Diálogo para un armisticio que duró poco

Excarcelaron a varios dirigentes de la oposición, algunos de esos que han llamado presos políticos o políticos presos…Suspendieron también la marcha hacia Miraflores, y no la tomaron como preveían; así como tampoco llevaron a cabo el anunciado "Juicio Político contra el Presidente". Es que ese diálogo tan esperado, pero igualmente saboteado y esquivado por ensotanados de la iglesia, por tira piedras o por declaradores de oficio, parió en pocas horas, acciones que distendieron los ánimos… Y asimismo, en pocas horas de igual forma, empezó otra vez la incertidumbre y la tensión.

Este es un raro diálogo, el cual se inició con lo que muchos creían sería un armisticio laaargo, pero no fue así. Duró no más de cuarenta y ocho horas, a partir de entonces bullen las declaraciones guerreristas que ponen plazo de contaditos días para que el gobierno acepte un manojo de solicitudes cuyo incumplimiento, los llevarían a retomar las acciones de calle, parlamentarias, mediáticas e internacionales pautadas para esta semana… En reciprocidad el Presidente también ha hecho fuertes señalamientos a los miembros de la MUD.

Todo ello le da la razón a quienes no han creído en el diálogo en los términos que empezó a darse. De ambos lados. Los radicales de oposición ya han fijado innumerables veces su posición al aducir que no están dadas las condiciones porque existen "presos político" o porque el referendo que ellos llaman revocatorio debe realizarse este año, pues es el que determinaría las pautas del entendimiento nacional; lo mismo que sostiene Mons. Ovidio Pérez Morales al indicar que ese es el principal referente del diálogo, o sea, si no hay referendo no debe seguir el diálogo, y si no hay diálogo, ¿entonces qué pasaría monseñor…?

Para un sector del chavismo, el diálogo supone una entrega o un arrimar el boche a los intereses de la derecha que ha arrinconado al gobierno…Aunque no estoy de acuerdo con esta negativa, comparto la motivación principal que la impulsa, como es el temor de la entrega a retazos del Proyecto Bolivariano. Sin embargo cabe preguntar: ¿Qué hacer para salir de este laberinto, radicalizar más el conflicto al no ceder a un entendimiento? Que haya venido Shannon, aunque sabemos que es un emisario del mismísimo diablo que trajo azufre para rociarlo entre sus acólitos, y que se haya reunido con el gobierno ¿implica eso la entrega del Proyecto? Afirmar eso es temerario. Sabemos que estos son momentos críticos y de fragilidad en todos los órdenes, incluso en el ideológico, que se acrecentó a raíz de la muerte de Chávez. La verdad es que con esos atenuantes estamos aquí. Si no hubiésemos llegado a la situación en la que nos encontramos y estuviésemos viviendo como en los años espléndidos del gobierno chavista de 2006, 2007, otro gallo cantaría.

Pero ahora hay que seguir remando a contracorriente, con lo cual aumenta el peso de la embarcación, más aún si no hay armisticio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 899 veces.



Aquileo Narvaez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas