Lenguaje y Psicología o terrorismo mediático

Uno que medio conoce el uso del lenguaje por ser la herramienta más importante de nuestro querido oficio y que tiene somero conocimiento de la psicología aplicada a la comunicación de masas es capaz de entender fácil el trasfondo ideológico del discurso del psicólogo y profesor universitario, Ángel Oropeza, en la entrevista radial que le hizo el colega Vladimir Villegas la noche del jueves 15 de Mayo de 2014, por Unión Radio.

El castellano es un idioma rico en recursos que permite millones de argucias lingüísticas. Con él se dice mucho sin decir nada y se soslaya la verdad. Y sí a eso se le suma que el emisor es un estudioso y conocedor de la conducta humana por estudio y por experiencia, que tiene buen tono de voz y domina la oratoria por su condición de maestro de aula universitaria y que tiene mucho training en el medio radial se cree estar preparado para engañar y tratar de confundir al receptor. En Venezuela se ha aplicado, hasta decir basta, el discurso político edulcorado para crear angustia, desazón, miedo y ansiedad en el pueblo venezolano, en aras de un estallido social sobre la plataforma de una supuesta crisis económica-social inducida por una terrible y criminal acción mediática llevada de manera sistemática nacional e internacionalmente.

Oropeza, de una forma resabiada y engolando la voz dijo que Nicolás es un preso de las tendencias internas que existen en el PSUV y el Gobierno. Y de que existen poderosos intereses en ese entorno que pujan para que en el país no se logre la paz tan ansiada y esperada por el pueblo venezolano. Vaya mentira mediática más terrible. Por qué para entender la situación conflictiva que vive el país solo basta preguntarse ¿quién gana con eso? Simple. La Oposición. Nunca el Gobierno. Aquí a La Canalla le viene al pelo el refranero venezolano: En río revuelto ganancia de pescadores.

Lo que nunca dijo Oropeza en esa entrevista ni tampoco el colega entrevistador se lo preguntó es que el problema de la escases y el acaparamiento son dos herramientas politiqueras y canallas utilizadas por poderosos sectores económicas que no quieren por nada que el diálogo prospere y que persiguen ahogar a la Economía Venezolana como hicieron con Allende en Chile antes de darle el golpe de estado que dio paso al Gorila Pinochet y a su tenebrosa dictadura. Acaso el Presidente Maduro no convocó a los Gobernadores y Alcaldes de Oposición a Miraflores en aras de lograr un ambiente integral de Gobierno. Acaso es mentira las toneladas de alimentos incautadas a diario en grandes depósitos. Aquí en Café Anzoátegui incautaron 76 toneladas de café. Y a una conocida carnicería de Lechería, 55 de carne de res. O es qué acaso es mentira que 82 periódicos en el mundo entero acordaron publicar todos los días una página echándole lastre al gobierno venezolano. Se le olvidó al sicólogo Oropeza cuando dijo que ninguna acción para obtener el poder de la Oposición no debe ser otra que el voto, que el 12 de febrero de 2014 Leopoldo López y María Corina Machado decidieron realizar acciones de calle para tumbar a Maduro y que hoy, después de varios meses, con más de 40 muertos y varias instalaciones públicas dañadas, insisten en la violencia como única vía para la SALIDA de Maduro de Miraflores.

Tampoco el Sr. Oropeza tocó el llamado a drenar la arrechera que hizo Radonski tan pronto el CNE informó el triunfo de Maduro y que generó el asesinato de 11 chavistas, incluyendo un niño, y el destrozo de varias sedes del PSUV y de varios CDI.

Oropeza nunca habló de la guerra económica, sobre todo en diciembre de 2013 cuando en tiempo de aguinaldos navideños los terroristas económicos de la Oligarquía criolla incrementaron los precios de los electrodomésticos para volver ñinga el bolsillo de los pobres, al extremo que llegaron a vender una nevera en 900.000 B/F. Tampoco mencionó las medidas aplicadas por el Presidente Maduro cuando decretó la guerra a esa especulación, determinaciones que conllevaron a una contundente victoria del chavismo en las elecciones municipales del 8D y que se convirtió en un golpe bestial al paro empresarial con las santamarías arriba.

El "opinador" profesional opositor o cosólogo (estudioso de la cosa pública) cómo se autocalificó el personaje de marras, nunca mencionó el llamado que hizo el archi derrotado Radonski a sus seguidores a protestar con arrechera tan pronto el CNE dio como ganador al Presidente Maduro en un abierto desconocimiento a la Constitución y, por ende, al CNE. Llamado irresponsable que tuvo como saldo 11 muertos, un niño entre ellos, y el destrozo de varios CDI y sedes del PSUV. Entonces cómo el Dr.Oropeza habla de la cultura del voto como única vía de acceso a Miraflores sí él es hincha de Leopoldo, María Machado y Radonski, tres furibundos violadores consumados de la Constitución y desconocedores de los veredictos del ente rector venezolano.

No Señor Oropeza. No es verdad que Maduro no quiere el dialogo. Al Presidente venezolano le interesa sobremanera la paz. Y el dialogo es la mejor vía para obtenerla. Pero la Paz tiene que ir acompañada con Justicia. En este tipo de conflictos corresponde el mayor peso de solucionarlo al Jefe de Estado. Y eso lo sabe Maduro. A quién no le interesa la Paz con Justicia es a La Canalla porque en un ambiente de de Paz con Justicia se consolida la Revolución porque Maduro, en lugar de invertir tanto tiempo en combatir el terrorismo, dedicaría más tiempo en desarrollar el Plan de La Patria.

Uno se queda mirando la terrible usura en los precios de cualquier cantidad de productos y la compara con la cháchara lingüística del Dr. Oropeza tiene que salir en defensa de la Revolución. Llevan varios años tratando de engañar al pueblo humilde con ese discurso habilidoso, técnico, guabinoso, sustentado hábilmente en el dominio del lenguaje, en un buen tono de voz, en la aplicación de la Psicología a la Comunicación de Masas y en el buen manejo del medio radial; pero éste no les ha parado bolas. Por el contrario cada día aprende más a escucharlos y a leerlos entre líneas. Y eso pasa porque los facurtos de la Oposición toda la vida han menospreciado a los cholúos y no han querido percatarse que el pueblo ya no es tan pendejo. Y eso se demuestra con el antiparabolismo popular al llamado de los terroristas para armar un estallido social. El pueblo sabe que los ricos les esconden la comida; les sacan la sangre con la especulación y qué no les importan someterlo a los peores ataques mediáticos y económicos.

Cerrando Señor Oropeza. Tenga presente que el venezolano de buen corazón y de espíritu democrático rechaza de plano el terrorismo, la guarimba. Y por eso no volveran a Miraflores. Y no se mate a pasiones; Maduro cuenta con un 56 por ciento de aprobación de su gestión, y más del 90% rechaza el terrorismo disfrazado de guarimba.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: