El fundamentalismo cultural y el racismo social pos-electoral de la derecha

La reacción de la derecha política venezolana-apuntalada con el concurso de los medios privados corporativos- se acompaña con el "argumento" fundamentalista cultural y el racismo social. Pretender imponer un triunfalismo con el pretexto de que salieron airosos en las ciudades y centros urbanos de mayor población contiene una actitud de desprecio y reconocimiento hacia la gran mayoria de la geografía-territorialidad-,donde se impuso el chavismo.

Además, es una invención disociada considerando que en el estado Miranda, donde "gobierna" Capriles Radonski, salieron derrotados por el 52% de el chavismo. Por supuesto, aquí el menosprecio es hacia los mayoritarios sectores populares que pueblan la entidad mirandina.

Un ejemplo de ello hoy, se manifiesta en la actitud del alcalde derechista de Primero Justicia, que en actitud resentida abandona la responsabilidad pública de atender el aseo urbano en las zonas populares de Petare.En lo inmediato la reacción de los sectores populares no debe ser otra que propinarle una contundente respuesta-protesta pública de carácter verdaderamente plebiscitario como se lo merece.

Por otro lado, la actitud arrogante y de disociación psicótica que pretende solapar la derrota, la acompañan con la cínica respuesta al llamado de diálogo del presidente Maduro, con la afirmación falsa de que ellos lo que reconocen es a la Constitución Bolivariana...!!!???Vaya cinismo de quienes precisamente violaron,rompieron y escupieron el texto constitucional antes y en el breve golpe de Estado que propiciaron en el Abril del año 2002.

Se podrá dialogar con semejantes adefesios parasitarios y estériles?

Otro elemento a considerar es la actitud ante el llamado de asumir la necesidad y la voluntad política de toda la nación con respecto a superar el Estado rentista petrolero para propiciar un verdadero desarrollo cualitativo sostenido con el trabajo productivo. Ante el debate nacional para superar el rentismo petrolero capitalista, la derecha elude,calla y actúa cínicamente porque su propuesta-programa no es otra que volver a intentar la privatización del petróleo y de los inmensos reservas naturales en función de sus propios intereses tal cual como en el pasado recién de CAP II y Caldera II.

Lo de ellos es paquetazos neoliberales, aumento de la gasolina pero con carácter privatizador y no redestributiva considerando la racionalización de la misma en tanto costo-precio y servicio.Además, soslayan la necesidad de un debate sobre el tema a nivel nacional y de carácter consultivo como se podría establecer según la propia Constitución vilipendiada y pateáda por ellos mismo.

Para la derecha la democracia ha sido un simple instrumento procedimental en función del Poder. Como no tienen ahora el Poder político, pretenden pasar la página.

Esto demuestra también la pobreza intelectual de quienes acompañañ a la derecha venezolana los cuales con su pretendida "ilustración" canónica con la que se autoreconocen, asumen una postura banal acompañada del fundamentalismo cultural y racismo social. Incapaces de producir sentido porque sencillamente están enlodados del mismo fundamentalismo cultural y racismo social propio de unas representaciones en crisis.

Ésa es la verdadera crisis que se manifiesta en el país propio de las élites que eluden su responsabilidad histórica y no fueron y no lo asumen como en su momento lo asumió valientemente y con una postura ética y moral el comandante histórico, nuestro Hugo Rafael Chavez. Ahora, con el legado asumido a través del Plan de la patria por parte del presidente Nicolás Maduro, la derecha come,calla y medra como la cigarra.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1770 veces.



Luís Palencia


Visite el perfil de Luís Palencia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas