Saqueos: estrategia, comparaciones

Las crisis económicas y las desigualdades sociales de los pueblos inevitablemente han conducido al descontento popular. A lo largo de la historia de nuestro país, estos factores han sido detonantes de protestas, marchas y revueltas, algunas de gran repercusión en la vida del venezolano.

Juan Uslar Pietri, describe magistralmente los acontecimientos que precedieron la rebelión de 1814. Años tras años, las injusticias fueron curtiendo el resentimiento, la impotencia y las ansias de venganza de los menos favorecidos hacia los poderosos. Esto, aunado a los problemas económicos del momento, abonaron el terreno para desencadenar los terribles sucesos de esa época.

"La inflación fue tremenda (en 1814), faltaba una verdadera política financiera que saneara el país. El trabajador y el empleado seguían ganando igual que en los tiempos de la plata. La desconfianza en el papel moneda hacía subir los precios de los productos a sumas asombrosas. El estado de ánimo de los patriotas había decaído mucho con el malestar económico y la crisis monetaria.

Esta idea del papel moneda había venido a imitación de los "asignados" de la Francia revolucionaria. Pero mientras los asignados tenían una base que los respaldaba, como eran las inmensas propiedades de los nobles emigrados, en Venezuela no había tierra que los protegiera ni ninguna otra clase de riqueza.

…En realidad, si observamos bien la actitud de nuestros promotores de la independencia, veremos que sentían una intuición muy clara de lo que iba a suceder. Todos temían que se repitiese, en caso de darse libertades, las mismas escenas que azotaron a Santo Domingo al final del siglo XVIII, isla donde los esclavos degollaron a los blancos dueños de las plantaciones. Temían pues, y lo decían abiertamente, que la igualdad política significaba, en cierta manera, abrir el dique de las "castas" y que estas irían a perseguir, como consecuencia lógica, la igualdad social. Preveían inconscientemente lo que luego sucedió". (Historia de la rebelión popular de 1814. Juan Uslar Pietri, 1962. Pag. 05-42-43)

Los párrafos anteriores se corresponden con el análisis de la época de independencia y su momento más conflictivo, sangriento y de un marcado enfrentamiento de clases sociales. Se retrotraen hechos históricos donde el pueblo pobre busca justicia ante la gran desigualdad social y la miseria en que se encontraban, mientras los blancos criollos, dueños de esclavos y haciendas, buscaban independizarse del imperio español para tomar el poder político.

Una vez tomado el gobierno por los patriotas, las políticas aplicadas en la economía venezolana de 1811-1812, constituyeron un detonante para la explosión social de esclavos, pardos y campesinos, quienes acompañados por los comerciantes en quiebra, arremetieron contra la primera república, derrotándola, apoyados por el ejército realista.

La rebelión popular de 1814, liderada por el asturiano José Tomás Boves a nombre del rey de España, ha sido sometida al juicio y condena histórica, por su crueldad y práctica del terror. Pero se desconoce su esencia de insurgencia social, donde los oprimidos y excluidos en la colonia, teniendo como estandarte la distribución y apoderamiento de los bienes de los hacendados, gritaban muerte a los blancos. Era una verdadera lucha de odio de clases sociales y castas, donde las turbas insurgentes se apoderaban de lo que les fue negado durante siglos.

La historia de Venezuela, está en una redefinición. Por una parte, se visibilizan los hechos desconocidos por obra de historias oficialistas oligárquicas, y por otra, a través de una visión exclusivamente heroica de la lucha por la independencia.

El libertador Simón Bolívar, una vez muerto Boves por Pedro Zaraza, rectifica la política eminentemente militarista y retoma las consignas de la redención social. Hace 200 años el 2 de junio de 1816, proclama la libertad de los esclavos. Reconoce a un pueblo necesitado de justicia e inclusión, un pueblo explotado, acusado y calificado de hordas salvajes, bandidos, y asesinos.

EL 27 DE FEBRERO DE 1989 ¿FUERON DELINCUENTES LOS QUE SALIERON A PROTESTAR Y SAQUEAR?

Al comienzo del gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez, en 1989, se anunciaron medidas económicas y dentro de ellas el aumento de precios de bienes de primera necesidad, alimentos, gasolina, pasaje, entre otros servicios. Su aplicación fue el detonante que hizo explotar el descontento en la capital de la nación venezolana. Caracas y otras ciudades del país, fueron escenarios de saqueos y protestas contra las políticas hambreadoras impuestas a los venezolanos, que afectaban con mayor rigor a los más pobres. La ira se manifestó con inusual violencia. Se quemaron unidades de transporte público y otros vehículos, fueron violentados negocios y centros comerciales para apoderarse de neveras, cocinas, licores, alimentos, aparatos eléctricos. Una poblada, que hasta hoy, no se ha aclarado si fue dirigida por los opositores al gobierno adeco de derecha o de izquierda.

Lo es cierto es que desde el poder ejecutivo en ese momento histórico, se señala a los manifestantes como delincuentes, hordas salvajes, malandros, bandoleros y guerrilleros. Gran cantidad de ciudadanos fueron muertos por el ejército nacional en Caracas por órdenes del Presidente de la República y el entonces ministro de la defensa Ítalo del Valle Alliegro. Sin tenerse datos fidedignos, del número de fallecidos por las balas de las Fuerzas Armadas.

La inflación, escasez de alimentos y los altos precios en los servicios y productos de primera necesidad fueron configurando el descontento de la población y el trágico desenlace de 1989.

¿HUBO DESCONTENTO POPULAR EN LOS SUCESOS DEL MARTES 14 DE JUNIO EN CUMANÁ?

El 14 de junio de 2016, Los saqueos a panaderías, supermercados, licorerías, ópticas, tiendas de ropa, mercales, ferreterías y otros tantos negocios en la ciudad de Cumaná, evidentemente tuvieron el sello de la delincuencia, la humillación a las familias extranjeras en sus casas. Es indiscutible la acción criminal y hamponil en estos hechos. Fueron momentos de terror.

Los altos precios y la escasez de productos alimenticios, higiene, vestidos, etc, hacen cada vez más difícil la vida de los ciudadanos. Se debe reconocer desde el gobierno bolivariano, el deterioro indetenible de los sueldos y salarios. No hay anuncios de aumentos de precios, pero la escalada inflacionaria es extrema, el encarecimiento en todos los rubros se hace indetenible.

La indignación va ensombreciendo el ánimo de quienes experimentan a diario el menoscabo de su calidad de vida. Extensas colas para tratar de adquirir un producto, disminución de la ingesta de alimentos, imposibilidad de comprar ropa, zapatos, repuestos, artefactos, entre otros. Las políticas sociales de vivienda, educación, salud y alimentación, no son percibidas en su justa dimensión y son consideradas un deber del estado proveerlas. La conciencia de la transformación está ausente y desconectada de los propósitos originales de cambiar la sociedad.

Tiene el gobierno nacional que llamar a los propietarios de los centros de distribución y exigirles la venta al público de todos los bienes existentes y están desaparecidos de los anaqueles. La desestabilización política en última instancia, no la van a encontrar lejos de los centros del poder, por ello los que adversan al gobierno bolivariano utilizaron una muy equivocada estrategia al centrar como foco de atención esta zona del estado Sucre.

El estado demuestra su fuerza y capacidad de respuesta, ante una situación de caos social y económico como el vivido en esta ciudad de Cumaná, capital del estado Sucre. Hay que dar pronta solución a la situación precaria de esta región, que puede producir un estallido social de incalculables consecuencias negativas para Cumaná y toda Venezuela. Los pobres siempre han sido una bandera electoral, política y de fuerza. Urge tomar decisiones para superar esta agobiante situación social.

Orlandobalbas27@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1232 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: