La violencia electoral

La batalla por conquistar la hegemonía política en la conciencia del pueblo venezolano se libra en todos los escenarios, políticos, militares, culturales, pero principalmente en las masas, en los trabajadores, en las mujeres y en la juventud, no es poco lo que esta en juego, no es poca cosa que la principal potencia militar e imperial del mundo, USA, nos declare una amenaza para su pueblo y sus intereses en la región.

A los gringos no les creo nada, son capaces de todo, desde traficar con drogas para financiar a sus mercenarios en el mundo, hasta esa vergüenza de cárceles secretas donde se torturan y detienen a ciudadanos de cualquier parte del mundo sin juicios, ni defensa, donde son brutalmente torturados, pero la hipocresía de la sociedad dominante se cala que sean ellos precisamente los que evalúan las violaciones de Derechos Humanos en el mundo.

La violencia en las campañas electorales, donde asesinan hasta candidatos presidenciales es muy común en el imperio y en sus países satélites de su políticas intervencionistas como Colombia, no es una práctica común en Venezuela, cuando uno escucha a un Cesar Miguel Rondon por Unión Radio prácticamente dando por cierta las versiones que acusan al chavismo del asesinato del líder adeco en Guárico, se da cuenta de lo podrido de la matriz de información por estos supuestos señores del periodismo venezolano. Sr. Rondón espero escuchar su disculpas por la forma tan irresponsable como condenó al chavismo por un hecho que hoy apunta a un pase de facturas entre mafias sindicales de esa derecha de la cual usted pertenece.

Que cualquier candidato sea agredido es un hecho repudiable y debe ser condenado categóricamente por la sociedad entera, sin importar el color de su partido político, pero el Estado debe garantizar la condena rápida y oportuna de los responsables, sin que medie la militancia del partido político que pertenezcan, no debemos permitir bajo ninguna circunstancia la colombianización de nuestra dinámica política.

La intolerancia no es buena concejera, miremos las terribles experiencias vividas en nuestro continente, después de miles de muertos, finalmente las partes enfrentadas tuvieron que sentarse, reconocer al otro, fijar pautas de entendimiento y convivencia democráticas, lamentablemente antes tuvieron que enterrar a sus muertos y guardar el luto y el odio.

El Estado debe ser enérgico en la condena y en la captura de los responsables de hechos de violencias que ocurran en el marco de esta campaña electoral. Derrotemos la violencia.

La batalla del 6D es por la conciencia y el Socialismo Ético, Crítico Y Productivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1360 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: