Respuesta a la errada posición como jurista del Dr. José Enrique Molina

“¿Dijiste media verdad?
dirán que mientes dos veces
si dices la otra mitad”
Antonio Machado

El doctor o abogado, José Enrique Molina, lo he dicho en otras ocasiones en mis escritos, fue de estudiante i recién graduado un rebelde de izquierda (algunos lo señalaban de comunista); se lo escuché a su padre que fue mi profesor i mi gastroenterólogo por un tiempo; i a mi hermano mayor, médico, compañeros de promoción o de clínica que, José Enrique desde estudiante se fue a un barrio (creo que un rancho de Santa Rosa de Agua), era rebelde con su familia mui acomodada, i hasta rechazó un Mercedes Benz que le regaló de grado su padre, para volverlo al redil. Después perdí su pista, pero siempre que me hablaron de él o en jornadas como la que se hizo en honor a Luis Hómez Martínez, todavía lo considerábamos así. Posiblemente, esas credenciales que ahora exhibe, hechas en Londres i el desempeño de la docencia en L.U.Z., hicieron esa “mutación genética en genes políticos” que quien la sufre, de comunistas paran hasta en cureros u opusdeístas. Ahora, cuando le respondo a su interpretación de las Constitución i las Leyes, creo que tengo también credenciales para hacerlo; también fui un Summa Cum Laude en Filosofía; Sobresaliente en Madrid i Gran Distinción en Lovaina; fui Constituyente que trabajó en la Comisión de Administración de Justicia i en la del Poder Moral. Tengo algunos granos de arena en esa Constitución i desde hace muchos años, muchos piensan que soi también abogado por mis opiniones, no tan desacertadas como la suya ahora, cuando interviene a favor del Gobernador del Zulia. Por eso, hago estas observaciones, porque usted, en casi la totalidad de una página en PANORAMA, pagada por su defendido; tiene a pie de página “Un nuevo tiempo…contigo” i para impresionar más, su foto, ya con fisonomía de adinerado escuálido i un resumen curricular resaltando su paso por Londres i su jefatura de Cátedra. En eso también me lo gano por varios cuerpos. I créame que hago esta introducción porque su posición me indigna; enloda sus credenciales, mintiendo o por lo menos diciendo medias verdades, por lo cual le aplico los versos de Antonio Machado. I como sabe que está tergiversando lo que expone la Carta Fundamental de la República (mal ejemplo para sus alumnos) dirá que no me contesta porque soi un improvisado que no merece molestia alguna.

Empecemos categóricamente como abogado que es i más responsable de su debilidad, por ser docente: la decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, se apoya como usted mismo lo dice, en el Art. 229: NO PODRÁ SER ELEGIDO PRESIDENTE O PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA QUIEN ESTÉ EN EJERCICIO DEL CARGO DE VICEPRESIDENTE EJECUTIVO O VICEPRESIDENTA EJECUTIVA, MINISTRO O MINISTRA, GOBERNADOR O GOBERNADORA Y ALCALDE O ALCALDESA, EN EL DIA DE SU POSTULACIÓN O EN CUALQUIER MOMENTO ENTRE ESTA FECHA Y LA DE LA ELECCIÓN. Esto es tan claro, pero tan claro i preciso que, en la edición de la Constitución comentada por Juan Garay, comenta los artículo 228 i 230, i omite comentario alguno sobre el 229, porque allí está expresamente consignado que, el gobernador para postularse a candidato presidencial, necesita separación absoluta o sea, RENUNCIAR. ¿Dónde en ese artículo, esta distinción entre separación absoluta (renuncia) i separación TEMPORAL? Dígame ¿Yo no veo aquí, ni en la Ley del Sufragio que usted también cita i que generaliza diciendo cargos de dirección pública i nacional (para no repetir textualmente lo que está claramente establecido en la Constitución); sin embargo, allí en esa lei tampoco hai distinción entre separación absoluta i temporal, o sea mi antes apreciado amigo, que usted está mintiendo completo; ni siquiera media verdad, pero como enmaraña todo con repeticiones, digamos que simula una media verdad, de tal modo que si vuelve a opinar, dirán que miente dos veces. Suponga que el artículo 124 de la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política, haga alguna especie de excepciones a ciertos cargos menores o que algunos abogados hayan deslizado documentos de esos que tergiversan todo; pero ¿No dice acaso la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que su artículo 229 señala al GOBERNADOR, que al postularse tiene que renunciar? ¿Dice allí o no la palabra GOBERNADOR? ¿Por qué usted a cuenta de abogado con credenciales se presta para mentir porque está en la oposición? Sin embargo, como si estuviese fundado en la Constitución o en leyes precisas i detalles bien firmes, dice comenzando uno de sus últimos párrafos de esa opinión tan “aferrada a Derecho”: “A LOS GOBERNADORES DE ESTADO SÓLO SE LES EXIGE LA SEPARACIÓN TEMPORAL”. ¿Dónde está eso? Podría por ejemplo conseguirse algo en algunas leyes anteriores a la Constitución del 1999, pero usted sabe que eso si fuese contra el espíritu de la Ley de Leyes, no tendría valor. Realmente, doctor Molina, si usted menosprecia la inteligencia de los demás, de la GRAN MAYORÍA de venezolanos que cargan la Constitución en el bolsillo i la han leído (no como antes que era casi clandestina) su costosa página de hoi en PANORAMA, fuera medianamente tolerable; mas, compréndalo, es una opinión falsa que le desprestigia mucho. I por cierto, no diga la otra mitad de lo que usted cree que ha sido una opinión jurídica acertada, porque le dirán que miente dos veces.

Además, el señor gobernador lo que desea es participar en el sainete electoral que prepara la oposición con una serie de mediocres que saben que ninguno tiene carácter de líder ni ninguna aceptación en la mayoría del pueblo venezolano. Si Chávez ganó en 1998 siendo un candidato nuevo con un 7% de inicio, pero desarrolló una campaña ciclópea, digna i creíble para todos; i luego lo vimos cumplir con todo lo prometido i en su gobierno, relegitimado dos veces i con una labor que ningún presidente había hecho nunca, ahora está más que seguro de ser reelecto i que uno o varios adversarios (SI ES QUE LLEGAN AL FINAL DE LA JUSTA ELECTORAL) serán derrotados por una verdadera paliza electoral; empero, siendo el gobernador, casi un analfabeta cultural, careciendo de léxico i de ideas, su única vanidad es figurar, hablar necedades como decir “que tiene los cañones para derrotar a Chávez” o el lema de atreverse, pero teme perder los negocios i los privilegios de su cargo, al cual llegó por errores políticos del MVR, pero que, realmente no tenía condiciones ni para Alcalde. Lo que ha hecho es imitar o parodiar las Misiones del presidente en los aspectos que ha podido. De postularse (creo que no lo hará si tiene que renunciar), hará igual que en las elecciones parlamentarias; retirarse horas antes, pues obedece al las imposiciones del Imperio del Norte i tiene una deuda enorme, por su participación en el Golpe de Estado, el Saboteo petrolero, etc. Usted trata de defender a un traidor. Está rodeado de incapaces, maneja mucho dinero eludiendo pagos i compromisos (como lo que debe a los maestros) i logrando por el poder financiero que, hombres como usted, pierdan la perspectiva ética, moral i política en la vida. En verdad, me ha causado tristeza, leer sus argumentos.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4027 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a24029.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO