítica necesaria. Algunos, compartiendo todo lo que dijo y otros, sólo compartiéndoloparcialmente. De modo que, pareciese quedar claro que, la crítica, como nos dijo el Che y nos lo repetía constantemente Chávez, debe venir acompañada de la autocrítica y este no fue el caso de Giordani, que nos debe la autocrítica de estos 15 años de gobierno, en especial en lo económico, lo político, lo social y lo ambiental, por lo menos.

 

  1. Otra cosa, relacionado con lo anterior es si la crítica y la autocrítica debemos hacerla al interior del sistema al que pertenecemos (gobierno, PSUV, amigos, etc) o si es conveniente y oportuno, hacerlo externamente a la piel del sistema, como lo hizo Giordani. Y si es así, si debemos abrir el debate público, incluyendo a la oposición y a los oscilantes, entonces porque Giordani no dijo quienes son los franceses, antes que nos lo dijera Heinz Dieterich o cual es la lista de empresas fantasmas y quienes son los mayores corruptos antes que nos lo diga alguien más, ojalá con suficientes pruebas en la mano, sin escatimar si son afectos al gobierno o a la oposición ¿Acaso le faltó valor para decirlo o es puro bluf? A mi me gustaría que nos dijera si el Plan de la Patria lo elaboró sólo Chávez, de su puño y letra, o tuvo la asesoría y el concurso del Ministerio de Planificación y Desarrollo. Porque yo tengo mis observaciones de forma y de fondo y me gustaría debatirlas públicamente, si fuera posible. Recuerde: “Las intenciones no preñan” y “el camino al infierno, está lleno de buenas intenciones”. No es suficiente querer, es necesario poder lograrlo. Viabilidad, pues. Finalmente

 

  1.  Es probable que la gente común y corriente o los “poco estudiados”, como decía mi abuela, no sepan diferenciar entrePlanificación del Desarrollo y Planificación Económica o entre Planificación y Presupuesto; pues bien, esa diferencia debe ser aclarada públicamente en los debates a los que nos están convocando varios sectores. Y es bueno que el nuevo Ministro de Planificación, tomé conciencia, si es que ya no la tiene, de la diferencia entre estos aspectos. Por cierto: Planificación del Desarrollo no es lo mismo que Planificación Urbana o Planificación Industrial o Planificación Comercial y menos, Planificación Monetaria. Aunque sería muy largo hablar de estos temas, por ahora, sólo quiero significar que prácticamente todos los Ministros de Planificación del Desarrollo, concentran sus esfuerzos, como lo hizo Giordani, en la Planificación Macroeconómica y si les da tiempo, en la Planificación Social. Esto es un grave error ¿Quién carajo se detiene a revisar los Métodos, Técnicas y Procesos de Planificación que hemos utilizado? ¿Quién dijo que un Plan es un “Torbellino de Objetivos”? ¿Quién garantiza la articulación, armonía y direccionalidad de los planes?Eso nos remite, a la necesidad de revisar los Métodos de Planificación y de Gobierno, que hemos venido utilizando y aprender a diferenciar, por ejemplo, que el Método de Planificación Normativo –que hace énfasis en el deber ser y en la “lluvia” de objetivos-, es diferente al Método de Planificación Corporativo o al que trató de aplicar Giordani, en un tiempo:el Método de Planificación Bajo Presión - creo que de autores ingleses- y muy diferente, sin lugar a dudas, al Método creado y desarrollado en Venezuela, por un latinoamericano excepcional, ex Ministro de Economía de Salvador Allende, el Dr. Carlos Matus Romo. Mismo que propuso el Método de Planificación Estratégica Situacional, Método de Planificación Pública o mejor conocido como Método PES. Ese es otro capítulo que consideraremos después: la diferencia entre dos personajes que influyeron en Chávez, en materia de Planificación y Gobierno: Carlos Matus Romo y Jorge Giordani:

 

¡Por ahora¡ lo dejo hasta aquí, hasta la próxima oportunidad

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3723 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190482.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO