Insurrección popular

Los hitos históricos del 23 de febrero de 1958 y del 27 de febrero de 1989 son la mejor muestra de unas experiencias de insurrección popular verdadera, que analizarlas hoy resulta aleccionador porque en ambas hubo demostración de fuerza popular, solo que en la primera el pueblo y la fuerza armada contó con una orientación política hecha por la Junta Patriótica y en la otra la espontaneidad diluyó las nobles aspiraciones del pueblo alzado por todos lados pero sin orientación política, sin cause a soluciones para la redención social.

Tanto el PCV como AD y URD, como catalizadores de la rebeldía popular, a través de la Junta Patriótica, desde noviembre de 1957 se habían girado instrucciones de organizar las movilizaciones, es por ello que luego del alzamiento de Hugo Trejo el 1ero de enero, la Junta, convoca las manifestaciones estudiantiles el 21 de enero, y luego a la huelga general para concluir con el levantamiento del 23 de enero. Sin dudas una serie de acciones programadas donde se conjugaron los sectores estudiantiles, obreros, empleados y las barriadas con las fuerzas militares.

El 27 de febrero de 1989 a pesar de algunos focos organizados en barriadas de Caracas, no hubo la coherencia organizativa del 23 de enero, no obstante la rebeldía popular desbordada. La rebelión del 27 F de 1989 no tuvo a una izquierda organizada, ni contó con un liderazgo para catalizar la fuerza de la insurrección popular, la dirigencia de los principales partidos estaba desgastada y neutralizada, no existía un Hugo Chávez quien después levantaría las banderas el 4 de febrero de 1991, su movimiento rebelde canalizó las aspiraciones populares en diciembre de 1998, casi diez años después. El pueblo es sabio y paciente como lo cantó Alí Primera.

La locura que hemos visto en estos días con el llamado a rebeldía de “Voluntad Popular” y la alcahuetería de la MUD, sin un sustento popular sino con el mismo “cuento” del 11 de abril de 2002, ha demostrado que las ecuaciones políticas no son iguales a las simples ecuaciones matemáticas que los opos intentan aplicar en Venezuela con manuales preconcebidos por el Pentágono.

La respuesta del pueblo ha sido contundente: sumar la fuerza de los trabajadores de todo el país con la juventud estudiantil y el pueblo del barrio con una dirigencia coherente para reforzar el Proceso Bolivariano.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2059 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición