Después de la VII Cumbre, guarimba y golpismo

    El despecho del oposicionismo criollo, por el rotundo fracaso imperial liderado por Barak Hussein Obama, debe mantenernos alertas, porque pueden volver a “descargar su arrechera” como lo recomendó el terapista de la Secta Tradición, Familia y propiedad, el año 2013, ante su rotundo fracaso y el triunfo del presidente obrero, Nicolás Maduro, lo que trajo consigo, muerte y destrucción, que se extendió a otras guarimbas, como las de los años 2014 y 2015, en medio de asesinatos, que aún gozan de impunidad, aunque el endorracista gobernante estadounidense, en su acostumbrada injerencia  imperial, reclame libertad para tales asesinos y autores intelectuales. El golpismo criollo y las movidas para la incursión armada y genocidio sobre Venezuela, luego de la “Executive Order”, pasada la VII Cumbre de las Américas, son inminentes.

     Ante tal amenaza imperial, se hace urgente evaluar un conjunto de circunstancias nacionales, del día a día, que podrían ayudarnos a conjurar cualquier indicio de violencia y muerte, que el oposicionismo y los plutócratas criollos buscan como detonante, para la incursión sangrienta contra nuestro pueblo venezolano, por órdenes imperiales que Barak Hussein Obama no ha derogado, ni ha dado muestras aún, de deponer en su actitud injerecista y genocida.

    Por una parte, está el “Desabastecimiento Programado”, que se viene agudizando, ahora con el añadido de la paralización de la producción, con múltiples excusas que buscan victimizar a los golpistas nucleados en Fedecámaras-Venamcham, además del colaboracionismo de algunos funcionarios, cuya responsabilidad es la de hacer que todo  boicot sea impedido a toda costa, a tiempo. Luego, será muy tarde.

     A este desabastecimiento programado se suman otras acciones y soportes, como la mediática, con campañas que disfrazadas de propaganda, subliminalmente, se liberan de responsabilidad e inducen a la población, en general, a atribuirle toda culpa del desabastecimiento programado al gobierno nacional, verbigracia, las campañas televisivas de Farmatodo y Empresas Polar, entre otras.

    En este orden de boicot, se ha sumado ahora, la táctica de movilizar pequeños grupos de focos para crear caos, utilizando a mujeres y supuestos funcionarios públicos, que con la técnica del rumor, se incorporan a las colas  de compras de alimentos y empiezan a buscar que en masa se provoque el caos, ahora, incluso y especialmente, en comercios y establecimientos que dependen directamente del Estado venezolano, como en los expendios de Mercal, PDVAL, Supermercados de la red Bicentenario, en donde, por ejemplo, el sábado 11 de abril del 2015, dentro del Supermercado Bicentenario de Caracas se observó: una señora militantemente agresiva y fobochavista, ubicada en las colas para comprar, alentaba a pasar por encima de las colas y tomar las cosas con la excusa del “ya basta de las colas a las que nos somete Nicolás Maduro y el castrocomunismo”, al mismo tiempo que, delante de ella, un ciudadano, quien dijo ser  antropólogo y funcionario del SEBIN, señalaba que el desabastecimiento era por culpa del Presidente Nicolás Maduro y sus funcionarios, porque ellos, supuestamente, funcionarios del SEBIN, hicieron supervisión y era el gobierno el que no entregaba las divisas al sector privado. Pero, cuando le pedí su identificación, misteriosamente, se esfumó del Supermercado Bicentenario. Ojalá, investigaran si tal funcionario existe, no sea que termine asesinando a quien esto escribe, como hicieron algunos delincuentes el pasado año 2014, para crear caos y derrocar al Presidente Nicolás Maduro. Por otra parte, las colas al Supermercado Bicentenario, han crecido tanto, que una persona tarda entre tres y cinco horas de largas colas para poder pagar a unos cajeros que hablan pestes, en voz alta, contra el gobierno y anuncian que Nicolás Maduro va a caer, con la ayuda de Barak Obama. El caos en el Supermercado Bicentenario y el mal trato a los compradores, lo saben hasta las piedras

     Igual sucede, con el desabastecimiento de la carne, porque los beneficiadores han decidido paralizar los mataderos, hasta tanto el gobierno no les libere el precio de la carne y si los regula, que sean los precios que ellos imponen. Al día de hoy, no se percibe ninguna medida efectiva del gobierno, en este sentido. No se consigue la carne a precio regulado, ni con sobreprecio. Seguramente, como ha sucedido con otros sectores, esperan a que el gobierno nacional ceda ante este chantaje, de manera silenciosa, agrandando aún más el boquete al bolsillo de los trabajadores. A esta acción de los ganaderos y beneficiadores de carne de res, el gobierno ha debido importarla de Brasil, Uruguay o Argentina y atosigar el mercado, además de que ciertos fundos ganaderos pasen a manos de consejos de trabajadores que estén dispuestos a producir y despachar, expropiando al parasitismo burgués, que ha castigado al pueblo.

    Igualmente, hemos de tomar en cuenta, que si hemos derrotado políticamente la mentira imperial, aunque no hemos conjurado su incursión armada y Golde Estado contra Nicolás Maduro, también es posible, detener el sistemático ataque golpista y fábrica de fascistas, que han surgido y se han fortalecido desde las universidades controladas por autoridades fascistas, nucleadas en lo que se conoce como AVERU. Hay voces desde el gobierno nacional, que errónea e intencionalmente, han aconsejado  no enfrentar la conspiración golpista en estas universidades públicas y dejar que personajes al servicio del Departamento de Estado, se enconchen en éstas y desde allí, saquen contingente de jóvenes, que han protagonizado la violencia y muerte en las guarimbas. Incluso, tecnócratas apelan a que esperemos a que estas universidades “caigan por su propio peso”, cuando lo que han logrado es fortalecerse, gracias a la impunidad con la que violan toda norma constitucional. De esta realidad no escapa una sola universidad privada, entre las que destacan: la Alejandro de Humboldt, la JMV, la UNIMET, la Santa María y la UCAB, esta última, como decana del golpismo al servicio de la Embajada de EEUU en Venezuela. En un supuesto negado, si derrocaran al Presidente Nicolás Maduro y a esta revolución bolivariana, socialista y chavista, la mayor parte del éxito habría que atribuirlo al trabajo coordinado que han llevado desde estas universidades con la U.S. Embassy en Venezuela.

     Tampoco es un secreto que muchas instituciones están minadas de fobochavistas, más que antichavistas, quienes ahora, agudizan su campaña de descrédito al gobierno, tal y como sucede en el Sistema Nacional de Orquestas, orgullo de los venezolanos, que fue posible alcanzar su masificación y gratuidad, gracias al gobierno revolucionario, al Comandante Hugo Chávez y al Presidente obrero, Nicolás Maduro. A este Sistema de Orquestas, la mayoría de niños que ingresan, son hijos de padres que odian y cultivan el odio hacia la revolución bolivariana, socialista y chavista, pero que sintiendo que su nivel de cultura y el prestigio de este exitoso programa, hacen hasta lo indecible, para que sus niños pertenezcan al mismo. Tampoco es un secreto el que sus directivos, instructores y profesores, son militantemente fobochavistas, razón por la cual, sus mensajes subliminales, sus comentarios y chistes crueles, siempre apuntan a agredir a esta revolución. Esto lo sabe el gobierno, pero precisamente, la revolución está en que Venezuela ahora es de todos, incluyendo a los opositores y oposicionistas. Pero, lo que no debemos permitir es que este hermoso sistema sirva de plataforma para la campaña que vienen adelantando para derrocar al gobierno revolucionario. La gran debilidad ha sido, en todo caso, la tolerancia desde las filas de la revolución, lo que no significa complacencias hacia el golpismo.

     Tampoco no es extraño el que hay una campaña contra el gobierno, de parte de algunos miembros de la FANB, aunque muy pocos, pero que utilizan a sus respectivos núcleos familiares, para hacer labor de zapa y extender sus campañas malsanas de rumores, difamaciones y mentiras, que hoy se extiende de manera abierta, con el silencio tímido y hasta cómplice de muchos que afirmamos estar con la revolución y permitimos que en colegios públicos y privados, espacios deportivos y culturales, plazas, hospitales y áreas comunes o de esparcimiento y recreación construidos por el gobierno revolucionario, como la red de hoteles de VENETUR, estas personas vociferen agresiones contra el gobierno y expresiones agresivas contra los afectos a esta revolución.

     Ha llegado la hora de que nosotros, como Pueblo bolivariano, socialista y chavista, siguiendo el ejemplo del Comandante Chávez y la determinación del Presidente Nicolás Maduro, defendamos la Patria, a lo interno y a lo externo, no permitiendo que a nuestro territorio de paz, la guarimba y la guerra económica lo conviertan en zona de violencia y muerte, que justifiquen llegar al zénit del golpe de Estado continuado contra Venezuela.

 

Prof. Luis Pino

@l2pino2



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1085 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206024.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO